La importancia de la neonatología

neonatologiaHay un profesional responsable del cuidado del bebé en el primer mes de vida: el pediatra neonatal. Especializado en el tiempo que comprende hasta 28 días de vida, es un médico que generalmente trabaja en la UTI Neonatal para el cuidado de bebés prematuros o con disfunciones, por lo que su presencia es muy importante.

El neonatólogo es el profesional que tiene una formación específica en los bebés con disfunciones que requieren cuidados especializados intensivos, como los prematuros. El primer minuto de vida es muy importante, pues el bebé puede tener secuelas para el resto de la vida si no recibe los cuidados necesarios.

Entre el primer y el quinto minuto de vida, el bebé recibe una nota que va de cero a diez con relación a parámetros en la intensidad de los latidos cardíacos, el tono muscular y la respiración. Si esta nota por debajo de 7, pueden surgir complicaciones.

El neonatólogo también es importante antes del nacimiento del bebé. El profesional conversará sobre las dudas que tiene toda madre primeriza, como por ejemplo: cómo debe hacer que el bebé gane peso, cómo y cuándo amamantar, los exámenes necesarios, entre otros. El recién nacido también hace una consulta en la primera semana de vida.

Prematuridad

Cuando un bebé nace antes de 37 semanas es prematuro y puede tener un mayor retraso en el desarrollo. Si es necesario ingresar en la UTI, el responsable de ser el neonatólogo. El tratamiento también ocurre en caso de fetos involucrando también fisioterapeutas, enfermeros y oftalmólogos.

En ese momento, el profesional también ayudará los padres a conocer la situación de prematuridad. Es posible que, al principio, ellos tengan miedo de acariciar, pues los bebés parecen muy frágiles debido a su pequeño tamaño.

Sin embargo, es muy importante que se establezca lo más precozmente posible un vínculo físico entre los padres y el bebé. Hablar y tocar al bebé facilita el desarrollo y ayuda a los padres a establecer vínculos afectivos. Dependiendo de las condiciones de salud, podrá alimentar, limpiar y cuidar al bebé.

Consejos sobre la lactancia para madres primerizas

madres_primerizasAunque la lactancia es una hermosa etapa de la maternidad, a veces el escenario se complica debido a la inexperiencia o al ritmo actual de vida de muchas madres primerizas. Ya que ninguna mujer que haya amamantado puede decir que no ha tenido problemas al hacerlo, no sufras si al principio te cuesta llevarlo a cabo. Por eso, para evitar que la ansiedad se apodere de ti, encontrarás aquí algunos consejos que la neonatología brinda para ayudarte a hacer de este proceso una fluida y hermosa conexión con tu bebé.

1. Evita limitar.

Luego del parto, lo más aconsejable es comenzar a amamantar a tu bebé lo antes posible, sin fijar horario ni límite alguno. De esta manera, tu producción mantendrá un curso fluido y tu hijo podrá disfrutar de la última leche que queda en el pecho que, según matronas y especialistas en neonatología, es más rica en grasa y provee de un alto aporte calórico.

2. Siéntete cómoda.

Es esencial que al momento de amamantar adquieras una postura cómoda, en que puedas estar frente a frente con tu hijo. Puedes apoyar tu espalda y brazos en almohadas, procurando que estés rodeada de un ambiente tranquilo y lo más relajado posible. Esto no quiere decir que debas evitar amamantar en espacios públicos, debes superar esa suerte de vergüenza que da al principio, ya que es un acto natural y lleno de amor.

3. Sin dolor.

Cuando el bebé toma pecho correctamente evitas que la lactancia sea dolorosa, ya que así puede abrir bien la boca y no sólo agarrar el pezón, sino que también gran parte de la aureola. A la hora de terminar de amamantarlo jamás tires del pezón para soltar a tu hijo, ya que el lactante hace vacío en tu pecho y puede ocasionarte mucho dolor. Lo más recomendable es que, para estos efectos, introduzcas tu dedo meñique en la comisura de sus labios de manera que liberes el pezón suavemente y sin hacerte daño.

4. Cuida tu leche.

Mantente bien hidratada y cuida tus comidas, ya que ambos factores inciden en la cantidad y el tipo de leche que producirás. Por lo mismo, debes dejar totalmente de lado el alcohol y la cafeína, además es recomendable que evites el consumo de alimentos picantes, cítricos o muy condimentados.

Al final de cuentas, la neonatología recomienda que el proceso sea lo más amable y relajado posible tanto para la madre como para el recién nacido. Eso ayudará definitivamente a que el proceso de amamantamiento sea una etapa hermosa y evitarás que tu estrés sea transmitido a tu bebé.

Los 3 cuidados especiales que debes tener con un recién nacido

Un recién nacido es frágil y sensible, por lo que sus cuidados deben ser de forma especial. El primero tiene relación con la cura del cordón umbilical, que comienza a secarse hasta desprenderse. Lo importante es mantener el área limpia, evitando usar elementos que puedan irritar. En caso de olor extraño o infección, acudir al pediatra.

A su vez, una situación muy frecuente es la aparición de la costra láctea en el cuero cabelludo, que se torna de un aspecto escamoso. Se trata de un problema únicamente estético, aunque si presenta signos de infección debe poner especial atención.

Finalmente, están las coceduras o dermatitis del pañal, que suelen aparecer en mayor medida cuando el infante comienza a ingerir una cantidad mayor de alimentos. Lo ideal es estar pendiente de mudarlo regularmente, lavar la zona con agua y jabones neutros.

 

6 consejos para el buen cuidado del bebé

consejos_cuidadobebéPor lo general cuando una mujer está embarazada tiende a tener miedo porque no sabe cómo cuidar apropiadamente a un bebé, no obstante es importante que al momento de dar a luz se pida ayuda al personal de neonatología del centro de salud donde ocurre el parto, pues las enfermeras son las más indicadas para ayudar a las mujeres, sobre todo cuando son primerizas, tienen bebés con mayores complicaciones, o inclusive si tienen un embarazo múltiple.

Pero antes de que ocurra todo el parto, es importante que tengas ciertas nociones de cómo cuidar apropiadamente a tu bebé, por lo que debes continuar leyendo para que sientas que no vas tan “a ciegas” en el camino de la maternidad.

Aspectos a tener en cuenta

1- En primer lugar debes hacer el máximo esfuerzo por darle pecho al bebé, porque eso hará que se refuerce su sistema inmunológico y por ende que tenga mayores defensas para su vida.

2- Considera que su estómago es pequeño, por lo que debes darle poca cantidad de leche a intervalos cortos para que pueda aguantar bien.

3- No te preocupes si regurgita porque es perfectamente normal, pues el bebé no sabe alimentarse bien y tiende a tragar mucho aire que al expulsarlo arrastra la leche.

4- En el caso de que bote leche muy seguido, lo mejor es levantarlo lo más posible al momento de amamantarlo, elevando la parte superior del colchón unos centímetros.

5- Evita comer repollo, alcachofas y espárragos porque eso hará que la leche adquiera un sabor amargo, lo que no le gustará al bebé haciendo que la rechace.

6- No utilices colonia en el bebé recién nacido porque puede resecar su piel, en su lugar usa un jabón especial, o bien ponle talco en el cuello y las axilas. En el caso de que su piel tenga un aspecto muy reseco, el aceite corporal es la mejor opción, porque no lo dañará.

¿Qué hacer cuando son dos los bebés que vienen en camino?

El nacimiento de todo hijo es un evento trascendental en la vida de cualquier madre y padre, fueron largos nueves meses los que estuvieron esperando que aquel día llegara, asistieron a todos los controles necesarios y se pusieron muy contentos cuando supieron que serían papás. Sin embargo, cuando la noticia tiene un vuelco y con una ecografía, el especialista les indica que son dos los corazones que se escuchan.

clinica_alemana_neonatologiaPuede parecer todo un desafío, pero donde comen tres, también lo hacen cuatro, por lo que ahora es momento de organizarse y tomar en cuenta todo lo que te indique tu médico. Es muy común que mujeres embarazadas tengan un parto múltiple, lo que debes tener en consideración que normalmente un embarazo de gemelos o mellizos tiene una duración de 36 o 37 semanas apróximadamente.

Al conocer esta importante noticia sobre tu embarazo, debes cuidarte mucho y descansar bastante, dado que subirás considerablemente de peso, ya que son dos las “personitas” que llevas en tu interior, lo que con el tiempo te impedirán un poco realizar tus tareas diarias.

Los cuidados

De por sí ya cuidar un bebé, siendo el primer hijo es todo un desafío, pero toda una aventura para los padres, ahora con dos la cosa se vuelve del doble de entretenido y a su vez cansador. Es muy difícil alcanzar a hacer todo a la perfección con dos bebés, no debe agobiarte por ni sentirme mal por si cometes algún error. Lo importante es contar con la ayuda necesaria, tanto en las tareas del hogar como el cuidado de tus hijos.

Especialidades del área de la salud, como la neonatología no son sólo los encargados de cuidar de tus bebés al nacer, sino que pueden entregarte toda la información necesaria a la hora de buscar ayuda profesional.