3 señales de que el niño está desarrollando obesidad infantil

La obesidad infantil es un problema recurrente actualmente y algunas prácticas de los padres o apoderados pueden contribuir para el crecimiento de esa tasa.

Descubra tres comportamientos que pueden estimular la obesidad infantil:

Lactancia materna insuficiente

Cada período de 3 a 7 meses en el tiempo total de lactancia materna reduce en un 6% el riesgo de desarrollo de obesidad. Por lo tanto, los bebés que dejan de mamar temprano tienen mayor propensión a la diabetes

La práctica de la lactancia materna es uno de los factores más importantes para la protección contra la obesidad futura.

La leche materna tiene una serie de sustancias que controlan la saciedad, tiene una composición ideal y variable ajustada a las necesidades nutricionales del niño en cada fase.

Introducción incorrecta de alimentos en la dieta del niño

El niño debe comenzar a recibir nuevos alimentos complementarios a la leche materna a partir de los 6 meses de vida.

Estas comidas deben ser preparados para el niño con variación de alimentos. El niño puede comer la misma alimentación de la familia, pero con el cuidado de garantizar que tenga una alimentación sana.

Cuando se introducen alimentos inadecuados – grasosos y con azúcar – para el niño de 1 año, el tendrá dificultades para aceptar los alimentos saludables.

Hábito familiar de alimentarse mal

El adulto tiene que dar el ejemplo. Es prácticamente imposible que un niño huya de la obesidad o del sobrepeso cuando tiene padres que ingieren alimentos grasos, jugos artificiales y olvidan la existencia de frutas y verduras.

Además de vivir sano con alimentación y hábitos saludables, es importante no tener golosinas de fácil acceso para los niños y estipular algunas reglas en cuanto a las comidas grasosas y dulces, además de alimentos y bebidas artificiales.

Incentive el placer de su hijo por la vida sana

La actividad física es importante en todas las edades, en especial para los niños, ya que es en esa fase que despertará el interés por algún ejercicio.

Es importante exponer al niño a diversas actividades, sólo así tendrá la oportunidad de escoger algo que le guste.

Además de alejar el niño de la obesidad infantil debido a la quema de calorías y energía, las actividades hacen con que el niño también tenga interés en actividades importantes para su desarrollo como un todo.