Ley de seguridad infantil: Sillas para niños en los automóviles

sillas_ninosYa desde el primer semestre de este año que en nuestro país es una obligación que los menores, bebés y niños de corta edad, viajen en sillas especiales para ellos en los automóviles.
Esta ley, que tiene como fin velar por la seguridad de los menores en caso de accidentes, posiciona a nuestro país con los mismos estándares de bienestar infantil que Estados Unidos y Europa, gracias a estas sillas de seguridad.
El decreto que dictó Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones en mayo, obliga a que todas las sillas para niños comercializadas en el país cumplan con las normas establecidas. Esto significa: que las sillas puedan proteger a los menores en caso de volcamientos, rotaciones de los vehículos, que presenten broches resistentes y que el material con que estén hechos sea anti inflamable.
Seguridad infantil
Esta ley de las sillas para cuidar a bebés y niños de hasta 8 años, además de modernizar al país en lo concerniente a las leyes de tránsito, muestra un compromiso por parte del Gobierno con la seguridad infantil. Antes de que esta ley cobrara vigencia, eran los padres los que debían cerciorar si las sillas que iban a comprar para sus hijos cumplieran con las normas utilizadas en los países desarrollados, ahora la regulación y fiscalización la realiza el Ministerio de Transporte, que no permite la comercialización de otro tipo de sillas para niños.
Por si no tenías conocimiento de esta regulación, ahora te explicaremos más al respecto. Junto con las propiedades que deben presentar las sillas (mencionadas arriba), estas deben contar con un certificado de seguridad visible en una etiqueta. Dicha etiqueta debe ser amarilla y estar adosada a la silla, con toda la información correspondiente y en español.
Las sillas al interior de los autos en Chile deberán transformase en una costumbre a corto plazo, para así todos ser guardias de la seguridad y cuidado de los menores.

Qué hacer si el niño sufre un golpe en la cabeza

golpe_cabezaSer padres es toda una aventura, la cual conlleva un millón de satisfacciones, pero también momentos de terror e incertidumbre, especialmente, cuando el bebé o el niño se enferma, sufre alguna lesión o un golpe. La Sociedad de Pediatría de Chile alerta sobre los peligros de la etapa cuando aprenden a caminar, ya que el niño se lanzará al mundo, sin miedo ni precauciones, por lo mismo, los cuidado se deben duplicar y saber cómo reaccionar en caso de ser necesario.

La mayoría de las lesiones en la cabeza de los pequeños no son graves, pero sí como adultos debemos estar atentos a ciertos signos. Dependiendo del golpe, y también del miedo que supone una caída o un golpe fuerte, el niño va a llorar y quejarse del dolor, este llano no debería durar más de 15 minutos.

Cuando se es niño a veces los límites no existen y, al momento de la aventura, claramente no se analizan los factores de riesgos que conlleva una acción determinada y -sin duda- un golpe en la cabeza no es un factor positivo para un niño con ganas jugar.
De acuerdo a la medicina hay ciertas luces que nos pueden indicar la peligrosidad del golpe y las acciones a seguir para los padres: se recomienda vigilar su estado durante 24 horas a 72 horas y observar sus reacciones y manifestaciones. Además, se debe dejar dormir a un niño por la noche, despertarle cada 2 o 3 horas para comprobar que responde de una manera normal.

Es importante calmarlo suavemente y aplicar compresas frías o hielo para aliviar el dolor y la inflamación. En caso de corte y que haya pérdida de sangre, lo mejor será lavar la herida con agua corriente, limpiar de posibles suciedades y presionar la herida con vendas o gasa. Si el llanto se alarga y sobre pasa los 20 minutos, es porque debe haber algo más que lo está molestando.

¿Cuándo es momento de ir a urgencias? Cuando se presenta pérdida de conciencia,  o se demore un par de minutos en reaccionar, si tiene vómitos repetitivos, convulsiones, somnolencia o responde cada vez más lento a los estímulos ¡hay que llevarlo a la urgencia de inmediato!  pues es señal de un traumatismo craneal más serio.

Señales de golpes que requieren atención médica:

–          Si es que el niño sufre convulsiones

–          Si es que tiene somnolencia súbita, es decir dificultad para mantenerse despierto

–          Si es que las pupilas tienen tamaños diferentes

–          Si el dolor de la cabeza empeora, se muestra confundido o no hablar claramente

 

Conozca el plan de seguridad de los jardines infantiles

seguridad_jardininfantilLa seguridad de los niños es lo más importante, sobre todo cuando se encuentran lejos de nosotros en el jardín infantil y ocurre -como es habitual- un temblor o terremoto. Ante esto debe saber que los profesionales que trabajan en los establecimientos educacionales están altamente preparados para enfrentar estas situaciones.

Es importante recordar que la conocida  Operación Deyse ha sido reemplazada por un “nuevo Plan Integral de Seguridad Escolar que privilegia la prevención y también perfecciona y refuerza los mecanismos de atención de accidentes y emergencias” (según www.educarchile.cl)

Periódicamente se realizan simulacros de sismos y tsunamis en todos los jardines infantiles que existen a lo largo del país.

Y aunque la tarea de sacar a los niños de las salas de clases parece muy fácil, no lo es así ya que es un trabajo arduo que deben realizar las funcionarias donde se definen los roles y responsabilidades de cada una, así como también las estrategias que se utilizan para actuar en casos de terremotos o tsunamis, lo que ayudará enormemente las salvar vidas de los niños.

¿En qué consiste el plan?

El plan de seguridad consiste en tocar la campana, sacar a los niños rápidamente a la zona de seguridad, y en el caso de los más pequeños se utilizan cunas con ruedas que son transportados por el personal de apoyo que trabaja en todos los jardines infantiles para los casos de emergencia.

Cabe destacar que todo el procedimiento debe ser del completo conocimiento de todo el personal de los jardines infantiles el país, por lo que los padres y apoderados deben sentirse completamente tranquilos de dejar a sus hijos en el centro educacional.

En el plan de seguridad deben existir señales y salidas de emergencia que estén muy visibles y en buenas condiciones, con extintores cargados (no vencidos), botiquines, escaleras con pasamanos,  e instalaciones de gas y agua completamente seguras.

¿Qué debo hacer si mi hijo se atraganta con comida o con un objeto?

tos_niñaLos niños son muy propensos a tener accidentes, debido a que no saben lo que es peligroso ni lo que puede causarles dolor, por lo que siempre debemos tratar de estar al pendiente de ellos. Sin embargo hay situaciones que no se pueden evitar, como por ejemplo que se atraganten con comida o con cualquier otro objeto o juguete pequeño que esté a su alcance.

La tos, el mecanismo de respuesta

Si percibimos que el niño se tragó algo y comienza a toser, significa que estamos frente a una obstrucción parcial y debemos dejar que continúe haciéndolo para que pueda expulsarlo. Es de suma importancia que no comience a darle golpes en la espalda, tampoco darle algo de beber, ni menos comprimir su abdomen, porque se corre el riesgo de que el objeto extraño se mueva dentro del cuerpo, y que eventualmente el problema se transforme en una obstrucción total.

Si el niño continúa tosiendo y el problema no desaparece, o bien que nunca pudo toser, y está inconsciente, se debe llamar inmediatamente a emergencias y realizar 30 compresiones torácicas, y luego dos insuflaciones de aire en la boca, mientras llega el personal médico.

En el caso de que el niño se encuentre consciente, de igual manera se debe llamar a emergencias, y mientras llegan se debe colocar al niño de pie e inclinado, asegurándose de que la cabeza se encuentre más baja del cuerpo, luego se debe pasar una mano por sus axilas para que pueda sujetar su pecho correctamente, y con la otra manos debe darle 5 golpes en la parte alta de la espalda -entre los omóplatos-

En el caso de que no funcione, se debe proceder a realizar la maniobra de Heimlich (durante todo el tiempo que demore el personal de emergencias) , que consiste en ubicarse tras el niño y rodearle la cintura con los brazos, cerrando una mano y colocando el nudillo del pulgar por encima del ombligo. Se debe tomar el puño con la otra mano y realizar presión hacia adentro y hacia arriba, causando que se aumente la presión del tórax y por ende que salga el aire de los pulmones.

Seguridad de nuestros hijos en el jardín infantil

jardinLa vida y seguridad de nuestros hijos es muy importante, y más aún cuando se trata de sus primeras veces en el jardín infantil, pues aunque ellos no lo saben, están expuestos a un montón de peligros. Pero antes de que empiece a preocuparse más de lo que ya estaba, debe saber que cualquiera sea el establecimiento educacional al que acuda el niño o niña, debe contar con un plan preventivo de riesgos que tendrá a su hijo protegido ante cualquier emergencia.

Planes de prevención

Todo el personal de un jardín infantil está capacitado y conoce a la perfección el manual de seguridad y prevención de riesgos, así como cada uno de ellos sabe qué rol le corresponde a cada uno para que se pueda actuar de la manera más eficiente posible.

Los teléfonos y direcciones de los padres y apoderados siempre deben estar visibles, por lo que ante una emergencia trágica o leve, se pueda dar aviso a los responsables de forma oportuna y puedan acudir de forma  rápida y oportuna al centro de salud donde fue derivado el infante junto a sus educadoras.

Deben contar con zonas de seguridad y vías de evacuación, así como también una lista de posibles daños que puedan ocurrir para poder estar preparados ante cualquier situación.

Prevención de quemaduras mediante el alejamiento de los niños a líquidos u objetos calientes, por lo que está prohibido que ingresen a las cocinas o la presencia de estufas de parafina en el establecimiento.

No se permite la salida a recreo de los niños en lugares sin techo durante los meses de calor entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde, porque puede causar quemaduras graves.

Las instalaciones eléctricas deben estar en buen estado y no con los cables a la vista, así como también está contraindicado utilizar alargadores.

Ante el peligro de caídas, está prohibido que los niños jueguen en las escaleras, por lo que siempre deben estar despejadas para evitar tropiezos que pueden resultar  en un accidente grave.

Las trabajadoras siempre deben estar al pendiente si los cordones de los niños están debidamente amarrados, para evitar el riesgo de caídas.