Consejos de nutrición para evitar el sobrepeso infantil

Una alimentación sana es fundamental para el desarrollo del niño, además de auxiliar en la formación, previene enfermedades, colabora para el buen funcionamiento del cuerpo y evita el sobrepeso infantil.

Descubre cómo tener una buena nutrición infantil para sus hijos:

Dé el ejemplo

Si los niños perciben que sus padres o responsables comen de manera saludable, ellos también van a querer participar. Por supuesto, las porciones son diferentes, pero el consejo es tener la misma comida para todos.

Plato saludable con variedad de colores

Una alimentación sana es rica en proteínas, carbohidratos no refinados y grasas buenas, además de la presencia de frutas y vegetales. Por lo tanto, el plato de comida debe ser colorido para una comida nutritiva y sabrosa.

No ofrezca mientras no pidan

Un día los más nuevos van a querer experimentar el chocolate, el helado, el refresco y esos emparedados de comida rápida. Pero mientras ellos están demasiado pequeños para absorber esas informaciones y no sienten ni curiosidad ni voluntad de probar, aprovechar y no ofrecer ese tipo de alimento.

Así que usted gana tiempo para acostumbrarse con comida sana y hacer que se conviertan en las opciones principales en el cardapio.

Orgánicos e integrales

Es posible comer panes, galletas y otros alimentos, siempre que sea con moderación y con ingredientes saludables en su composición. En lugar de ofrecer una galleta rellena común, que está lleno de grasas saturadas y azúcares, prefiera alimentos integrales y orgánicos.

Invitar a los niños a ayudar en la preparación

Pida ayuda a cocinar. Lavar las hojas de lechuga, aplastar zanahoria o patata, entre otras actividades simples. Los niños deben tener contacto con vegetales y frutas, pues durante la preparación de la comida se familiariza con el alimento.

Siguiendo una dieta equilibrada y acompañada de actividades físicas diversas, los niños pueden crecer mucho más saludables y felices, contribuyendo aún más a la caída de las tasas de obesidad infantil.

Cinco maneras de evitar la obesidad infantil

Cuando el tema es obesidad infantil, actuar en la prevención es prioridad. Después de todo, los bebés y los niños con hasta 12 años con sobrepeso hoy tienden a convertirse en adultos obesos mañana, con mayor probabilidad de adquirir problemas de salud relacionados con el exceso de peso, tales como la hipertensión, el colesterol alto y la diabetes.

Descubre cinco maneras de evitar la obesidad infantil:

1. Converse y familiarice el niño con alimentos saludables.

Puede parecer difícil, pero llevar al mercado para hacer compras saludables, dejar que ayude a cocinar alguna receta y mostrar la importancia de los alimentos saludables en ese tiempo, puede ayudarle a despertar más interés por la alimentación sana.

2. Evite distracciones a la hora de la comida.

Evite la televisión, la computadora, el celular y los videojuegos a la hora de la comida. Alimentarse mirando la televisión, por ejemplo, distrae y el niño acaba comiendo más.

3. El ejemplo es todo.

Hacer ejercicios y controlar la alimentación con los hijos es la mejor manera de animarlos a tener una vida más sana. Jugar, andar en bicicleta, entre otras actividades, además de divertidas, estimulan la práctica de ejercicios. Los padres de un niño obeso, deben tener aún más cuidado con ese aspecto.

4. Cuidado con las bebidas.

Intente incentivar al consumo – para los niños de más de seis meses de edad – de agua, leche y pequeñas cantidades de jugos naturales, en sustitución de los refrescos, jugos artificiales y demás bebidas que contengan azúcares y otras composiciones perjudiciales para la dieta y la salud.

5. Sueño equilibrado.

Dormir bien también ayuda a combatir la obesidad infantil. Esto porque algunos estudios han indicado una relación entre pocas horas de sueño y la obesidad en los niños. Es importante recordar que, de todos modos, dormir lo suficiente y con calidad es saludable para todos las personas.

Avances en la oftalmología infantil en Valparaíso

En nuestro país existen variados centros de oftalmología que centran su esfuerzo en la atención a menores, especializándose en el tratamiento del área de pediatría, pero presentando un problema: estos centros se encuentran principalmente en la Región Metropolitana. Esta es la razón por la que en esta ocasión se subraya los avances y funcionamiento en la oftalmología infantil Valparaíso.

Especialización en niños

Para partir hay que mencionar que un oftalmólogo especializado en pediatría trata todas las enfermedades o incorrecciones en el desarrollo de la visión en niños (hasta los nueve años), por ejemplo, la mala alineación de los ojos, es una desviación visual que se puede corregir a tiempo y permitir que no ocasione ningún tipo de secuela al crecer.

Los principales servicios que ha desarrollado el grupo de oftalmología infantil Valparaíso son las pruebas de visión, desarrollo que apunta a abarcar el área preescolar, logrando detectar con esto dificultades ópticas como el estrabismo y anormalidades estructurales, sean provocadas estas últimas por enfermedades genéticas, artritis reumatoide juvenil, diabetes o maltrato. Ofrecidos en centros de salud pública o pudiendo ser derivados a una clínica oftalmológica privada.

En cuanto a los tratamientos realizados por la oftalmología pediátrica, podemos mencionar en primer lugar el uso de gafas, ya sea para detener: la miopía, ambliopía, hipermetropía y astigmatismo; así también como la conjuntivitis, las úlceras corneales, la iritis o el glaucoma, claramente utilizando otras técnicas con estas últimas.

Otro factor que se debe destacar es la posibilidad de acceder a una intervención por parte de la oftalmología infantil Valparaíso en la zona, opción que hace un tiempo era reservado solo en algunos centros u obligando a realizar estas intervenciones en Santiago, entre ellas operaciones para tratar las cataratas, los problemas afectados a lagrimales, la cirugía de glaucoma y la cirugía de los músculos oculares.