Preguntas más frecuentes en torno al proceso de vacunación de los niños

VacunasEl área de la Pediatría, se encuentra muy comprometido con el proceso de vacunación que deben realizarle a todos los niños del país. Ya que es necesario, proteger su sistema inmunológico y prepararlo para el mundo exterior. En torno a lo anterior, es que tanto padres o tutores se cuestionan muchas cosas relacionadas con algo vital para la salud de sus hijos, por esta misma razón hemos querido ayudarlos a despejar esas interrogantes.

1- ¿Pueden las vacunas debilitar el sistema inmunológico del menor?

Pues para su seguridad, las vacunas sólo buscan fortalecerlo, en ningún caso sobrepasará la capacidad de respuesta del aparato. Además, es capaz de recibir varios tipos de antígenos.

2- ¿Corre peligro la salud del niño se se le aplican varias vacunas al mismo tiempo?

No hay ningún peligro con aquello, ya que la respuesta es la misma si se hiciera una por una. La diferencia es que debe hacerse en los dos brazos y no todas en una sola extremidad.

3- ¿Cuáles son las reacciones de una vacuna?

Las comunes y que son advertidas, es que el niño pueda presentar un poco de fiebre y/o dolor en la parte que lo vacunaron. Si se pone de color rojo, hay una erupción e inflamación, junto con una fiebre muy alta, es recomendable que se dirija a su pediatra lo antes posible.

4- ¿Un menor enfermo puede ser vacunado?

Los niños que se encuentren pasando por algún cuadro de gripe, por ejemplo, u otra enfermedad, deben consultar son su médico tratante para que le entregue la mejor opción y solución frente a su programa vacunatorio.

5- ¿Qué hacer si olvidó una vacuna?

Primero, debe contar con el calendario correspondiente a la vacunas de su hija, con la finalidad de que pueda tener la guía completa de cómo será el proceso y no crear confusiones, que sólo afectarán al salud del menor. Favorablemente, la capacidad inmunológica con la cuenta el ser humano, le permite poder contar con un plazo importante por si olvidó la segunda o tercera dosis, cuenta con cuatro y hasta seis meses para hacerlo.

Padres no olviden, que el sistema inmunológico en un lactante es mucho más débil que un niño de 4 años, por lo mismo, intenten ser muy cuidados con el proceso de vacunación de cada menor.