Ginecología: la primera consulta después del parto

La fase posterior al nacimiento del bebé y hasta las 6 a 8 semanas siguientes se denomina puerperio.

Puerperio designa el período de 6 a 8 semanas después del parto y durante el cual su cuerpo sufre una serie de alteraciones para regresar al estado pre-embarazo.

Si ha tenido un parto normal, la ginecología recomenda realizar una consulta de revisión entre 4-6 semanas después del parto. Si su bebé nació por cesárea, la consulta deberá ocurrir entre los 8-10 días después del alta hospitalaria.

La consulta de revisión, también designada por consulta del puerperio. Esta consulta sirve para evaluar el estado de salud materno después del parto y para aclarar eventuales dudas de la pareja como el método conceptual a adoptar.

La marcación de la consulta de revisión se realiza aún durante el internamiento hospitalario y los registros de esta consulta se efectuarán en el boletín de salud de la embarazada, por lo que deberá guardar y llevar consigo.

Ginecología: evaluación de la salud después del parto

En esta consulta, como su propio nombre indica, el médico hará una “revisión” de su cuerpo realizando un examen clínico y ginecológico para observar la involución de los órganos genitales internos y confirmar si la recuperación está en curso según lo previsible.

La contracepción es un tema que puede querer abordar ya que, con el regreso de la ovulación, existe el riesgo de quedar embarazada, aunque esté amamantando en régimen de exclusividad (es decir, cuando sólo alimenta a su bebé con leche materna).

El método contraconceptivo será el que mejor se adapte a las necesidades y expectativas de la pareja.

Cuidados

madreybebe

Además de las profundas alteraciones físicas que ocurren en las semanas siguientes al parto, también puede sentir momentos de tristeza o melancolía motivadas por cambios hormonales o por dudas y temores sobre el cuidado del bebé.

La llegada de un nuevo bebé, particularmente para los padres de primer viaje, es un momento desafiante como pareja, afectando toda la dinámica familiar y social.

Es perfectamente natural que se sienta agotada por la alteración de las rutinas, por la exigencia de la lactancia en horario libre, las preocupaciones con otros hijos y noches mal dormidas.

Si se siente triste o ansiosa con alguna pregunta sobre su cuerpo o sobre su bebé, aproveche la consulta de revisión para aconsejarse y aprovechar al máximo esta fase tan maravillosa de su vida.

¿Cuáles son los factores de riesgos en un parto prematuro?

partoprematuro1

El parto prematuro se produce cuando la membrana que recubre al feto se rompe, por lo general se le denomina así a todo parto ocurrido antes de las 37 semanas de gestación. Ahora, si hablamos de los factores de riesgo las mujeres que tienen mayor peligro de tener un parto antes de tiempo son aquellas que han tenido gemelos o que ya tienen 2 bebés, también aquellas que tienen una malformación en la matriz, o que son menores de 18 años o mayores de 35. Además, la genética  juega un rol importante, ya que de haber antecedentes familiares anteriores es posible que tú también tengas que pasar esto.

Por otro lado, hay factores de la vida cotidiana de una mujer que también afectan en tener un parto antes de tiempo, como por ejemplo el beber alcohol  o fumar durante el embarazo, al igual que cualquier consumo de drogas.

El estrés también es un factor importante, de hecho es aconsejable se haga una terapia para disminuir este problema, además debes cuidar las horas que estás de pie, por lo que es importante que en tu trabajo tengas una silla para poder descansar.

Asimismo, debes tener ojo si tienes diabetes, ya que esto también será un factor indicador para que tengas un parto prematuro, al igual que la hipertensión arterial. Es importante que cuides el cuerpo, ya que cualquier infección, ya sea de orina o incluso una sexual pueden afectar directamente el proceso de gestación y derivar a un parto antes de tiempo.

Por último, ante cualquier síntoma o factor de riesgos es vital que acudas a tu médico para que vea, te diagnostique y te de un tratamiento adecuado. También es esencial que la primera visita a tu ginecólogo sea lo más detallada posible y que prevengan cualquier tipo de riesgo que puedas tener durante el embarazo. Recuerda mantener visitas periódicas con el profesional a cargo y seguir todas las indicaciones al pie de la letra.