Cómo lidiar con niños hiperactivos

Los principales síntomas percibidos en niños hiperactivos, son la condición de inquietud, dificultad de concentración y foco, impulsividad y problemas con disciplina y organización.

Aprende cinco formas de lidiar con niños hiperactivos y mantener la salud infantil:

  1. Imposición de límites

Debido a la gran inquietud de los niños hiperactivos, hay una tendencia a que sean intolerantes a las reglas. Por lo tanto, corresponde a los padres imponer límites desde temprano y, a partir de recompensas y castigos, demostrar la importancia del respeto a las reglas.

  1. Fomento de la organización

Como ya citado, uno de los grandes problemas de niños con TDAH es el mantenimiento de disciplina, principalmente en las actividades escolares. Así, es esencial que haya un estímulo a la organización de todas las tareas.

Es posible obtener grandes ganancias a partir de la utilización de cronogramas y agendas – todo lo que estimule el mantenimiento de una rutina productiva en la vida del niño.

  1. Paciencia y comprensión

Aunque a menudo es fácil perder la cabeza ante las actitudes de un niño hiperactivo, la reprensión no siempre es el mejor camino. Es necesario comprender e intentar tratar de la manera más humorística posible, pues no siempre el niño es consciente de que está haciendo algo mal.

  1. Evite las comparaciones

Es común que muchos padres utilicen comparaciones para despertar cambios de comportamiento en los hijos.

Sin embargo, en el caso de niños hiperactivos, esta comparación puede no ser nada saludable, ya que algunas actividades presentan mayor grado de dificultad para individuos con hiperactividad que para los que no tienen el trastorno.

Por lo tanto, es conveniente no utilizar este artificio debido al riesgo del desarrollo de serios problemas de autoestima en el niño.

  1. Estimule la práctica de actividades físicas

La práctica de ejercicios físicos es muy beneficiosa para los niños hiperactivos. Además del gasto energético de actividades intensas contribuir a amenizar síntomas como la inquietud, algunas de esas actividades pueden estimular bastante el desarrollo de disciplina, como en el caso de las artes marciales, por ejemplo.

Es necesario recordar que los niños hiperactivos generalmente tratan con los síntomas de esta condición durante toda la vida, pero éstos pueden ser atenuados con la debida orientación profesional y tratamiento.