5 consejos para estimular la lectura en niños

¿Cómo convencer los pequeños a dejar los juegos y la televisión para en cambio abrir un libro? A pesar de que la lectura es una actividad divertida y puede ayudar a adultos y niños a crear lazos emocionales, a menudo es difícil crear ese hábito.

Por lo tanto, reunimos algunos consejos sobre cómo estimular la lectura infantil

1. Ser ejemplo  https://bibliopedagogia.files.wordpress.com/2015/01/crianc3a7as-lendo.jpg

Aunque un consenso decir que es importante leer, muchos adultos no tienen ese hábito. Como la lectura es un acto cultural es importante que los adultos desarrollen este hábito para el niño también aprender a desarrollar.

2. Apaga el televisor

El problema es que con el aparato conectado es difícil leer. El televisor también crea un espacio vacío físico y psíquico para la lectura. Especialmente si el adulto también lee en ese momento.

3. Crear un momento de la lectura

Utilizar el tiempo en familia para actualizar la lectura. Los padres con sus libros, los niños con los de ellos y hablar sobre el tema. Además de ser importante ser un ejemplo, es para mostrar al niño lo que está leyendo.

Incluso se puede pensar en una especie de club de lectura, donde se elige un título para compartir impresiones del mismo más tarde. No tenga miedo de decir que no te gusta un libro y las razones para ello. De este modo, el niño puede entender que hay diferentes tipos de obras y que es posible dejar una de lado y empezar otra.

4. Ofrecezca diferentes tipos de texto infaltil

También es bueno ofrecer diferentes tipos de texto. Dejar que los niños lean contenidos dirigidos a diferentes grupos de edad, cierta incertidumbre. Sin embargo, es importante dejar que los niños disfruten de textos infantiles mismo que no sean para su edad. El aprendizaje se estimula por desafios.

5. Respetar los gustos del lector

Especialmente entre los niños de mayor edad, los padres pueden tener precauciones con los gustos literarios, que tienden a estar interesados ​​en un solo género. Animar a la lectura de estos títulos, pero también tratar de ofrecer otras opciones. Puedes investigar los intereses del niño, buscar libros e indicar obras sobre esos temas.

Niños con Síndrome de Down: beneficios del deporte

Además de mejorar la calidad el bienestar de los niños y traer múltiples beneficios para la salud a corto y largo plazo, la actividad física es una herramienta contra la obesidad infantil cada vez más frecuente y que preocupa a tantas familias.

https://br.guiainfantil.com/uploads/Saude/benefcios-do-esporte-para-crianas-sndrome-down_A.jpgCuando hablamos de niños con síndrome de Down, la importancia del deporte se multiplica.

Los niños que practican deportes, además de obtener as ventajas físicas proporcionadas por la actividad, también ganan beneficios psicológicos y sociales muy importantes para su vida.

Debido a su resistencia cardiaca y respiratoria por veces más débil que los demás,  las prácticas deportivas cortas o con periodos de descanso, favorecen el interés y atención del niño, sin perjudicar su salud o desmotivar.

Sin embargo es muy importante respetar los deseos del niño. Todo empieza con la percepción de los padres a la disposición de sus hijos para determinadas actividades, como la natación, las bicicletas infantiles, los deportes en grupo, entre otros.

Beneficios  del deporte para los niños con síndrome de Down

1. Ayuda a su hijo a sentirse parte de un grupo y enseña sobre el trabajo en equipo, fomentando la importancia del compañerismo y las relaciones personales.

2. Permite que el niño descubra sus propias habilidades y ayuda a expresar sus emociones con el grupo, lo que favorece el control emocional: desde el deseo por el trabajo bien hecho,  la recompensa de los grandes esfuerzos o incluso el necesario manejo de la frustración.

3. Los niños toman más conocimiento de sus dificultades y todo lo que puede hacer para superarlas, mejorando así su autoestima.

4. Adquieren mayor autonomía y mejoran su estado de ánimo.

5. Aprenden a respetar las reglas del juego y también las de la sociedad.

6. Ayuda a eliminar el estrés, lo que favorece su estado de ánimo y trae mayor bienestar.

7. Mejora su estado general, así como su forma física.

8. Previene la obesidad.

9. Aumenta su resistencia respiratoria, mejorando así todo el aparato respiratorio.

10. Reduce el riesgo de enfermedades del corazón, así como alteraciones en la frecuencia cardíaca.

11. Baja la presión arterial.

12. Reduce el colesterol ‘malo’ y los triglicéridos.

Habilidades que mejoran 

El deporte es muy importante en los niños, pero más aún en el caso de los niños con síndrome de Down, ya que ayuda a mejorar la postura del cuerpo y ayuda a desarrollar una mejor orientación espacial, equilibrio y flexibilidad.

El deporte ayuda a mejorar las habilidades en la coordinación, especialmente cuando se elige deportes como el ciclismo en bicicletas infantiles, corridas, entre otros.

Por otra parte, en el caso de los niños con síndrome de Down, la ayuda va mucho más allá de traer más fuerza y ​​tono muscular. En esos casos el deporte trae inclusión, sociabilidad y aprendizajes en grupo que contribuyen para la autonomía y superación de limites.

 

Aprenda a elegir el deporte ideal de acuerdo con la personalidad del niño

¿Qué deporte es más apropiado para mi hijo? Esa es una pregunta muy común entre los padres, especialmente cuando hablamos de niños pequeños que todavía están descubriendo sus gustos y habilidades.

Antes de empezar es importante saber que eligir una actividad física no es así tan complejo. Existen deportes para todas las edades, para cada tipo de personalidad y para cada necesidad que el niño tiene. https://br.guiainfantil.com/uploads/Esportes_e_artes/o-esporte-mais-adequado-filho-personalidade_A.jpg

Por ejemplo, podríamos indicar un deporte de equipo para los niños tímidos, ya que les ayudaría a socializar. Si pensamos en  un niño más comunicativo, pero también muy detallista y enfocado, es más recomendable un deporte individual, porque le traería equilibrio.

Elija el deporte de acuerdo con la personalidad del niño

La elección de un deporte es una tarea que debe ser hecha siempre en conjunto, o sea, entre los más importantes involucrados: el niño y sus padres. Todo puede empezar con la percepción de las actividades que más motivan los pequeños, como la natación, las bicicletas infantiles, los deportes con arcos y aros, entre otros.

Pero es importante, sobre todo, respetar los gustos e intereses de los niños y nunca forzarlos a hacer algo que no les gusta. Sino que apoyar e incentivar que los niños también tomen sus decisiones

Son ellos los que tienen que decidir si están dispuestos a sacrificarse por el deporte de competición que requiere mayor dedicación, o si prefieren hacer ejercicios para la diversión y el entretenimiento (lo que también es muy saludable).

Un deporte de competición requiere la máxima asistencia y apoyo de ambas las partes, sea para la alimentación restringida, horario, entre otros. Por eso, no basta que al niño le encante las bicicletas infantiles, el también tiene que sentirse confortable y feliz con todas las reglas y cambios que el ciclismo trae para la vida.

Elige el deporte más adecuado para los niños de acuerdo con sus gustos, capacidades físicas y corporales, posibilidades, personalidad y necesidades:

- Para los niños tímidos: los deportes de equipo (voleibol, basketball,  fútbol) pueden ser buenas opciones, ya que ayudará a los niños tímidos para socializar y compartir experiencias con otros niños.

- Para los niños inquietos o nerviosos: estimular la concentración, pero cuando los niños están motivados. Lo mejor es optar por corridas, ciclismo o la natación.

- Para los niños muy detallistas: deportes que exigen control y la capacidad de superar limites. Los mejores son los deportes individuales como la gimnasia, tenis o artes marciales.

- Para los niños fuertes y seguros de sí mismos: se puede optar por deportes como el rugby.

- Para los niños muy ágiles: el skate, esquí en la nieve o el agua podría ser una buena opción. En cualquier caso, lo mejor es preguntar a la orientación del profesor antes de tomar cualquier decisión. Él sabrá evaluar el deporte ideal para cada niño o niña.

- Para los niños con necesidades en disciplina: las artes marciales como el taekwondo, judo o el karate deportivo son los más recomendables.