Cómo descubrir el reumatismo en niños

El reumatismo es un término utilizado para hablar de diversas enfermedades que provocan síntomas en los músculos, tendones, ligamentos, huesos y articulaciones del cuerpo, generalmente en ancianos y personas en la mediana edad, sin embargo, la enfermedad también puede afectar niños.

Con la enfermedad, odo el cuerpo puede ser afectado, lo que incluye el cerebro, los riñones y el corazón. Entre los problemas más comunes están la artrosis y la artritis reumatoide.

El dolor es el principal síntoma del reumatismo

descargavc

Los síntomas del reumatismo pueden entorpecer al paciente, en la práctica de ejercicios físicos y en otras actividades rutinarias, como jugar y en el colégio.

Según profesionales especialistas en reumatología, demás del dolor, es posible presentar hinchazón de las articulaciones, endurecimiento de la articulación en el período de la mañana y síntomas generales, como fiebre, pérdida de peso y cansancio,

Durante una consulta, es necesario que el especialista en reumatología evalúe la causa del dolor para ofrecer el tratamiento más adecuado, ya que el dolor presente en el reumatismo también es síntoma de otros problemas articulares y óseos. En las enfermedades reumáticas, los dolores no tienen origen traumático, o sea, no son resultado de golpes o accidentes, ni de esfuerzo repetitivo.

Antinflamatorios y fisioterapia forman parte del tratamiento del reumatismo

El dolor puede ser minimizado sobre la base de un tratamiento multidisciplinario que engloba la educación del paciente con relación a la enfermedad, tratamientos de rehabilitación, como fisioterapia y tratamientos no medicamentosos para control de dolor, como acupuntura.

Las medicaciones específicas para los síntomas, como los antinflamatorios, también se pueden prescribir, según el caso. Si no se diagnostican y se tratan adecuadamente, las enfermedades reumáticas pueden generar complicaciones, especialmente en los pacientes con cuadros más graves, comprometiendo órganos importantes y ofreciendo riesgo de muerte, como las vasculitis y el lupus.

La importancia de la neonatología

neonatologiaHay un profesional responsable del cuidado del bebé en el primer mes de vida: el pediatra neonatal. Especializado en el tiempo que comprende hasta 28 días de vida, es un médico que generalmente trabaja en la UTI Neonatal para el cuidado de bebés prematuros o con disfunciones, por lo que su presencia es muy importante.

El neonatólogo es el profesional que tiene una formación específica en los bebés con disfunciones que requieren cuidados especializados intensivos, como los prematuros. El primer minuto de vida es muy importante, pues el bebé puede tener secuelas para el resto de la vida si no recibe los cuidados necesarios.

Entre el primer y el quinto minuto de vida, el bebé recibe una nota que va de cero a diez con relación a parámetros en la intensidad de los latidos cardíacos, el tono muscular y la respiración. Si esta nota por debajo de 7, pueden surgir complicaciones.

El neonatólogo también es importante antes del nacimiento del bebé. El profesional conversará sobre las dudas que tiene toda madre primeriza, como por ejemplo: cómo debe hacer que el bebé gane peso, cómo y cuándo amamantar, los exámenes necesarios, entre otros. El recién nacido también hace una consulta en la primera semana de vida.

Prematuridad

Cuando un bebé nace antes de 37 semanas es prematuro y puede tener un mayor retraso en el desarrollo. Si es necesario ingresar en la UTI, el responsable de ser el neonatólogo. El tratamiento también ocurre en caso de fetos involucrando también fisioterapeutas, enfermeros y oftalmólogos.

En ese momento, el profesional también ayudará los padres a conocer la situación de prematuridad. Es posible que, al principio, ellos tengan miedo de acariciar, pues los bebés parecen muy frágiles debido a su pequeño tamaño.

Sin embargo, es muy importante que se establezca lo más precozmente posible un vínculo físico entre los padres y el bebé. Hablar y tocar al bebé facilita el desarrollo y ayuda a los padres a establecer vínculos afectivos. Dependiendo de las condiciones de salud, podrá alimentar, limpiar y cuidar al bebé.

Bebés: sepa más sobre la intensidad de luz recomendada

La intensidad de luz recomendada para la habitación del bebé es un tema que causa mucha dudas en las mamas.

Actualmente, investigaciones demuestran que la exposición a la luz artificial por la noche no es buena para la salud, sea directa por medio de aparatos LED, entre otras. bebé

La presencia de luz en la noche perjudica la calidad del sueño y afecta el funcionamiento de nuestro reloj biológico interno.

La presencia o no de luz señala a nuestro cuerpo que es hora de dormir o de despertar.

Dormir bien

Para descansar y tener buenas horas de sueño, el ambiente debe estar oscuro, tan oscuro que no se pueda ver la mano en el frente. Cuando pensamos en la habitación del bebé, sabemos que s una luz para cambiar el pañal en medio de la noche es necesaria.

La recomendación es que esa luz debe ser bajita, o sea, nada de un LED potente. Además, el ideal es apagar esa luz siempre cuando los padres no estén presentes en la habitación del bebé.

Según una publicación de la Harvard Medical School, de mayo de 2012, la luz de cualquier color afecta la producción de melatonina y obstaculizará nuestro sueño. El estudio también comparó 6.5 horas de exposición a la luz azul y la luz verde de las mismas intensidades y concluyó que la luz azul es capaz de suprimir dos veces más la producción de melatonina que la luz verde.

La conclusión de estas investigaciones mostró que el mejor color, la que menos afecta nuestro reloj biológico y la que menos interfiere en la producción de nuestra hormona de sueño, es el color rojo.

Ahora, aprovecha que sabes un poco más sobre la luminosidad recomendada para nuestra salud y haz del ambiente de sueño de tu hijo un rincón acogedor para que tenga noches de sueños mejores y más tranquilas.

Cómo mejorar el sueño de niños autistas

Es sabido por la ciencia que la persona autista duerme menos que las demás. Lo que es relativamente normal en la vida de los adultos, también es habitual en la rutina de los niños.

Los motivos

sueno 3

1.Exceso de estímulos

Esto sucede por algunos factores, responsables de una noche completamente agitada y un cotidiano con total irritación a los pequeños. Una de las razones para ello es la dificultad que el niño autista tiene en la concentración a un solo estímulo. A menudo, la propia decoración de una cama americana o de la habitación puede contribuir a este cuadro.

Pero no es sólo eso, ya que los ruidos venidos de fuera e incluso de dentro de casa sirven como inducción para esa situación. La información sensorial les proporciona una enorme cantidad de estímulos, lo que lleva a los pequeños a tener dificultades para procesar todo y agitarse.

2. Dificultad para diferenciar lo claro y lo oscuro

Otro factor que influye en el sueño de los niños autistas es justamente el hecho de que parte de ellos presentan dificultad para diferenciar lo claro y lo oscuro. Esta condición ocurre debido a la falta de percepción de la luz por el propio organismo, que a su vez tiende a producir menos melatonina, un neurotransmisor cerebral que ejerce influencia sobre el sueño.

¿Qué hacer para mejor el sueño del niño autista?

En primer lugar, se debe buscar ayuda profesional para que haya la intervención necesaria en la vida del niño. Sin embargo, hay algunas sugerencias que harán esa tarea más simple para los padres de niños autistas.

  • Trate de dejar la habitación del niño menos decorada posible. Una cama americana simple, un ambiente más neutro en colores y objetos, tiende a no estimular tanto el pequeño durante la noche;
  • Evite los ruidos internos y externos;
  • Deje el lugar más oscuro posible, para que su hijo pueda descansar;
  • Alimentos como café, chocolate y té son estimulantes y deben evitarse para que el niño tenga un sueño más tranquilo;
  • Los ejercicios que estimulan la actividad física son excelentes, sobre todo durante la tarde. Así, el niño puede incluso dormir mejor durante la noche;
  • Uso de una medicación que realmente funcione para el caso presentado por el niño (sólo bajo orientación médica);
  • Evite dormir en la misma habitación que el niño, recuerde que cuanto menos estímulos haya, mejor será.

Es aconsejable que los padres observen atentos algunos síntomas y comportamientos presentados durante la noche (que dejan los pequeños agitados). La convulsión y la epilepsia también pueden se manifiestan por la noche, por eso, todo cuidado debe ser tomado.

Niños de 3-15 años: soluciones para problemas del sueño

No importa cuanto crezcan y cambien de colchones o camas. Existen niños que siempre presentan dificultad para dormir. Conoce los problemas más frecuentes y posibles soluciones que te ayudaran a superar ese obstáculo.  dormir mall

3-10 años

Es en esta fase que dejan de dormir la siesta, pero deben pasar 12 horas seguidas a dormir. Aparecen los trastornos del sueño que pueden perturbar momentáneamente el descanso nocturno.

Pesadillas, sonambulismo, terrores nocturnos, apnea

Las pesadillas son normales y se recuerdan al día siguiente. Deben ser explicados a los niños para que distingan entre lo real y lo imaginario. Los terrores nocturnos, por otro lado, la dejan completamente inconsolables, a veces a los gritos.

Cuanto más se intenta consolar, más la crisis se prolonga. Se trata de un despertar anormal en la fase del sueño profundo. Por eso al día siguiente, no recuerdan nada.

No quieren dormir solos

Es importante definir los límites y las rutinas al acostarse: vestir el pijama, lavar los dientes, mantener poca luz en la habitación o leer una historia, decir buenas noches y salir. Dejarlos dormir en la cama de los padres, no es recomendable.

10-16 años

A partir de este grupo de edad comienzan a querer acostarse más tarde. Las nuevas tecnologías, en general, son el mayor enemigo de un sueño perfecto. Los adolescentes debían dormir de ocho a nueve horas diarias. Si en el bebé se ha acostumbrado a dormir tarde, probablemente puede ser un adolescente con dificultad para dormir en las horas indicadas.

Jugar en la computadora

Incluso a esta edad, no deben tener computadoras o consolas en la habitación, ni tampoco libre acceso a estos aparatos. Ellos perturban el sueño y dificultan el adormecimiento.

Ver la televisión por la noche 

Jugar o ver la televisión a la hora de dormir, excita, activa atención y facilita la privación del sueño. Por eso, no lo deben hacer en los colchones de su cama, siempre afuera de la habitación.

Enviar mensajes y “chatear” hasta dormirse

Los padres tienen que imponer límites en el uso del celular. Una medida extrema será retirarles el aparato cuando llegué la hora de dormir.

Salidas de noche

Establecer una hora no muy tardía para llegar a casa después de una salida nocturna. Al contrario de lo que pensamos, no es durmiendo más al fin de semana que se compensa la falta de sueño.

Niños: la importancia del contacto con la naturaleza

Las familias que viven en los grandes centros urbanos, pueden privar los niños al contacto con la naturaleza, lo que puede afectar su desarrollo.

Tecnología, vídeo juegos, tablets, smartphones con vídeos y los dibujos animados en el televisor, pueden mantener la atención de los niños por la intensidad de los colores, sin embargo no traen la misma interacción y aprendizaje que el contacto con la naturaleza.

Empezar el cuanto antes

Sea en coches, sling o cuando empiece a dar los primeros pasos, el contacto con la naturaleza por medio de paseos en parques, por ejemplo, debe empezar el más temprano posible. https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRAYCDXml7KdLJYzg0LzgNQbc3DdtQRzd1-RnOCEqUCYZGCd80U

Para tener una idea de su importancia, muchos artistas y personas creativas revelan que buscan la inspiración en olores y el contacto con la naturaleza, algo que incluso puedes remeter a su infancia.

Entre los beneficios del contacto con el verde está la ampliación de las actividades del cerebro, la creación de nuevas redes neuronales y el aumento de las conexiones entre las neuronas.

En contacto con la tierra, los animales, los colores y los sonidos de la naturaleza, aún que sean en sus coches, en brazo, entre otros, estimula que los niños desarrollen mejor sus cinco sentidos y descubran cosas nuevas.

Esto se debe a que el niño se apropia de la sensación de estar en contacto con la naturaleza y conduce a la experiencia. Para ellos, los beneficios van más allá de la salud mental, ya que se mueve en el suelo, por ejemplo, fortalece el sistema inmunológico y estimula la independencia.

Para los expertos, el contacto con algunos microorganismos es importante porque enseña al sistema inmunitario, todavía en desarrollo, a funcionar correctamente. Esto crea anticuerpos y mejora la resistencia. Además, el organismo es capaz de hacer frente a gérmenes, bacterias y microorganismos presentes en el medio ambiente.

Niños con Síndrome de Down: beneficios del deporte

Además de mejorar la calidad el bienestar de los niños y traer múltiples beneficios para la salud a corto y largo plazo, la actividad física es una herramienta contra la obesidad infantil cada vez más frecuente y que preocupa a tantas familias.

https://br.guiainfantil.com/uploads/Saude/benefcios-do-esporte-para-crianas-sndrome-down_A.jpgCuando hablamos de niños con síndrome de Down, la importancia del deporte se multiplica.

Los niños que practican deportes, además de obtener as ventajas físicas proporcionadas por la actividad, también ganan beneficios psicológicos y sociales muy importantes para su vida.

Debido a su resistencia cardiaca y respiratoria por veces más débil que los demás,  las prácticas deportivas cortas o con periodos de descanso, favorecen el interés y atención del niño, sin perjudicar su salud o desmotivar.

Sin embargo es muy importante respetar los deseos del niño. Todo empieza con la percepción de los padres a la disposición de sus hijos para determinadas actividades, como la natación, las bicicletas infantiles, los deportes en grupo, entre otros.

Beneficios  del deporte para los niños con síndrome de Down

1. Ayuda a su hijo a sentirse parte de un grupo y enseña sobre el trabajo en equipo, fomentando la importancia del compañerismo y las relaciones personales.

2. Permite que el niño descubra sus propias habilidades y ayuda a expresar sus emociones con el grupo, lo que favorece el control emocional: desde el deseo por el trabajo bien hecho,  la recompensa de los grandes esfuerzos o incluso el necesario manejo de la frustración.

3. Los niños toman más conocimiento de sus dificultades y todo lo que puede hacer para superarlas, mejorando así su autoestima.

4. Adquieren mayor autonomía y mejoran su estado de ánimo.

5. Aprenden a respetar las reglas del juego y también las de la sociedad.

6. Ayuda a eliminar el estrés, lo que favorece su estado de ánimo y trae mayor bienestar.

7. Mejora su estado general, así como su forma física.

8. Previene la obesidad.

9. Aumenta su resistencia respiratoria, mejorando así todo el aparato respiratorio.

10. Reduce el riesgo de enfermedades del corazón, así como alteraciones en la frecuencia cardíaca.

11. Baja la presión arterial.

12. Reduce el colesterol ‘malo’ y los triglicéridos.

Habilidades que mejoran 

El deporte es muy importante en los niños, pero más aún en el caso de los niños con síndrome de Down, ya que ayuda a mejorar la postura del cuerpo y ayuda a desarrollar una mejor orientación espacial, equilibrio y flexibilidad.

El deporte ayuda a mejorar las habilidades en la coordinación, especialmente cuando se elige deportes como el ciclismo en bicicletas infantiles, corridas, entre otros.

Por otra parte, en el caso de los niños con síndrome de Down, la ayuda va mucho más allá de traer más fuerza y ​​tono muscular. En esos casos el deporte trae inclusión, sociabilidad y aprendizajes en grupo que contribuyen para la autonomía y superación de limites.

 

Cómo lograr que su hijo duerma solo

El miedo es un sentimiento intrínseco para el ser humano, tales como alegría o decepción, así que es normal que todas las personas sientan miedo. En los niños el miedo es parte del aprendizaje, y también una parte importante de su desarrollo. http://www.tribunadabahia.com.br/upload/images/2013-07-24/20130724111003_crianca-dormindo-460-sxc.jpg

Si durante la noche el miedo se apodera de su hijo es posible enseñarlo a lidiar con ese sentimiento y prepararlo para el futuro de forma lúdica y sin traumas.

Si su hijo tiene miedo de ir a dormir solo, estos consejos simples pueden ayudarlo:

1. Hablar con su hijo: escucharlo y darle seguridad

La comprensión del origen de los miedos de los niños es esencial para ayudar a desmitificar los miedos reales: si su hijo tiene miedo a los perros, muestre videos de que juegan con sus dueños, juegue con ella y un perro tranquilo.

A veces este miedo es el resultado de lo desconocido y cuanto más familiarizado con el objeto de temor, más el sentimiento va disminuyendo. Tranquiliza el niño siempre que tiene miedo y fortalece el sentido de la idea de seguridad cada vez que lo necesite.

Hable con su hijo acerca de sus temores durante el día. Ayudará a construir su confianza en la luz del día, que es la mitad del camino para que se sienta más seguro en la noche. Y un niño seguro, se convertirá sin duda en una persona más autónoma.

2. Sea creativo, utilizar técnicas adaptadas a la edad de su hijo

Para combatir los temores imaginarios, como monstruos, extraterrestres y otras criaturas que inexplicablemente pueden “habitar” los dormitorios infantiles, sea creativo.

Las mascotas son también grandes guardianes de los sueños y de la niñez. Incluso un acuario con peces introducidos en los dormitorios infantiles pueden ayudar a controlar y dominar su espacio contra los seres imaginarios.

3. Evite televisión en la noche

Aún que muchos padres controlen con éxito los programas que sus hijos ven en la televisión, es mejor dejar esa diversión para las horas del día. En la noche hasta cosas inofensivas pueden traer recuerdos asustadores para su hijo en la hora de dormir.

4. Decoración siempre alegre

Colores, ambiente acogedor y alegre son ítems indispensables en los dormitorios infantiles. Eso transmite felicidad y este sentimiento quedara guardado en la memoria de su hijo, que en la noche se sentirá más confortable en dormir solo.

Tengo cáncer ¿cómo se lo digo a mis hijos?

hijosLamentablemente, el cáncer es una enfermedad que ha ido en aumento y ninguno está libre. Incluso si en la familia no hay casos de abuelos o padres con cáncer, debemos hacernos los test preventivos, pues la enfermedad está ganando terreno. Muchas personas dicen que el causante es el estilo de vida que se centra especialmente en el estrés y el exceso de demanda laboral.

Como sea, hoy en día las salas de hospitales y clínicas, actualmente no dan abasto con pacientes y familias que tratan de atravesar por esta situación lo mejor posible. Por suerte, nació una nueva rama de la Oncología se especializa en el tratamiento sicológico del paciente con cáncer y tiene como objetivo recuperar la vida de los pacientes y sus familias, en relación a retomar hábitos cotidianos y mantener la salud emocional.

Entre los temas que trata la Psico-Oncología, está la relación de los pacientes con su entorno, especialmente con sus familiares más cercanos. Por lo general, el segundo shock de una persona, después de recibir el diagnóstico, es cómo contárselo a la familia. Superando la etapa de negación, llega el momento de decirlo a nuestros seres queridos.

¿Cómo afrontar el problema?

Para cualquier madre o un padre, una de las preocupaciones principales es qué pasará con mis hijos si es que algo me pasa. Este miedo se vuelve real al recibir un diagnóstico de cáncer y muchos padres no saben cómo reaccionar.

Sin embargo, expertos en Psico-Oncología aseguran que la mejor opción es la sinceridad y saber comunicar adaptando la información según la edad de cada niño. Argumentan que siempre es mejor que el niño sepa que puede confiar en ustedes. El ocultar información o mentirle solo va a provocar que, tal vez se imagine escenarios mucho peores a la realidad y que se sienta solo.

Algunas recomendaciones

Uno de los momentos más difíciles que tiene que pasar una persona con cáncer es el hecho de tener que comunicárselo a su familia. Pero, aún es más complicado cuando son los hijos quienes deben enterarse de tal problema.
Las recomendaciones más comunes que hacen en estos casos los psicólogos son:
– Tener claro qué se le va a decir a un hijo y como se le va a decir.
– Animar al o los hijos a que se manifiesten posteriormente al ser informados de la enfermedad.
– Dejarle siempre en claro que no es culpa del o los hijos. Ellos tenderán a sentirse culpables por dicho padecimiento.
– Tratar de continuar con las rutinas padre/madre con él o los hijos. La alteración de esas rutinas, o hábitos, puede afectar considerablemente el bienestar de los niños.
– Ser honesto y no crear falsas esperanzas o expectativas.

6 consejos para el buen cuidado del bebé

consejos_cuidadobebéPor lo general cuando una mujer está embarazada tiende a tener miedo porque no sabe cómo cuidar apropiadamente a un bebé, no obstante es importante que al momento de dar a luz se pida ayuda al personal de neonatología del centro de salud donde ocurre el parto, pues las enfermeras son las más indicadas para ayudar a las mujeres, sobre todo cuando son primerizas, tienen bebés con mayores complicaciones, o inclusive si tienen un embarazo múltiple.

Pero antes de que ocurra todo el parto, es importante que tengas ciertas nociones de cómo cuidar apropiadamente a tu bebé, por lo que debes continuar leyendo para que sientas que no vas tan “a ciegas” en el camino de la maternidad.

Aspectos a tener en cuenta

1- En primer lugar debes hacer el máximo esfuerzo por darle pecho al bebé, porque eso hará que se refuerce su sistema inmunológico y por ende que tenga mayores defensas para su vida.

2- Considera que su estómago es pequeño, por lo que debes darle poca cantidad de leche a intervalos cortos para que pueda aguantar bien.

3- No te preocupes si regurgita porque es perfectamente normal, pues el bebé no sabe alimentarse bien y tiende a tragar mucho aire que al expulsarlo arrastra la leche.

4- En el caso de que bote leche muy seguido, lo mejor es levantarlo lo más posible al momento de amamantarlo, elevando la parte superior del colchón unos centímetros.

5- Evita comer repollo, alcachofas y espárragos porque eso hará que la leche adquiera un sabor amargo, lo que no le gustará al bebé haciendo que la rechace.

6- No utilices colonia en el bebé recién nacido porque puede resecar su piel, en su lugar usa un jabón especial, o bien ponle talco en el cuello y las axilas. En el caso de que su piel tenga un aspecto muy reseco, el aceite corporal es la mejor opción, porque no lo dañará.

Cómo cuidar a mi hijo con varicela

hijo_varicelaEs muy frecuente que los niños pequeños adquieran enfermedades, debido a que su sistema inmune aún se encuentra en formación, y una de las más comunes resulta ser la varicela o peste cristal como es más conocida. Se caracteriza por provocar malestar general y una sensación de decaimiento, las que van acompañados por lesiones que contienen un líquido blanquecino en su interior, y posteriormente se transforman en costras que se esparcen a lo largo de todo el cuerpo.

La forma de contagio suele ser estar con una persona infectada y estar en contacto con la inhalación de gotas que se emiten al estornudar, toser o hablar; así como también al tocar las lesiones por lo que se debe evitar el trato directo con los contagiados.

Es importante mencionar que el tiempo de contagio suele extenderse entre 6 a 7 días, por lo que luego de acudir al área de pediatría de un centro de salud, es recomendable que el niño no acuda al jardín infantil o al colegio durante esa temporada  para evitar contagiar a sus compañeros.

Para proteger a los hermanos o integrantes de la familia que vivan con el niño, es recomendable que se les separe de la habitación y evitar que compartan espacios muy cerrados, porque por lo general el segundo contagiado suele tener mayores complicaciones  que el primero.

Formas de cuidado

Cuando el niño tiene varicela es efectivo que se le trate con paracetamol, especialmente para combatir la fiebre que se presenta cuando la enfermedad está en la fase intermedia.

En el caso de la picazón es muy útil el uso de antihistamínicos y baños de agua fría. Está totalmente contraindicado el uso de talco o cualquier tipo de crema porque aumenta seriamente el riesgo de sobreinfección.

La higiene es muy importante al estar infectado, por lo que debe preocuparse constantemente de:

-Lavar las manos del niño

-Mantener las uñas limpias y cortas

-Taparse la boca al estornudar o toser y volver a lavarse las manos

-Evitar el contacto con mujeres embarazadas y personas de la tercera edad

 

Conozca los 4 tipos de cáncer más frecuentes en los niños

40349_1Los niños son muy propensos a las enfermedades debido a que su fisiología es diferente y un poco más débil que los adultos. Existen muchas enfermedades que los atacan, algunas comunes y fáciles de combatir, como los resfríos y pestes; y otras muy difíciles como el cáncer.

El cáncer ataca a los niños por alguna predisposición genética, además de las causas asociadas a las infecciones de virus. Pero por fortuna, la incidencia de esta enfermedad en la niñez es menor, así como también el índice de recuperación es mayor que en los adultos.

Cánceres más frecuentes

A continuación les contaremos cuáles son los tipos de cáncer que más atacan a los niños.

1-Leucemia: Es el tipo de cáncer que ataca a los leucocitos, o los también llamados glóbulos blancos, que son los encargados de las defensas del organismo. Afectan a la médula ósea, interfiriendo en su funcionamiento normal, y por ende afectando en la producción de células sanguíneas normales. Además provoca problemas como hemorragias, anemia y deja el cuerpo indefenso frente a las infecciones.

2-El tumor del sistema nervioso central o de la médula espinal, provoca  síntomas que dependen de la ubicación del problema, y de su tamaño, pero que por lo general causa vómitos y fuertes dolores de cabeza, debido a que obstruye el flujo del líquido al cerebro, además de causar aumento de la presión intracraneal.

3- Neuroblastoma: Este tipo de cáncer ataca a los niños menores de 5 años, y afecta el sistema nervioso periférico. Algunos de sus síntomas suelen ser malestar general, fiebre, diarrea, inapetencia y diarrea.

4-Linfoma: es el cáncer que ataca al sistema linfático, el que consiste en una red de órganos y tejidos que son responsables de las defensas del organismo y de transportar uno de los componentes del sistema sanguíneo “linfa” que es el encargado de la nutrición celular.