3 tipos de escuelas alternativas para tus hijos

Las necesidades de aprendizaje de los niños pueden ser diversas. Por la misma razón, no todos responden de buena forma ante el modelo educativo tradicional. Así, cada vez son más los padres que optan por propuestas alternativas, que se adaptan mejor a la personalidad y carácter de cada uno de los educandos. A continuación, te presentamos las 3 más populares:

1. Homeschool: ya sea por bullying, mal rendimiento, falta de motivación u otras variables, no son pocos los padres que han optado por desescolarizar a sus hijos y brindarles una educación alternativa. Ésta consiste en la entrega de material online que los chicos estudian de manera autodidacta con el apoyo parental y tutorías virtuales a fin de resolver dudas. Así, los alumnos se instruyen desde su casa, en los horarios que el apoderado determine y organizando sus materias como les plazca. Luego, sus estudios serán validados mediante la aplicación de exámenes libres.

Para optar por este sistema personalizado y a la medida de cada familia, es necesario que los padres dispongan del tiempo necesario para guiar el proceso educativo de sus hijos, así como también que estos sean metódicos, organizados y estén ávidos por ampliar sus conocimientos. De lo contrario, este modelo podría convertirse en un jolgorio infecundo.

2. Montessori: está basado en el respeto a los niños y a su impresionante capacidad de aprender nuevas cosas. Fue desarrollado por la doctora italiana María Montessori, quien basándose en sus conocimientos experienciales, se declaró maravillada ante el potencial físico e intelectual del educando. Por dicha causa, ideó un modelo que lleva al niño a ser protagonista de su propio aprendizaje, por medio de una libertad guiada, vivencias y exposición a materiales que estimulan la creatividad.

La Facultad de Educación de diversas universidades se encarga de ofrecer cursos, talleres y especializaciones en este modelo educativo, lo que da cuenta del amplio interés que concita entre los apoderados.

3. Singapur: Es una metodología de trabajo que se utiliza para un mejor aprendizaje de asignaturas como matemáticas y ciencias, en base a lo concreto, pictórico y abstracto; es decir, con materiales, ilustraciones y representaciones mentales del contenido estudiado. Se trata de un diseño que se está implementando en nuestro país, con presencia en distintos colegios y para lo cual los docentes debieron capacitarse en la Facultad de Educación, con el apoyo de profesores procedentes del país que le da nombre.

Como ves, la metodología de aprendizaje no tiene por qué ser “cuadrada” ni mantener el status quo, sino que debe adaptarse a las necesidades de los diferentes educandos. Todos somos distintos, aprendemos a un ritmo propio y podemos explorar nuestro potencial a través de variadas alternativas. Por lo mismo, la Facultad de Educación necesita responder al desafío e integrar en sus planes curriculares para la formación de pedagogos estas mecánicas no tradicionales, cuyo éxito teje los cimientos de la enseñanza del futuro.