5 consejos para estimular la lectura en niños

¿Cómo convencer los pequeños a dejar los juegos y la televisión para en cambio abrir un libro? A pesar de que la lectura es una actividad divertida y puede ayudar a adultos y niños a crear lazos emocionales, a menudo es difícil crear ese hábito.

Por lo tanto, reunimos algunos consejos sobre cómo estimular la lectura infantil

1. Ser ejemplo  https://bibliopedagogia.files.wordpress.com/2015/01/crianc3a7as-lendo.jpg

Aunque un consenso decir que es importante leer, muchos adultos no tienen ese hábito. Como la lectura es un acto cultural es importante que los adultos desarrollen este hábito para el niño también aprender a desarrollar.

2. Apaga el televisor

El problema es que con el aparato conectado es difícil leer. El televisor también crea un espacio vacío físico y psíquico para la lectura. Especialmente si el adulto también lee en ese momento.

3. Crear un momento de la lectura

Utilizar el tiempo en familia para actualizar la lectura. Los padres con sus libros, los niños con los de ellos y hablar sobre el tema. Además de ser importante ser un ejemplo, es para mostrar al niño lo que está leyendo.

Incluso se puede pensar en una especie de club de lectura, donde se elige un título para compartir impresiones del mismo más tarde. No tenga miedo de decir que no te gusta un libro y las razones para ello. De este modo, el niño puede entender que hay diferentes tipos de obras y que es posible dejar una de lado y empezar otra.

4. Ofrecezca diferentes tipos de texto infaltil

También es bueno ofrecer diferentes tipos de texto. Dejar que los niños lean contenidos dirigidos a diferentes grupos de edad, cierta incertidumbre. Sin embargo, es importante dejar que los niños disfruten de textos infantiles mismo que no sean para su edad. El aprendizaje se estimula por desafios.

5. Respetar los gustos del lector

Especialmente entre los niños de mayor edad, los padres pueden tener precauciones con los gustos literarios, que tienden a estar interesados ​​en un solo género. Animar a la lectura de estos títulos, pero también tratar de ofrecer otras opciones. Puedes investigar los intereses del niño, buscar libros e indicar obras sobre esos temas.

Niños con Síndrome de Down: beneficios del deporte

Además de mejorar la calidad el bienestar de los niños y traer múltiples beneficios para la salud a corto y largo plazo, la actividad física es una herramienta contra la obesidad infantil cada vez más frecuente y que preocupa a tantas familias.

https://br.guiainfantil.com/uploads/Saude/benefcios-do-esporte-para-crianas-sndrome-down_A.jpgCuando hablamos de niños con síndrome de Down, la importancia del deporte se multiplica.

Los niños que practican deportes, además de obtener as ventajas físicas proporcionadas por la actividad, también ganan beneficios psicológicos y sociales muy importantes para su vida.

Debido a su resistencia cardiaca y respiratoria por veces más débil que los demás,  las prácticas deportivas cortas o con periodos de descanso, favorecen el interés y atención del niño, sin perjudicar su salud o desmotivar.

Sin embargo es muy importante respetar los deseos del niño. Todo empieza con la percepción de los padres a la disposición de sus hijos para determinadas actividades, como la natación, las bicicletas infantiles, los deportes en grupo, entre otros.

Beneficios  del deporte para los niños con síndrome de Down

1. Ayuda a su hijo a sentirse parte de un grupo y enseña sobre el trabajo en equipo, fomentando la importancia del compañerismo y las relaciones personales.

2. Permite que el niño descubra sus propias habilidades y ayuda a expresar sus emociones con el grupo, lo que favorece el control emocional: desde el deseo por el trabajo bien hecho,  la recompensa de los grandes esfuerzos o incluso el necesario manejo de la frustración.

3. Los niños toman más conocimiento de sus dificultades y todo lo que puede hacer para superarlas, mejorando así su autoestima.

4. Adquieren mayor autonomía y mejoran su estado de ánimo.

5. Aprenden a respetar las reglas del juego y también las de la sociedad.

6. Ayuda a eliminar el estrés, lo que favorece su estado de ánimo y trae mayor bienestar.

7. Mejora su estado general, así como su forma física.

8. Previene la obesidad.

9. Aumenta su resistencia respiratoria, mejorando así todo el aparato respiratorio.

10. Reduce el riesgo de enfermedades del corazón, así como alteraciones en la frecuencia cardíaca.

11. Baja la presión arterial.

12. Reduce el colesterol ‘malo’ y los triglicéridos.

Habilidades que mejoran 

El deporte es muy importante en los niños, pero más aún en el caso de los niños con síndrome de Down, ya que ayuda a mejorar la postura del cuerpo y ayuda a desarrollar una mejor orientación espacial, equilibrio y flexibilidad.

El deporte ayuda a mejorar las habilidades en la coordinación, especialmente cuando se elige deportes como el ciclismo en bicicletas infantiles, corridas, entre otros.

Por otra parte, en el caso de los niños con síndrome de Down, la ayuda va mucho más allá de traer más fuerza y ​​tono muscular. En esos casos el deporte trae inclusión, sociabilidad y aprendizajes en grupo que contribuyen para la autonomía y superación de limites.

 

Aprenda a elegir el deporte ideal de acuerdo con la personalidad del niño

¿Qué deporte es más apropiado para mi hijo? Esa es una pregunta muy común entre los padres, especialmente cuando hablamos de niños pequeños que todavía están descubriendo sus gustos y habilidades.

Antes de empezar es importante saber que eligir una actividad física no es así tan complejo. Existen deportes para todas las edades, para cada tipo de personalidad y para cada necesidad que el niño tiene. https://br.guiainfantil.com/uploads/Esportes_e_artes/o-esporte-mais-adequado-filho-personalidade_A.jpg

Por ejemplo, podríamos indicar un deporte de equipo para los niños tímidos, ya que les ayudaría a socializar. Si pensamos en  un niño más comunicativo, pero también muy detallista y enfocado, es más recomendable un deporte individual, porque le traería equilibrio.

Elija el deporte de acuerdo con la personalidad del niño

La elección de un deporte es una tarea que debe ser hecha siempre en conjunto, o sea, entre los más importantes involucrados: el niño y sus padres. Todo puede empezar con la percepción de las actividades que más motivan los pequeños, como la natación, las bicicletas infantiles, los deportes con arcos y aros, entre otros.

Pero es importante, sobre todo, respetar los gustos e intereses de los niños y nunca forzarlos a hacer algo que no les gusta. Sino que apoyar e incentivar que los niños también tomen sus decisiones

Son ellos los que tienen que decidir si están dispuestos a sacrificarse por el deporte de competición que requiere mayor dedicación, o si prefieren hacer ejercicios para la diversión y el entretenimiento (lo que también es muy saludable).

Un deporte de competición requiere la máxima asistencia y apoyo de ambas las partes, sea para la alimentación restringida, horario, entre otros. Por eso, no basta que al niño le encante las bicicletas infantiles, el también tiene que sentirse confortable y feliz con todas las reglas y cambios que el ciclismo trae para la vida.

Elige el deporte más adecuado para los niños de acuerdo con sus gustos, capacidades físicas y corporales, posibilidades, personalidad y necesidades:

– Para los niños tímidos: los deportes de equipo (voleibol, basketball,  fútbol) pueden ser buenas opciones, ya que ayudará a los niños tímidos para socializar y compartir experiencias con otros niños.

– Para los niños inquietos o nerviosos: estimular la concentración, pero cuando los niños están motivados. Lo mejor es optar por corridas, ciclismo o la natación.

– Para los niños muy detallistas: deportes que exigen control y la capacidad de superar limites. Los mejores son los deportes individuales como la gimnasia, tenis o artes marciales.

– Para los niños fuertes y seguros de sí mismos: se puede optar por deportes como el rugby.

– Para los niños muy ágiles: el skate, esquí en la nieve o el agua podría ser una buena opción. En cualquier caso, lo mejor es preguntar a la orientación del profesor antes de tomar cualquier decisión. Él sabrá evaluar el deporte ideal para cada niño o niña.

– Para los niños con necesidades en disciplina: las artes marciales como el taekwondo, judo o el karate deportivo son los más recomendables.

Cómo lograr que su hijo duerma solo

El miedo es un sentimiento intrínseco para el ser humano, tales como alegría o decepción, así que es normal que todas las personas sientan miedo. En los niños el miedo es parte del aprendizaje, y también una parte importante de su desarrollo. http://www.tribunadabahia.com.br/upload/images/2013-07-24/20130724111003_crianca-dormindo-460-sxc.jpg

Si durante la noche el miedo se apodera de su hijo es posible enseñarlo a lidiar con ese sentimiento y prepararlo para el futuro de forma lúdica y sin traumas.

Si su hijo tiene miedo de ir a dormir solo, estos consejos simples pueden ayudarlo:

1. Hablar con su hijo: escucharlo y darle seguridad

La comprensión del origen de los miedos de los niños es esencial para ayudar a desmitificar los miedos reales: si su hijo tiene miedo a los perros, muestre videos de que juegan con sus dueños, juegue con ella y un perro tranquilo.

A veces este miedo es el resultado de lo desconocido y cuanto más familiarizado con el objeto de temor, más el sentimiento va disminuyendo. Tranquiliza el niño siempre que tiene miedo y fortalece el sentido de la idea de seguridad cada vez que lo necesite.

Hable con su hijo acerca de sus temores durante el día. Ayudará a construir su confianza en la luz del día, que es la mitad del camino para que se sienta más seguro en la noche. Y un niño seguro, se convertirá sin duda en una persona más autónoma.

2. Sea creativo, utilizar técnicas adaptadas a la edad de su hijo

Para combatir los temores imaginarios, como monstruos, extraterrestres y otras criaturas que inexplicablemente pueden “habitar” los dormitorios infantiles, sea creativo.

Las mascotas son también grandes guardianes de los sueños y de la niñez. Incluso un acuario con peces introducidos en los dormitorios infantiles pueden ayudar a controlar y dominar su espacio contra los seres imaginarios.

3. Evite televisión en la noche

Aún que muchos padres controlen con éxito los programas que sus hijos ven en la televisión, es mejor dejar esa diversión para las horas del día. En la noche hasta cosas inofensivas pueden traer recuerdos asustadores para su hijo en la hora de dormir.

4. Decoración siempre alegre

Colores, ambiente acogedor y alegre son ítems indispensables en los dormitorios infantiles. Eso transmite felicidad y este sentimiento quedara guardado en la memoria de su hijo, que en la noche se sentirá más confortable en dormir solo.

Los 4 mejores blogs para madres y padres

La maternidad es algo que a veces se sueña y planea con mucho tiempo, pero también puede llegar de manera imprevista. Afortunadamente, siempre hay otras mujeres a las que se puede recurrir, principalmente a nuestra madre, quien tendrá muchos sabios consejos para darnos y alguna amiga o familiar a la que podamos llamar a cualquier hora.

blogs_madrespadresAdemás de ellas, las madres actualmente pueden recurrir a otras fuentes de información valiosa, muchas mujeres alrededor del mundo decidieron compartir sus problemas, sus experiencias, además de las angustias y alegrías que componen la vida de una madre a través de Internet.

A continuación, una lista con los mejores blogs sobre maternidad:

Diario de una mamá pediatra

Dirigido a padres y madres recientes, pediatras y otros profesionales de la salud, personas que trabajan con niños. Este blog ofrece mucha ayuda a las nuevas madres y a quienes planean serlo en el futuro. Los temas principales son los niños, problemas de salud y prevención. Su autora, Amalia Arce, es pediatra en el Hospital del Niño en Barcelona y madre de dos pequeñas.

Somos múltiples

La misión fundamental de esta página, es la de informar e intercambiar experiencias con otros padres o futuros padres. Blog especializado en mellizos, gemelos, trillizos y más. Adriana Rodríguez-Miranda es su autora, madre de mellizos, ella comparte sus opiniones, así como también documentos con información de interés acerca de los nacimientos múltiples.

Mi mamá es psicóloga infantil

Sara Tarrés es psicóloga infantil y además, madre de dos hijos. En su blog comparte experiencias, puntos de vista y consejos desde su profesión como psicóloga infantil. Este blog explica, con un lenguaje sencillo y cercano, por qué los niños y niñas se comportan de determinada manera.

Papá en rodaje

Ahora bien, la tendencia es que la mayoría de los blogs relacionados con maternidad sean escritos por mujeres, sin embargo, cada vez más hay padres que se interesan de igual manera por el cuidado y la atención de sus hijos, es el caso el blog Papá en rodaje que se inauguró el años 2011 y que compila historias con mirada masculina acerca de la crianza y el cuidado de los hijos. Este blog ofrece una mirada distinta, obviamente desde un punto de vista paternal, pero no así menos importante y resulta ser muy útil para los padres primerizos.

 

Ayuda que debería prestar el niño según su edad

Los niños desde que son muy pequeños necesitan que los padres confíen en ellos y crean en sus capacidades para hacer las tareas del hogar. Sólo así sentirán la confianza suficiente para poder realizarlas. Es preciso que los padres den responsabilidades a los niños en la casa para que se acostumbren -poco a poco- a los quehaceres diarios de una casa.

Como madre, muchas veces necesitamos ayuda en casa para realizar las miles de tareas diarias, sin embargo, no sabemos si es bueno presionar a nuestros hijos para que colaboren o si es mejor dejarlos jugar. Expertos en Pediatría aseguran que hacer participar a los niños en los quehaceres domésticos ayuda en su desarrollo, ya que aprenden a ser más responsables, se alienta su creatividad y ayuda a afinar la motricidad y, por último, practican ejercitando su la iniciativa propia.

Estas son las tareas domésticas que se les pueden asignar a los niños según su edad:

De 2 a 3 años

Los dos años es una buena edad para empezar a delegar tareas sencillas al niño. Entre ellas: recoger y guardar los juguetes, regar las plantas, colocar objetos en repisas, poner la ropa sucia en la canasta y comenzar a vestirse y desvestirse con ayuda de un adulto. Además de llevar la basura al cubo correspondiente y limpiar el polvo por encima.

Entre 4 y 5 años

A esta edad el niño está listo para ayudar con la mascota, por ejemplo darle de comer y cambiarle el agua. Guardar los cuadernos o libros en su mochila, retirar la vajilla sucia de la mesa y llevarla al lavaplatos.

niñoEntre 6 y 7 años

A esta edad el niño ya está en condiciones de poner en orden toda su casa y especialmente su pieza, puede ayudar con la aspiradora, colgar y ordenar la ropa que sale que sale de la lavadora y/o secadora y poner la mesa. Limpiar espejos, encimeras y cualquier superficie. Está listo para lavarse la cara y peinarse por sí solo. Es una buena idea pedirle que te ayude al momento de cocinar, que te pase algunos ingredientes y tareas simples. Por último barrer con una escoba acorde a su edad y altura, junto con recoger las hojas del jardín.

8 a 9 años

Está listo para hacer la cama, prepararse la colación para el colegio, sacar la basura.

10 años

Finalmente, es preciso mencionar que el niño debe ser capaz de fregar los platos, limpiar y organizar un dormitorio entero, así como también preparar una comida sin ayuda.

 

Cómo evitar la obesidad infantil

evitar_obesidadinfantilLa obesidad en la etapa de la infancia es algo muy común en estos tiempos, no por nada se han implantado medidas de salud que evitan que se vendan golosinas en los colegios o los sellos negros que se han implantado en todos los alimentos anunciando si son “alto en calorías”, “alto en sodio” “alto en grasas saturadas” y “alto en azúcares”. No obstante de igual manera debemos cuidar a nuestros niños en casa, inculcándoles conductas saludables para que se acostumbren a llevar una dieta equilibrada.

Algunos consejos

Para evitar la obesidad infantil sólo se deben realizar pequeños cambios en casa, los que serán descritos a continuación:

-Debes procurar servir ranciones adecuadas para la edad de tu hijo y no darle la misma cantidad que un adulto, pues su estómago es más pequeño y no necesita tanta cantidad como tú.

-Mantén siempre una gran variedad de frutas en tu hogar  ya sean frescas como secas, además de pan o pastas integrales y hortalizas para que siempre tenga opciones saludables para escoger, y evitar “tentarse” con alimentos ricos en calorías como galletas o chocolates.

-Limite el consumo de carnes rojas, dejándola solo para algunas ocasiones y no para la ingesta diaria de alimentos.

-La leche es algo muy importante para el crecimiento de los niños, por lo que no puedes dejar de tenerla en tu hogar, no obstante puedes comprar bajo en grasas para que sea aún más saludable.

-Fomente la actividad física en su hijo, y una forma muy efectiva de hacerlo es inscribirlo en alguna clase de su agrado, o bien realizar ejercicio con él.

Es preciso mencionar que el mínimo de tiempo diario que deberían dedicar los niños a realizar actividades de intensidad de moderada es de 60 minutos para que sea efectiva.

-Junto con lo anterior, se debe limitar a 2 horas diarias el tiempo en que los niños ven televisión o juegan con sus computadores, porque promueve el sedentarismo y más aún si lo hacen comiendo porque al estar concentrados en ello, no se dan cuenta de lo que están comiendo.

obesidadEl preocupante aumento de la obesidad infantil en Chile en la última década

A finales de marzo, las estadísticas sobre obesidad infantil en Chile arrojaron cifras alarmantes. Esto por el estudio Mapa Nutricional 2016, realizado a cerca de 700 mil niños entre 4 y 6 años, que concluyó que más de un 50 por ciento de los menores tiene una condición de sobrepeso.

El escenario es de preocupación para la sociedad en su conjunto, porque los datos se duplicaron en la última década. Ya la Organización Mundial de la Salud en 2016 situó a Chile como el sexto país con los niveles más altos de gordura en la población, y como primeros en Latinoamérica.

Esta alza debe motivar una reorganización de las campañas de alimentación saludable, actividades deportivas y recreativas, así como normativas que limiten los contenidos de azúcares y chatarras en las comidas de los menores en recintos educacionales.

La educación como un legado intransable

La educación es de suma importancia para cualquier persona, sobre todo para quienes desean acceder a mejores oportunidades laborales. En una sociedad demandante, en donde las exigencias para obtener un trabajo son cada vez mayores, contar con una escolaridad completa se vuelve, más que obligación, un camino hacia el crecimiento personal. Por ello, más que juguetes costosos o vestuario de las mejores marcas, uno de los mejores regalos que podemos hacerle a un hijo es ofrecerle una formación académica de calidad.

A pesar de que el aprendizaje no representa una pertenencia material, este es el mejor legado que se nos puede brindar, debido a que nos permite relacionarnos con el mundo desde el conocimiento y valorando el gran aporte que genera esta herramienta para el desarrollo durante la adultez.

Educación como un legado

Aunque muchas veces se asume que la escolaridad es un deber social que se debe cumplir para no infringir las normativas vigentes, lo cierto es que el valor de este proceso educativo va mucho más allá de un periodo específico, cursando distintos niveles. Entregarles a nuestros hijos posibilidades de aprendizaje continuo, además de lo relacionado con el colegio, es prepararlos para que sean capaces de obtener sus propios triunfos, siempre desde la premisa de que el esfuerzo y el trabajo duro, traen recompensas a mediano plazo.

El rol de cada padre y madre no es alejar a sus retoños de cada obstáculo que deba enfrentar, sino más bien enseñarle a desenvolverse en el mundo y a generar sus propias oportunidades de crecimiento. Por lo mencionado con anterioridad, la educación es el bien más importante que podemos darle a nuestros hijos, ya que gracias a ella, contarán con las herramientas para forjar su propio futuro y tener mejores posibilidades de desarrollo, así como también potenciar sus capacidades y sacarle partido a cada uno de sus talentos.

La escolaridad es más que cumplir con una cantidad de años impuestos por el Estado, asistiendo a clases en un colegio o liceo. Se trata de que nuestros hijos puedan aprovechar al máximo esta experiencia, experimentar un crecimiento personal e intelectual, que aprendan a adquirir responsabilidades desde temprana edad, pero sobre todo, que entiendan la importancia de la educación en su vida. Por este motivo, debemos siempre recalcarles que cada día de colegio significa un mejor futuro para ellos y que cuando tengan la posibilidad de acceder a una carrera técnica o universitaria, entiendan que esta oportunidad es una de las mejores herencias que podremos dejarles, para que puedan tener una mejor calidad de vida.

Los distintos tipos de colegios en Chile

Escoger colegio para tus niños puede ser toda una contrariedad. Y es que existe una amplia gama de opciones, que van más allá de la cercanía o los valores que el colegio tenga. Sí, porque una cosa son dichos aspectos y otra el proyecto educativo que el establecimiento ofrece y si éste es acorde con lo que quieres para tu retoño. Con el afán de ayudarte a clarificar las cosas, te presentamos 3 diferentes tipos de educación alternativa a la tradicional y sus características:

1. Homeschool: se refiere a la escolaridad desde casa, en los horarios y condiciones que tú determines para el alumno. Es muy conveniente cuando debes hacer viajes constantes fuera del país y quieres que él te acompañe. También es la solución más salomónica para deportistas de alto rendimiento o niños que han sufrido bullying. La socialización se da a través de chats con compañeros y tutores, además de las actividades recreativas que tú escojas. Entre los “contra” de este tipo de colegio, está el hecho de que requiere una gran autodisciplina y que no están reconocidos por el Mineduc, por lo que la validación de los estudios se da vía exámenes libres.

2. Waldorf: corresponde a escuelas “alternativas”, que propenden al desarrollo integral del educando. Plantea que el alumno es una individualidad de “espíritu – alma – mente”, los cuales se van desarrollando en cada septenio (0 a 7- 7 a 14 – 14 a 21). Basado en esto, dicho tipo de escolaridad impulsa no sólo la formación académica, sino también espiritual y personal, de acuerdo a las capacidades que – según esta teoría – se obtienen en cada nueva etapa del crecimiento.

3. Método Montessori: Este tipo de educación busca sacar a relucir todas las potencialidades del alumno. Da una mirada distinta a la escolaridad, al dar gran preponderancia al ambiente, abundante en materiales e infraestructura ad hoc, en un clima de respeto y afecto. Es una enseñanza más personalizada, que procura amoldarse al desarrollo infantil, pero a diferencia del método Waldorf, no concibe los ciclos en septenios. Pretende además, inculcar en los educandos “habilidades para la vida”.

Y tú, ¿en cuál de estos colegios matricularías a tu retoño?

Qué tener en cuenta al elegir una psicopedagoga para tu hijo

Si a tu niño le cuesta concentrarse en la clase, o notas que ha disminuido notoriamente su rendimiento, debes poner atención ya que algo está pasando. Puede que esté siendo víctima de bullying e incluso que tenga alguna dificultad de aprendizaje, hiperactividad o déficit atencional. El paso que ahora debes dar es escoger a una buena profesional de la psicopedagogía, ya que ella hará un diagnóstico adecuado respecto a lo que está sucediendo y qué tratamiento debe dársele.

Para escoger bien a la especialista que verá a tu hijo, debes tener en consideración lo siguiente:

1. Recomendaciones: las redes sociales ponen a nuestro alcance gran cantidad de información, por lo que debemos aprovecharlas para nuestro beneficio. Muchos profesionales promueven sus servicios valiéndose de ellas y no son pocos quienes dan su opinión respecto a lo obtenido. Por eso, no dejes esta decisión al azar e infórmate, googlea, facebookea y pide consejos. Seguro llegarás hasta la especialista adecuada.

2. Confianza: entre las recomendaciones que recibas, un aspecto relevante es que se trate de una profesional confiable, capaz de crear vínculos de respeto y cercanía con el niño, logrando que éste “se abra”. Asimismo, es importante que lo que escuche no lo divulgue ni tampoco juzgue. Debe ser imparcial, afable y con disposición para llegar hasta la raíz del asunto.

3. Dinamismo: sabido es que los niños se aburren muy fácilmente. Su mente vuela en forma veloz y no sirven para oír largos sermones respecto a cómo deben comportarse. La mejor psicopedagoga será aquella que haga parecer la intervención un juego. Con ella, tu pequeño no sentirá que está siendo observado bajo una lupa, sino que se sentirá cómodo, alegre y motivado.

4. Rigor: así como la psicopedagoga debe ser entretenida y mantener al niño interesado, también debe conducirse con habilidad para dar a la evaluación la seriedad necesaria, y no permitir que el menor se disperse entre el juego y la “buena onda”. Para eso, debe llamar su atención y ser suficientemente firme, de manera que lo invite a concentrarse y sigan siendo tan amigos como siempre.

5. Colaboración: Quienes ejercen la psicopedagogía deben tener presente que su trabajo va de la mano al que desarrolla el establecimiento educacional y la misma familia. Por lo mismo, la interacción con estos agentes es fundamental para así lograr un proceso íntegro de óptimos resultados.

La psicopedagogía es la disciplina que se enfoca en el proceso de aprendizaje y sus eventuales dificultades. Por eso, un trabajo colaborativo con quienes la ejercen facilitará el fundamental camino por el que tu hijo transita. Busca en ella las herramientas e investiga sobre los “must” que deben tener quienes la ejerzan. Así, escogerás al profesional idóneo para el problema que tu pequeño experimenta.

3 tipos de escuelas alternativas para tus hijos

Las necesidades de aprendizaje de los niños pueden ser diversas. Por la misma razón, no todos responden de buena forma ante el modelo educativo tradicional. Así, cada vez son más los padres que optan por propuestas alternativas, que se adaptan mejor a la personalidad y carácter de cada uno de los educandos. A continuación, te presentamos las 3 más populares:

1. Homeschool: ya sea por bullying, mal rendimiento, falta de motivación u otras variables, no son pocos los padres que han optado por desescolarizar a sus hijos y brindarles una educación alternativa. Ésta consiste en la entrega de material online que los chicos estudian de manera autodidacta con el apoyo parental y tutorías virtuales a fin de resolver dudas. Así, los alumnos se instruyen desde su casa, en los horarios que el apoderado determine y organizando sus materias como les plazca. Luego, sus estudios serán validados mediante la aplicación de exámenes libres.

Para optar por este sistema personalizado y a la medida de cada familia, es necesario que los padres dispongan del tiempo necesario para guiar el proceso educativo de sus hijos, así como también que estos sean metódicos, organizados y estén ávidos por ampliar sus conocimientos. De lo contrario, este modelo podría convertirse en un jolgorio infecundo.

2. Montessori: está basado en el respeto a los niños y a su impresionante capacidad de aprender nuevas cosas. Fue desarrollado por la doctora italiana María Montessori, quien basándose en sus conocimientos experienciales, se declaró maravillada ante el potencial físico e intelectual del educando. Por dicha causa, ideó un modelo que lleva al niño a ser protagonista de su propio aprendizaje, por medio de una libertad guiada, vivencias y exposición a materiales que estimulan la creatividad.

La Facultad de Educación de diversas universidades se encarga de ofrecer cursos, talleres y especializaciones en este modelo educativo, lo que da cuenta del amplio interés que concita entre los apoderados.

3. Singapur: Es una metodología de trabajo que se utiliza para un mejor aprendizaje de asignaturas como matemáticas y ciencias, en base a lo concreto, pictórico y abstracto; es decir, con materiales, ilustraciones y representaciones mentales del contenido estudiado. Se trata de un diseño que se está implementando en nuestro país, con presencia en distintos colegios y para lo cual los docentes debieron capacitarse en la Facultad de Educación, con el apoyo de profesores procedentes del país que le da nombre.

Como ves, la metodología de aprendizaje no tiene por qué ser “cuadrada” ni mantener el status quo, sino que debe adaptarse a las necesidades de los diferentes educandos. Todos somos distintos, aprendemos a un ritmo propio y podemos explorar nuestro potencial a través de variadas alternativas. Por lo mismo, la Facultad de Educación necesita responder al desafío e integrar en sus planes curriculares para la formación de pedagogos estas mecánicas no tradicionales, cuyo éxito teje los cimientos de la enseñanza del futuro.

El rol de una psicopedagoga dentro de una escuela

La Psicopedagogía es una profesión que estudia la injerencia de factores psicológicos en materias de desarrollo y aprendizaje. La carrera puede ser cursada en régimen tradicional o también como Psicopedagogía Vespertino, dependiendo de las necesidades del estudiante. Cabe destacar que el futuro profesional que elija la última alternativa deberá ser capaz de sobrevivir a un ritmo más exigente, ya que por lo general se opta por esta modalidad cuando el alumno trabaja durante el día.

Cuando los niños comienzan la etapa escolar deben adaptarse a compartir con sus pares y también al ritmo de enseñanza de un determinado colegio. La adquisición del conocimiento no se genera de igual manera en los infantes, aunque tengan edades similares, debido a una serie de factores como estimulación, reforzamiento temprano de conductas positivas, si cursó o no un preescolar, entre otras razones. Sin embargo, hay veces en que estas dificultades van más allá de temas circunstanciales y se relacionan con trastornos del aprendizaje.

Si se está frente a un caso de necesidades especiales de enseñanza, una psicopedagoga jugará un rol fundamental a la hora de integrar a los pequeños que aprendan a un ritmo más lento. Muchos de estos profesionales estudian Psicopedagogía Vespertino por distintos motivos, pero lo más relevante es que gracias a su formación pueden generar un cambio en cuanto a inclusión de estudiantes con capacidades diferentes.

El rol de la psicopedagoga, al interior de un colegio es de suma importancia. Ella detectará problemáticas asociadas al aprendizaje en los alumnos y desde ese diagnóstico ofrecerá técnicas efectivas y segmentadas para acercar la educación a los alumnos con necesidades especiales (siempre teniendo en cuenta que todos los casos son distintos).

Una psicopedagoga no es una enemiga, sino más bien una aliada que ayudará a los padres a entender mejor las necesidades de sus hijos, les entregará herramientas para que puedan sobrellevar esta situación y también elaborará planes enfocados en conseguir avances que permitan al niño asimilar correctamente el conocimiento.

Algunas características del rol de la psicopedagoga en el colegio

  • Ayuda a derribar mitos sobre los trastornos del aprendizaje
  • Integra a los niños, sin importar su capacidad intelectual, desterrando la discriminación entre compañeros
  • Permite a los padres entender de qué forma se tratará este trastorno
  • Encuentra maneras lúdicas para fomentar el aprendizaje en infantes
  • Permite que este tema deje de ser tabú y se asuma como algo natural
  • Logra detectar las habilidades de cada estudiante, incluso de aquellos que van a un ritmo más lento

Este tipo de profesionales, hayan estudiado en modalidad diurna o Psicopedagogía Vespertino, juegan un rol clave al interior de una entidad educacional. Por lo anterior, los padres deben aprovechar la instancia de contar con ellos y sacarles partido a cada interacción.