Cómo descubrir el reumatismo en niños

El reumatismo es un término utilizado para hablar de diversas enfermedades que provocan síntomas en los músculos, tendones, ligamentos, huesos y articulaciones del cuerpo, generalmente en ancianos y personas en la mediana edad, sin embargo, la enfermedad también puede afectar niños.

Con la enfermedad, odo el cuerpo puede ser afectado, lo que incluye el cerebro, los riñones y el corazón. Entre los problemas más comunes están la artrosis y la artritis reumatoide.

El dolor es el principal síntoma del reumatismo

descargavc

Los síntomas del reumatismo pueden entorpecer al paciente, en la práctica de ejercicios físicos y en otras actividades rutinarias, como jugar y en el colégio.

Según profesionales especialistas en reumatología, demás del dolor, es posible presentar hinchazón de las articulaciones, endurecimiento de la articulación en el período de la mañana y síntomas generales, como fiebre, pérdida de peso y cansancio,

Durante una consulta, es necesario que el especialista en reumatología evalúe la causa del dolor para ofrecer el tratamiento más adecuado, ya que el dolor presente en el reumatismo también es síntoma de otros problemas articulares y óseos. En las enfermedades reumáticas, los dolores no tienen origen traumático, o sea, no son resultado de golpes o accidentes, ni de esfuerzo repetitivo.

Antinflamatorios y fisioterapia forman parte del tratamiento del reumatismo

El dolor puede ser minimizado sobre la base de un tratamiento multidisciplinario que engloba la educación del paciente con relación a la enfermedad, tratamientos de rehabilitación, como fisioterapia y tratamientos no medicamentosos para control de dolor, como acupuntura.

Las medicaciones específicas para los síntomas, como los antinflamatorios, también se pueden prescribir, según el caso. Si no se diagnostican y se tratan adecuadamente, las enfermedades reumáticas pueden generar complicaciones, especialmente en los pacientes con cuadros más graves, comprometiendo órganos importantes y ofreciendo riesgo de muerte, como las vasculitis y el lupus.

Obesidad infantil y sus consecuencias

obesidad-infantilMuchos niños adquieren desde muy pequeños los malos hábitos de alimentación, lo que trae como consecuencia un sobrepeso o una obesidad infantil. Lo cual es muy preocupante debido a la corta edad y las terribles enfermedades que se asocian a la obesidad.

Las consecuencias de la obesidad en los niños, fruto de la acumulación de grasa en el organismo van desde el desarrollo de una diabetes hasta problemas cardiacos. Sin embargo, no sólo afecta a nivel físico a los niños tener un problema con el peso, deriva en trastornos psicológicos durante la adolescencia.

Siempre se pensó que el problema de obesidad era una enfermedad específica de los adultos, pero la verdad es que en la actualidad los niños están alcanzando niveles alarmantes de sobrepeso y problemas de salud como consecuencia de la obesidad.

Enfermedades

Un niño con obesidad infantil, tiene complicaciones de salud y enfermedades que no deberían padecer mucho menos tan pequeños.

  • Problemas con los huesos y articulaciones

  • Dificultad para desarrollar deporte u otro ejercicio físico

  • Alteraciones del sueño

  • Dificultad para respirar y cansancio excesivo

  • En las niñas, padecen de una madurez prematura relacionado con los ciclos menstruales

  • Hipertensión, colesterol, enfermedad cardiovascular

  • Disturbios hepáticos

  • Problemas cutáneos

  • Diabetes

Sin embargo, un niño obeso no debe convivir tan solo con las molestias físicas que trae el padecer de un sobrepeso crónico, en lo psicológico también le trae consecuencias.

  • Depresión

  • Baja autoestima

  • Aislamiento social

  • Discriminación

  • Trastornos en bulimia y anorexia nerviosa

Para los especialistas, es vital que los padres se preocupen de la alimentación de sus hijos, lo ideal es que no se consuman grasas saturadas y azúcares en exceso durante la infancia, ya que la obesidad persiste en la adolescencia y de no tratarse a tiempo, será arrastrada a la adultez donde las complicaciones serán considerables, al punto del peligro de muerte.

 Cómo ayudarlos

Para poder ayudar a un niño con sobrepeso hay que hablarles sobre la situación para que puedan percibir que lo que hacen es perjudicial para su salud y comenzar con hábitos de alimentación saludables. Una de las formas de hacerlo es equilibrando las calorías comiendo alimentos que brindan una nutrición adecuada, y los padres o cuidadores pueden preparar versiones más saludables de los platos favoritos del niño, reduciendo al máximo las tentaciones de alto contenido calórico, reduciendo las grasas y permitiendo que solo de vez en cuando consuman golosinas.

Algunos ejemplos de alimentación saludable son:

-Reemplazar las bebidas azucaradas por agua

-En las comidas sirva porciones adecuadas para un niño e incluya variedad de frutas, verduras y productos integrales.

-Elija carnes magras y pescados, además de porotos y lentejas.

Anime al niño a mantenerse activo reduciendo el sedentarismo de los juegos de computadora e incentivándolo a entretenidas actividades como por ejemplo natación, bailar, jugar fútbol, saltar la cuerda, o bien simples caminatas a paso rápido.

La vacunación infantil

Los avances en materia de salud que se han ido experimentando, se destaca la labor y la dedicación a la extirpación casi completa de las enfermedades infecciosas que afectan a los niños desde su nacimiento hasta los 16 años aproximadamente. La cifras avalan que la eliminación ha sido entre un 95 y 100 por ciento del total de las dolencias. Por lo mismo, es que la vacunación de los menores es tan importante, ya que se debe preparar su organismo para el mundo exterior junto con el trabajo contínuo del área de la salud dedicada a ellos.

Vacunas niñosAsí, la solución que se lleva realizando por años en Chile como en otros países, es un programa de vacunación que le permite a los bebés estar protegidos desde el comienzo hasta su adolescencia, de enfermedades como el polio o la tos convulsa. La vacunación debe hacerse desde el segundo año de haber nacido, debido a la exposición a contraer algún virus desde muy pequeños. Como padres, deben informarse con el especialista encargado, en este caso, con el pediatra de su hijo quien les enseñará cuáles son las vacunas y cuándo le corresponde cada una.

Con el correr de los años, tu hijo deberá vacunarse nuevamente como a modo reforzar las que ya le inyectaron en una primera instancia, entre los cuatro y seis años, para luego entre los once y dieciséis. La segunda etapa de apoyo, en su mayoría cumple con un programa vacunatorio que realizan en los colegios la mayoría de los planes de salud que tenga cada gobierno. Es importante, que lleves un registro de las vacunas que le han propiciado a tu hijo y que no falte ninguna consulta médica.

Puede que se te pase una fecha de vacunación, por olvido u otro motivo, no te preocupes que los centros de salud y el programa, se encuentra preparado para esta situaciones y cuentan con soluciones efectivas para que tu bebé se ponga al día con sus vacunas, revisa el calendario de vacunación correspondiente.

Objetivo: cuidar y proteger a nuestros niños

No existe mejor forma de poder mantener a tu hijo sano desde su nacimiento, que proporcionándole sus vacunas desde su primeros días de haber nacido, porque es la alternativa fundamental para prevenir enfermedades de alto riesgo, permitiendo protegerlo a él o ella, a su familia y demás bebés y niños con los que se rodee.

Tal como se ha mencionado, según el gobierno de turno se desarrollan año a año planes de vacunación completamente gratuitos para todos los infantes, niños y jóvenes del país que pertenezcan a los grupos donde se daba aplicar cierta vacuna para determinada enfermedad.

Su eficacia, se debe principalmente a que estos medicamentos biológicos, provocan en las personas sanas, la producción de sus defensas más conocidas como anticuerpos, los cuales trabajan protegiendo de los agentes infecciones de la vacuna y así, eliminando cualquier posibilidad de infección o dolencia.