Trastorno de asperger: Los 10 principales síntomas en niños

El trastorno de asperger se considera como una variante de autismo, que afecta más a menudo a los niños que las niñas, entre los 7 y los 16 años de edad.

Los niños que poseen esta condición, generalmente poseen baja capacidad de interacción social, falta de coordinación motora y comportamientos diferenciados.

Las causas de la síndrome de asperger habitualmente son genéticas. Normalmente, el padre padece de esta patología o hay casos de autismo en familiares cercanos.

Algunos síntomas del trastorno de asperger en niños:

http://muysaludable.sanitas.es/wp-content/uploads/2018/01/17_-Qu%C3%A9-es-el-S%C3%ADndrome-de-Asperger-2.jpg

  1. Tienen que alejarse de los otros niños, prefiriendo jugar solos o con adultos.
  2. Preferen interactuar con adultos o solamente con personas con quienes tienen un mayor vínculo afectivo.
  1. Generalmente no les gustan las fiestas o los acontecimientos sociales, y tienden a evitar situaciones que la mayoría de los niños consideran agradables, como los juegos colectivos, vigorosos o con agitación excesiva.
  2. Desarrollan muchos rituales, que recuerdan el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), presentando una fuerte reacción emocional cuando no les es posible completarlos.
  3. Representan hablar, bromas y comportamiento repetitivo. Pueden siempre querer usar la misma ropa, comer las mismas cosas, ir a los mismos lugares o jugar los mismos juegos o con los mismos juguetes.
  4. Pueden presentar interés en otras cosas inusuales para un niño, por ejemplo: postes de iluminación, exprimidores de frutas, etiquetas de ropa, tipos de perfumes, cinta adhesiva.
  5. No preguntan cosas sobre las personas y sus opiniones.
  6. Memoria a largo plazo para hechos asombrosos; (generalmente aprenden rápido y muy temprano el alfabeto, los colores, formas geométricas y una cantidad mucho mayor que la esperada para la edad de nombres de objetos, personajes y otras cosas, siendo común observar un vocabulario bastante desarrollado, cuando no sofisticado, en niños con Asperger).
  7. Tienen una excelente percepción visual.
  8. Son críticas, rígidamente perfeccionistas y tienen dificultad en dividir juguetes.

Por presentar patrones de comportamiento y problemas que difieren mucho de niño a niño, no existe un régimen de tratamiento único para el trastorno de asperger, que puede ser tratado con medicamentos y terapias educativas o psicológicas.

Cómo descubrir el reumatismo en niños

El reumatismo es un término utilizado para hablar de diversas enfermedades que provocan síntomas en los músculos, tendones, ligamentos, huesos y articulaciones del cuerpo, generalmente en ancianos y personas en la mediana edad, sin embargo, la enfermedad también puede afectar niños.

Con la enfermedad, odo el cuerpo puede ser afectado, lo que incluye el cerebro, los riñones y el corazón. Entre los problemas más comunes están la artrosis y la artritis reumatoide.

El dolor es el principal síntoma del reumatismo

descargavc

Los síntomas del reumatismo pueden entorpecer al paciente, en la práctica de ejercicios físicos y en otras actividades rutinarias, como jugar y en el colégio.

Según profesionales especialistas en reumatología, demás del dolor, es posible presentar hinchazón de las articulaciones, endurecimiento de la articulación en el período de la mañana y síntomas generales, como fiebre, pérdida de peso y cansancio,

Durante una consulta, es necesario que el especialista en reumatología evalúe la causa del dolor para ofrecer el tratamiento más adecuado, ya que el dolor presente en el reumatismo también es síntoma de otros problemas articulares y óseos. En las enfermedades reumáticas, los dolores no tienen origen traumático, o sea, no son resultado de golpes o accidentes, ni de esfuerzo repetitivo.

Antinflamatorios y fisioterapia forman parte del tratamiento del reumatismo

El dolor puede ser minimizado sobre la base de un tratamiento multidisciplinario que engloba la educación del paciente con relación a la enfermedad, tratamientos de rehabilitación, como fisioterapia y tratamientos no medicamentosos para control de dolor, como acupuntura.

Las medicaciones específicas para los síntomas, como los antinflamatorios, también se pueden prescribir, según el caso. Si no se diagnostican y se tratan adecuadamente, las enfermedades reumáticas pueden generar complicaciones, especialmente en los pacientes con cuadros más graves, comprometiendo órganos importantes y ofreciendo riesgo de muerte, como las vasculitis y el lupus.

Cómo sacar los hijos del internet

Algunas generaciones sufrieron con las reclamaciones de salir para jugar en la calle y volver todo sucio a casa. Un poco más adelante en la infancia de mucho de nosotros, la queja de los padres era que vivíamos frente a la TV. nina 3

En estos días actuales, nuestros hijos han encontrado un nuevo vicio para pasar el tiempo: smartphones, notebook, tablet y cualquier dispositivo que tenga acceso a internet.

Todo ese entretenimiento tecnológico viene compitiendo con la vida real de una forma injusta. Después de todo, sabemos que es difícil sacar a los pequeños del frente de esos aparatos y estimularlos a vivir la vida real.

Echa un vistazo a estos consejos que te ayudarán a sacar los pequeños del internet: 

Sugiera juegos sin conexión

Regala a su hijo un juego de mesa o un rompecabezas, ayuda el pequeño a crear un nuevo juego y juega con él. Todo eso además de ser entretenido, hará con que ustedes pasen tiempo de calidad juntos.

Si no funciona, también puedes optar por actividades al aire libre y deportes como un juego de baloncesto, por ejemplo.

Tenga libros físicos

De acuerdo con un reciente estudio de la Universidad de Harvard, gadgets para leer cómo el Kindle o las tabletas pueden afectar el sueño, incluso de adultos. Siempre es bueno tener varias opciones de libros para leer con los pequeños.

Es muy importante estimular la lectura desde temprana edad y percibir los gustos literarios del pequeño también es una manera de conocer su personalidad.

Distracciones

Si usted ve que su hijo se está más ansioso sin la tecnología, estimule conversaciones sobre música, deportes o películas educativas sobre temas que los interesan, alejados del notebook, por supuesto.

Si todo sale mal, desconecta el WiFi

Sí, la medida es extrema. Pero ver por el lado bueno, con el WiFi desconectado ellos mismos van a encontrar otra manera de distraerse usando la creatividad.

Cómo mejorar el sueño de niños autistas

Es sabido por la ciencia que la persona autista duerme menos que las demás. Lo que es relativamente normal en la vida de los adultos, también es habitual en la rutina de los niños.

Los motivos

sueno 3

1.Exceso de estímulos

Esto sucede por algunos factores, responsables de una noche completamente agitada y un cotidiano con total irritación a los pequeños. Una de las razones para ello es la dificultad que el niño autista tiene en la concentración a un solo estímulo. A menudo, la propia decoración de una cama americana o de la habitación puede contribuir a este cuadro.

Pero no es sólo eso, ya que los ruidos venidos de fuera e incluso de dentro de casa sirven como inducción para esa situación. La información sensorial les proporciona una enorme cantidad de estímulos, lo que lleva a los pequeños a tener dificultades para procesar todo y agitarse.

2. Dificultad para diferenciar lo claro y lo oscuro

Otro factor que influye en el sueño de los niños autistas es justamente el hecho de que parte de ellos presentan dificultad para diferenciar lo claro y lo oscuro. Esta condición ocurre debido a la falta de percepción de la luz por el propio organismo, que a su vez tiende a producir menos melatonina, un neurotransmisor cerebral que ejerce influencia sobre el sueño.

¿Qué hacer para mejor el sueño del niño autista?

En primer lugar, se debe buscar ayuda profesional para que haya la intervención necesaria en la vida del niño. Sin embargo, hay algunas sugerencias que harán esa tarea más simple para los padres de niños autistas.

  • Trate de dejar la habitación del niño menos decorada posible. Una cama americana simple, un ambiente más neutro en colores y objetos, tiende a no estimular tanto el pequeño durante la noche;
  • Evite los ruidos internos y externos;
  • Deje el lugar más oscuro posible, para que su hijo pueda descansar;
  • Alimentos como café, chocolate y té son estimulantes y deben evitarse para que el niño tenga un sueño más tranquilo;
  • Los ejercicios que estimulan la actividad física son excelentes, sobre todo durante la tarde. Así, el niño puede incluso dormir mejor durante la noche;
  • Uso de una medicación que realmente funcione para el caso presentado por el niño (sólo bajo orientación médica);
  • Evite dormir en la misma habitación que el niño, recuerde que cuanto menos estímulos haya, mejor será.

Es aconsejable que los padres observen atentos algunos síntomas y comportamientos presentados durante la noche (que dejan los pequeños agitados). La convulsión y la epilepsia también pueden se manifiestan por la noche, por eso, todo cuidado debe ser tomado.

Cómo evitar el consumismo en niños

Quién tiene hijos siempre corre el riesgo de escuchar pedidos como “¿compra para mí?” o “yo quiero”. Y si hacemos caso a todo eso, el niño no sólo terminara con un closet lleno de ropas sin uso y muchos juguetes, sino que también aprenderá practicas consumistas muy prejudiciales. consumo

Con tantos propagandas vehiculadas en los diversos medios de comunicación, el incentivo al consumo se ve cada vez más aflorado. Pero los padres deben estar atentos a las voluntades de los niños para no promover el consumismo.

Sin la orientación de los padres, el hijo puede ser conducido por los medios que tienen interés financiero en tener un retorno efectivo con su anunciante. De esta forma, los niños pueden ser perjudicados por el estímulo del “comprar para ser feliz” o sea, priorizar mucho más el “tener” que el “ser”.

Atención, padres: educación financiera se enseña con el ejemplo

Consciencia en el consumo es urgente. Por eso, existe la necesidad de toda la familia saber mantener patrones de consumo equilibrados, no haciendo de las compras, un ocio o costumbre.

Por eso, antes de todo los padres tienen que observar sus valores. Todos sabemos que los niños aprenden observando su alrededor y no subestime su inteligencia: si tienes valores consumistas ellos lo sabrán y reproducirán.

Por eso, es necesario entender que la educación tiene un poder fundamental para pasar los valores que deben ser más espirituales, más humanistas, en el sentido de preocuparse por el otro y por el mundo en que vivimos.

En vez de permitir que la impulsividad por llenar el closet de ropas y la habitación con juguetes, es preciso promover la conciencia de que mantener el equilibrio en los gastos es necesario para todas las personas desde temprana edad.

Estimule la critica en su hijo

Para evitar que el hijo se convierta en alguien comandado por las necesidades de consumo, hay que transformarlo en un ser crítico, que sea capaz de reflexionar: no voy a hacer eso, porque estoy siendo inducido para hacerlo.

Además, una de las mejores formas de alejar el pequeño de una realidad consumista, es pasar más tiempo con el, en momentos placenteros de interacción, que no sean influenciados por los medios de comunicación. Visitar parques, exposiciones recomendadas para la edad o simplemente sentar a dibujar juntos, son actividades que estimulan los niños y no necesitan de mucho.

Cómo enseñar tareas domésticas a los niños

Cuando nacen, nuestros hijos dependen para hacer casi todo lo que necesitan para sobrevivir: desde la alimentación, hasta la higiene. A medida que van creciendo, vamos a enseñarles a dormir solos en su cama, comer solos, entre otros.

A los pocos, necesitamos enseñar a los pequeños una habilidad que garantizará su supervivencia: autonomía. Y eso es una actitud que parte de ellos. Observa en cómo los bebés que ya tienen un cierto control sobre sí intentando coger y pasar la pomada solos y imitando ciertos comportamientos nuestros. No buscar esa independencia es señal de que algo no va bien. dadson

Por eso, el cuidado de sí mismo es algo que debe ser enseñado en el día a día, con ejemplos y estímulo para hacer que su hijo ayude en casa.

Algunos consejos para comenzar a enseñar las tareas domésticos:

1 – Descubre lo que a ellos les gusta hacer

Dar cierta libertad a los hijos para que busquen su trabajo es fundamental para alcanzar el objetivo y principalmente para una relación armoniosa.

2- Trace una rutina

La rutina de la casa y de la familia es lo que hace que todo se organice mejor. Estipular horarios para ir a la cama, comer, para jugar y para la obligación puede evitar que el niño o el adolescente se sienta perdido o sobrecargado.

3 – Muestre posibilidades

Lavar o secar platos suele ser el gran fantasma para los hijos. Opte por mostrar otras posibilidades a ellos como enseñar a preparar un plato que la familia consuma con frecuencia. Así que usted puede estipular que, aquel día de la semana, quien cuida del almuerzo es él.

4 – Juguetes esparcidos

En cuanto a los juguetes existe una técnica que funciona muy bien. Juega y guarda. Los padres pueden incluso ayudar en el caso de niños pequeños, pero es importante que ellos aprendan que después del uso todo debe volver a su lugar.

5 – Ropa por la casa

Una de las mayores molestias de los padres es cuando los niños o adolescentes dejan ropas dispersas por la casa. Una sugerencia para estimular la disposición es exactamente lo contrario de la organización: ¡intente dejarlas exactamente en el mismo lugar! Esto sirve para que su hijo no tenga más que vestir cuando sea necesario. En cuanto llegue el momento, él mismo hablará sobre el asunto y dará apertura a una buena conversación.

La mejor hora para que los niños se acuesten

Muchos padres tienen dudas sobre la hora correcta que sus hijos deben dormir. ¿El ritmo de los niños debe acompañar la vida contemporánea o debemos mantener las mismas orientaciones de nuestros padres en cuanto a la hora de dormir para nuestros hijos?

childbed

Muchos expertos dicen que ese nuevo hábito de colocar a los niños en sus camas Box Spring 1 plaza después de las 22h los deja ansiosos y puede incluso provocar problemas de salud y de comportamiento, además de afectar el desarrollo de los pequeños. Por eso, es importante estimular que el niño se acueste más temprano, y toda la familia debe adaptarse al ritmo de el.

Además de afectar el desarrollo de los niños, el día a día de la familia es también afectado por el ritmo del niño que duerme temprano, pues el duerme más rápido. La hora que el niño más tiene sueño es cuando se oscurece, una vez que la melatonina (hormona que estimula el sueño al indicar para el cerebro que es noche) se produce de las 20h a las 21h30. Pasado ese horario, el niño se agita nuevamente, porque su cerebro entiende que ya pasó de la hora de dormir.

¿Cuál es la cantidad de horas necesarias para dormir bien?

En cada fase de la vida, debemos dormir una cantidad de sueño para nuestro bienestar. Los niños, por ejemplo, tienen que pasar el siguiente tiempo en sus camas Box Spring 1 plaza:

0-3 meses: el tiempo ideal de sueño varía de 14 a 17 horas;

4 a 11 meses: las horas de sueño recomendadas están entre 12 y 15 horas, pero el alcance puede ser más amplio, entre 10 y 18;

1 a 2 años: dormir de 11 a 14 horas al día, pero el rango a ser mantenido es de 9 a 16 horas;

3 a 5 años: dormir de 10 a 13 horas, no más de 14 horas y no menos de 8;

6 a 13 años: sueño de 9 a 11 horas, no inferior a 7 ni superior a 12.

Niños compartiendo dormitorio: problemas y soluciones

A veces, dividir el dormitorio entre hermanos es una opción, otras veces es una necesidad. Después de todo, no toda casa tiene un dormitorio para cada niño.

Little boy and girl listening to music together

Pero sea por opción o necesidad, pueden surgir problemas. Descubra cómo compartir una habitación puede transformase en una gran experiencia para todos.

1 – La hora de dormir

Si sus hijos son de diferentes edades, no debes forzar para que el niño mayor vaya a la cama al mismo tiempo que su hermano menor. Acuerda que los niños deben tener la posibilidad de ir a la cama a la hora apropiada. De lo contrario, los niños mayores quedarán resentidos.

La solución: colocar al niño más joven para dormir y dejar que el hijo mayor tenga su propia hora para dormir. Para los niños de la misma edad, o que deberían tener la misma hora de dormir, una habitación verdaderamente oscura y el mínimo de distracciones puede ayudar.

2 – El espacio personal

Mientras algunos niños les gusta dividir el espacio, otros no siempre quieren compartir todas sus cosas. Así que cuando no hay puertas para definir el espacio y la posesión de los objetos definidos, las cosas pueden ser complicadas.

La solución: Cada niño debe tener un poco de espacio propio dentro de su habitación. Esto puede ser algo pequeño como un estante o cajón, o bien algo grande como separación de espacio físico y mesillas. Acuerda que una de las mayores áreas privadas es la cama de un niño.

3 – Conflicto

Mientras los conflictos sobre la división de juguetes y ropa va a suceder con cualquier hermano, la proximidad forzada de un dormitorio hace que este conflicto sea aún más común. Muchos de los conflictos giran en torno a la invasión al espacio personal de cada niño, incluso en un intercambio o tomando algo prestado.

La solución: Defina las reglas y las consecuencias para romper estos acontecimientos tan pronto como sea posible.

5 – Transición

Si sus hijos nunca han dividido una habitación desde la infancia, la unión de dos niños en una habitación puede ser un desafío.

La solución: esclarezca siempre los motivos de esa decisión con sinceridad y mostrando-les la realidad. Puede parecer que no, pero los niños tienen gran poder de entender hasta los asuntos más delicados con un buen dialogo verdadero.

Niños y computador: como hacer de ese habito algo más productivo

El tiempo de uso recomendado para los niños en el computador es de dos horas diarias. Pero queda difícil, con tantas opciones de entretenimiento disponibles en Internet, reducir el tiempo de exposición de nuestros hijos a los monitores.

Limitar o no, es posible que los niños utilicen ese tiempo de forma más productiva. En el texto de hoy vamos a dar algunos consejos para que sus hijos tengan horas más provechosas delante del computador.

comp

Establecer el tiempo de los niños en el computador

El primer paso para que su hijo tenga una relación sana con aparatos electrónicos es tener un tiempo de uso controlado y limitado por los padres. Muchas horas al día expuesto a una pantalla puede perjudicar su sueño y hacerlo agresivo.

Más arriba dijimos que dos horas es el tiempo máximo recomendado. Pero tenga cuidado: esto se refiere al tiempo de uso para el entretenimiento. Las tareas escolares no deben ser contadas aquí.

Acompañe sus actividades en el computador

Nunca es demasiado recordar que sus hijos, al usar Internet, quedan expuestos a crímenes y otros contenidos inapropiados. Por eso, es fundamental que tengas el control de lo que él accede.

Hay varias formas de hacer esto: puedes utilizar filtros de contenido por edad – el propio Google ofrece ese servicio – o optar por la confianza mutua y el diálogo.

Sea un ejemplo de uso

Sus hijos necesitan un sólido ejemplo de un uso productivo del internet y no hay nadie mejor para dar ese ejemplo que tú. Muestre a ellos cuántas posibilidades de aprendizaje, diversión sana e interacción el uso correcto del equipo puede propiciar.

También de ejemplos de cómo hay actividades placenteras que no necesitan internet para ser realizadas: sea una persona que practique deportes y encuentre amigos presencialmente.

Muestre a los niños sitios y contenidos interesantes y educativos

No es necesario esforzarse mucho para encontrar sitios que son fuentes de contenido fascinante. ¿Por qué no presentarlos a los niños? Algunos temas tienen mucho éxito con los pequeños, como fenómenos naturales, culturas de otros países, animales, naturaleza, entre otros.

Identifique asuntos que sean de interés común y crea el hábito de investigar juntos, conversar e intercambiar direcciones de sitios web interesantes.

Sabemos que el computador nunca va a sustituir el placer de una buena compañía. Pero él puede ser una herramienta para transformar a esa compañía en algo más cercano.

Independencia: 6 habilidades que todo niño debe aprender

La independencia debe llegar para todos los niños y los padres deben aprovechar ese momento para enseñar valores, habilidades y todo lo que es necesario para que sean adultos bien preparados. nina

1 – Primeros auxilios básicos

Los niños viven golpeando, tropezando, cayendo del colchón y por veces hasta de superficies más altas. Lo que preocupa es que no siempre un responsable estará al lado para ayudarlo, es importante que ellos sepan qué hacer si por casualidad lo necesitan.

Es bueno que el sepa identificar si es grave (mucha sangre, muy grave) y cómo cuidar de eso (poco sangre, lavar con agua y jabón, mucha sangre, estropear con tejido y correr a la madre / padre / adulto responsable).

2 – Saber lo que es el dinero y como utilizarlo

Enseñe a su hijo lo que es dinero, para qué sirve y por qué es importante guardar. Enseñar a su hijo sobre cómo manejar el dinero, le ayudará a ser un adulto sin problemas financieros, independientemente de cuánto dinero gana.

3 – Cuidar la ropa

Cuando el niño pasa a tener curiosidad sobre la ropa y el armario (alrededor de 12 o 18 meses) ya puedes conversar con el sobre el porqué de cada una de las ropas estar doblada y guardada de esa forma, en ese cajón o armario. Porque los zapatos y la ropa se guardan separados, porque algunas piezas van en la percha y otras no y también, enséñeles sobre lavar la ropa.

A los 4 años, usted ya puede enseñarle sobre separar la ropa sucia de la limpia y donde la sucia debe ir, pida su ayuda para poner ropa en la máquina y explicar por qué.

A medida que crece, enséñele sobre las funciones de la lavadora y a partir de 4 años, llévelo para lavar la ropa contigo. Ofrezca un cubo con jabón y coloque algunas medias o pañales de tela simple para que él aprenda a frotar, enjuagarse, torcer y extender. Para él será un juego delicioso y al mismo tiempo, él estará aprendiendo a volverse en la vida adulta, sin necesidad de recurrir a la madre o alguien que cuide de sus ropas.

4 – Hacer pequeñas reparaciones

No importa si tienes hijos hombres o mujeres, todos necesitan aprender a cambiar una lámpara, lavar un vaso, identificar un destornillador y donde cada una necesita ser usada.

Ellos necesitan saber usar una tijera para cortar un filo, usar cinta adhesiva para remendar cualquier cosa provisionalmente, coser un pequeño rasgón en una ropa, cojín del colchón, o clavar un botón.

Obviamente, cada una de estas lecciones debe ser hecha con seguridad y en la edad apropiada, antes de los 5 años todo lo que usted puede ofrecer es dejarle observar, hablar de lo que está haciendo y responder a todas las preguntas que tiene.

A los 7 años ya puedes dejarlo probar usando el destornillador (bajo un supervisor, claro) y también puedes enseñarle a cocer, dando los primeros puntitos con línea y aguja. La seguridad viene siempre en primer lugar pero, necesitas dejarlo experimentar, intentar solo, tener las propias dudas y constataciones.

5 – Sobrevivir “entre las personas”

Decir “por favor”, “obligada”, buen día “,” buenas noches “y” excusa “está más allá de ser educado o no, es una cuestión de supervivencia social. Enseñe a sus hijos que estas palabras son mágicas y esenciales, pero también enseña sobre no hablar con extraños, no aceptar regalos, dulces o cualquier otra cosa de personas que no conocen. ¡Enséñeles a decir “socorro” también!

6 – Organizar el tiempo

Desde muy temprano, establezca una rutina con los niños. A medida que vayan creciendo y comprendiendo las marcas de tiempo, vaya enseñando sobre organizarse para conseguir hacer todo lo que necesita dentro del tiempo disponible.

Cómo mantener el dormitorio de los niños siempre ordenado

La organización es sinónimo de una vida más tranquila, después de todo todos saben cuánto la organización facilita el cotidiano de cualquier persona, especialmente la de las mamas.

Para ayudar en esta misión, hoy vamos a dar algunos consejos sobre cómo organizar la habitación de los niños, desde los juguetes hasta las ropas. Si usted sigue nuestros consejos notará cómo es más fácil encontrar todo. orden

1. Cajas organizadoras

No siempre cabe todo dentro del closet y el los armarios, es en esa hora que aparecen las salvadoras de la patria, cajas organizadoras! Ellas van a facilitar mucho su rutina.

Cada caja puede almacenar elementos por grupos. Sugerencia: como muchos juguetes tienen piezas pequeñas que se pierden fácilmente, separe una caja para eso, esa caja será una especie de hallazgos y perdidos de los juguetes.

 2. Ropa

Establezca sectores en el armario de su hijo, cree grupos de piezas y déjelas siempre juntas, como uniforme escolar, camisetas y regatas, pantalones cortos y faldas, pantalones y blusas de manga larga.

Sugerencia: separar las piezas de acuerdo con la estación del año. Disfrute de la limpieza y se deshaga de lo que ya no sirve en su hijo, además de abrir espacio para lo que realmente necesita, usted todavía podrá ayudar a otros niños haciendo donaciones.

3. Escritorio

Este sitio debe ser reservado para estudio, lectura y arte. Por lo tanto, nada que no sea necesario para la realización de esas actividades debe ir a otro lugar. En el escritorio, utilice potes y baldíos para guardar lápices de colores y afines. Y recuerde que este es el caso el lugar necesita una buena iluminación.

 4. Nichos y estanterías

Ideal para organizar libros, cds y dvs, ambos pueden ser organizados por géneros y facilitarán mucho a la hora de la búsqueda. Si la cantidad es muy grande, y no cabe en los estantes, el consejo es guardarlos en cajas etiquetadas, así que quedaron organizados y en un lugar apropiado para la conservación.

5. Calzado

Lo ideal es reservar una parte del closet sólo para los calzados, si cada zapato tiene espacio para ser almacenado solo, es aún mejor. De esta forma se quedan bien organizados y tendrán una durabilidad mejor por estar almacenados correctamente. Además, serán más fáciles de ver.

Cómo decorar un dormitorio para niño y niña

Muchas madres quedan sin saber lo que hacer en la decoración del dormitorio compartido entre una niña y un niño.  Pero distinto de lo que pensamos no es tan difícil así crear un ambiente para sus hijos e hijas convivir juntos (y quien sabe sin peleas). d1

Aquí van algunas ideas para tornar ese proceso mucho más simple:

Ventanas

Para quien tiene dos ventanas en la misma habitación, una buena oportunidad para separar el rincón de cada hijo puede usando colores diferentes en las cortinas, paredes y edredones.

 Adhesivos

Dividir el ambiente en color “de niño” y “de niña” es una buena estrategia para complacer a todos. Aquí se ve el adhesivo de pared hace la diferencia para dejar la habitación más alegre.

Divisoria

Además de usar colores diferentes en la pared, cojines, sábanas y accesorios, el proyecto puede contemplar una cortina verde que ayuda a separar el ambiente y dar más privacidad.

Cómics

Puedes bromear e crear diversos tipos de situaciones con adhesivos de vinilo para pared. Incluso con los cómics favoritos de cada uno.

Detalles

Colocar una estantería entre las camas puede ser legal para “separar” el ambiente, además de usar las iniciales de los nombres en las paredes.

Decoración más neutra

Para quien quiera algo delicado y simple, también se puede hacer una decoración con colores más neutros y sólo algunos detalles para diferenciar “niño” y “niña”. En ese caso cada niño puede tener su foto en la pared o simplemente detalles en la cama europea 1 plaza que diferencien los dos (como peluches, sabanas, entre otros).

Colorido

No siempre la niña necesita ser rosa y niño azul. Colores como el amarillo dejan la habitación más alegre y pueden ser combinados en alfombra, ropas de cama, entre otros detalles fácilmente. Una opción sería combinar amarillo y verde en la pared, la cama y los detalles.

Muebles neutros

En esta sugerencia porque los muebles son claros y neutros. Una cama europea 1 plaza de cada lado, sin cabecera es una buena opción. Además, los colores rosa y azul pueden ser utilizados en detalles, pero de maneras más sutiles, como en degradado y tonos pastel.