Cómo funciona la vacuna sarampión para niños

La vacuna sarampión es la forma más eficaz de proteger a los niños de esta enfermedad altamente contagiosa que puede incluso mortal en casos más graves. El virus ataca el sistema respiratorio y genera erupción cutánea y fiebre. Su transmisión se realiza cuando una persona contagiada tos o estornuda. Sin embargo, una visita en el vacuntorio puede evitar la contaminación.

Entiende porque los niños necesitan tomar la vacuna sarampión

Cuando un niño no toma la vacuna sarampión, se expone al virus que, como se mencionó, es altamente contagioso. Este virus puede causar fiebres muy altas, tos, coriza, ojos rojos, diarrea, infección en el oído y pequeños puntos rojos por el cuerpo.

En bebés y niños estos síntomas pueden ser peligrosos y pueden llevar a los pequeños a la hospitalización. Esto es porque pueden terminar desarrollando neumonía, sordera, daño cerebral permanente e incluso muerte.

Vacuna sarampión en Chile

En nuestro país, la transmisión del sarampión fue eliminada en 1992. Sin embargo, el riesgo de contaminación todavía está presente en otros países. Por eso, los niños que van a viajar necesitan tomar la vacuna para que no corran el riesgo de ser infectados y también de importar a Chile la enfermedad.

La vacuntorio está disponible en todos los consultorios médicos públicos y privados y forma parte del programa nacional de inmunización del Ministerio de Salud. Está indicada para niños de 12 meses.

Sin embargo, hay niños que aún no han sido inmunizados. En este caso, los responsables deben buscar consultorios médicos para realizar la vacunación. Esto es aún más importante si el niño es viajar al extranjero.

En este caso, la vacuna sarampión es indicada para niños entre 6 a 11 meses 29 días que van a viajar al exterior y para niños de 1 y 6 años de edad que ya poseen una dosis administrada.

Aspectos a tener en cuenta luego de vacunar a mi hijo

vacunar_hijoUna vacuna es algo necesario para todo bebé, pues le ayuda a prevenir enfermedades y a enfrentar la vida de manera más segura. Luego cumplir dos meses de vida normalmente son vacunados contra algunas enfermedades, porque hacerlo al momento del nacimiento sería inútil debido a que el bebé no haría las defensas necesarias como consecuencia a la vacuna.

Luego de que los niños reciben las vacunas, los padres tienen pocos conocimientos sobre la forma de cuidarlos, es por eso que a continuación le daremos una serie de consejos para que los puedan cuidar apropiadamente:

Algunas consideraciones

-No debes modificar su dieta, ni tampoco los horarios de alimentación, ya sea leche materna o artificial como de costumbre porque el efecto que hace la vacuna es hacer que el sistema inmunológico aprenda a defenderse por si un día llega el virus real, y esto es parte de la vida diaria, aunque en menor intensidad como por ejemplo cuando respira o se mete cosas a la boca.

-Si el bebé tiene hinchada la zona del pinchazo o le duele, debes aplicarle frío local para que disminuya el calor y la hinchazón.

-En el caso de que el niño presente fiebre que sobrepase los 37°, lo mejor es darle un paracetamol, y por ningún motivo un ibuprofeno pues está completamente contraindicado para los bebés.

-Si el niño no reacciona con fiebre, es recomendable mantenerlo cómodo, como por ejemplo bañarlo por un tiempo prolongado y mantenerlo con poca ropa.

-Si el niño está irritable se recomienda estar muy pendiente de él, tomarlo en brazos y hacerle mucho cariño.

Ahora bien, usted se estará preguntando sobre la efectividad de las vacunas, pues debe saber que su efectividad de cobertura es del 90% , por lo que es muy poco probable que contraiga la enfermedad por la que fue vacunado. Y en el caso extremo que sea contagiado, es muy difícil que lo transmita porque la mayoría de los niños también han sido vacunados.