¿Qué debo hacer si mi hijo se pega en la cabeza?

hijo_cabezaPor más que cuidemos a nuestros hijos, los accidentes siempre pueden ocurrir porque son inevitables especialmente cuando se trata de los golpes en la cabeza. No obstante el cráneo de los niños es mucho más flexible que el de los adultos, de manera que puede aceptar los golpes de mejor forma.

Existen distintos tipos de golpes, los que van de menor a mayor intensidad. A continuación le contaremos cuáles son para que aprenda a diferenciarlos apropiadamente e ir al servicio de urgencias cuando sea necesario.

Tipos de accidentes

-Cuando es un golpe pequeño, solo se manifiesta con un chichón o un moretón. Y para ayudar a que desaparezca el dolor y la hinchazón lo más recomendable es aplicar frío inmediatamente (idealmente hielo) para que el proceso sea un poco menos doloroso.

-En el caso que tenga un corte o rasguño en la zona debes tener mucho cuidado, porque la piel de la cabeza está cubierta por numerosos vasos sanguíneos por lo que al recibir cualquier impacto, sangrará.

La forma de proceder es presionando con un paño limpio contra la herida para detener la pérdida de sangre, luego al tener un vendaje limpio se debe envolver la herida presionando un poco. Si es muy profunda, luego de esto debes llevarlo a urgencias.

-La conmoción cerebral consiste en un golpe que causa dolor de cabeza y vómitos. Ante esto debes acudir inmediatamente a un servicio de urgencias para evitar complicaciones.

-La fractura de la base de cráneo consiste en un golpe en la cabeza que provoca sangrado en la nariz, boca y oído, el que es muy peligroso porque puede perder líquido cefalorraquídeo. Si ves estos síntomas en tu hijo, no dudes en acudir a urgencias.

-Una hemorragia cerebral consiste en un golpe fuerte en el área de la cabeza que causa sangrado interno del cerebro. En el caso de que aumente la presión intracraneal, puede causar presión sobre el centro respiratorio, y provocar un paro respiratorio e inconsciencia.

Es preciso mencionar que pueden pasar varias horas antes de que el niño se sienta mal, por lo que ante un gran golpe en el área, lo mejor es llevarlo a un centro médico para que le realicen las pruebas pertinentes.