Técnicas para mejorar la respiración

respirar-voz-gLa correcta respiración se vuelve fundamental en ciudades contaminadas, tal como sucede en Santiago y más aún en el tiempo de temporada de otoño e invierno.

Con la llegada del invierno, también es común que los adultos se resfrien y empiecen con problemas de respiración, mientras que en los niños si están muy obstruidos las técnicas de Kinesiología son lo mejor para que logren soltar las flemas.

Pero no sólo para los resfríos sirve la kinesiología, también ayuda para que e el diario vivir se respire de forma correcta.

Las enfermedades de tipo respiratoria, tales como la bronquitis, asma y neumonía. Teniendo en cuenta eso es mejor una kinesiterapia respiratoria, puede ayudar a que el proceso de recuperación de una enfermedad compleja en algo sencillo,

Dentro de las técnicas que se emplean para mejorar la respiración son las siguientes:

  • Vibración:  son movimientos oscilatorios aplicados al tórax, con manos aplicadas al final de la espiración y perpendicular al pecho.

  • Maniobras de tos asistida: se debe saber diferenciar entre una tos irritativa o una seca o productiva.

  • Ejercicios respiratorios: se debe hacer una espiración lenta para limpiar las vías aéreas distales y aceleración de flujo.

  • Aspiración de secreciones:  esta técnica es utilizada en pacientes con lesiones o incapacidades del aparato respiratorio, a fin de evitar una disfunción.

  • Bloqueos: es una fuerza que se aplica sobre el tórax, compresión durante ciclos respiratorios  completos. Con esto se distribuye el flujo aéreo en el sistema bronquial hacia zonas hiperventiladas.

La idea de estas técnicas es poder mejorar el intercambio gaseoso que se ve alterado por las secreciones e inflamaciones que provocan las enfermedades. Estas técnicas, tanto niños y adultos podrán aumentar su capacidad de respiración cuando el frío haga de las suyas.

Importante es tener una buena respiración ya que el aire que respiramos es el que oxigena al cuerpo y lo hace funcionar de manera adecuada o no. Lo mejor es preocuparse de respirar de la manera correcta y si se sabe de algún problema que impide que esta función se haga de manera correcta es importante ir a visitar al doctor.