Examen de espirometría: valores normales en niños

La espirometría mide cuánto de aire se mueve hacia dentro y fuera de los pulmones, así como también cuán rápido se da este movimiento. El examen puede indicar “espirometría valores normales o anormales”.

Ese procedimiento ayuda el médico a decir si el niño tiene alguna enfermedad pulmonar, el grado de su gravedad y qué medicamentos ayudarán en el tratamiento.

La espirometría puede realizarse en el consultorio del propio médico o en un laboratorio de función pulmonar – que debe ser también especializado en niños.

Un buen técnico en espirometría necesita ser alguien que tenga facilidad de comunicación con el paciente pediátrico y sepa usar recursos que faciliten la comprensión del examen por el niño – mucho más allá de sólo constatar la “espirometría valores normales o anormales”.

Es necesario también ser bastante paciente y perseverante, ya que en la mayoría de las veces el niño estará realizando el examen por primera vez y posiblemente no ejecutará la maniobra perfectamente en los primeros intentos.

Edad mínima para su realización

A los 6 años, la mayoría de los niños ya pueden hacer espirometría, aunque algunas son capaces de realizarla antes incluso de esta edad.

La mayoría de las veces, la espirometría se repite después de la inhalación de salbutamol (un broncodilatador) para saber si la respiración mejora después de la administración de esta medicación.

Alrededor de 15 minutos después de recibir esta medicación broncodilatadora, el niño repetirá la prueba. La segunda fase del ensayo se comparará con los obtenidos en la primera etapa para saber si el medicamento causa mejora en la respiración del paciente.

Se le pedirá que el niño llene el pecho de aire profundamente y sople a través de una boquilla conectada a un ordenador. Ella tendrá que repetir esta maniobra varias veces para que el mejor resultado sea registrado.

El examen no duele, pero puede tardar hasta 40 minutos para terminar y no garantiza que los resultados de espirometría valores normales o anormales sea definitivo. A veces se necesitan varias idas al consultorio o al laboratorio para practicar hasta que el paciente pueda completar la prueba.

Comida saludable para el cuidado de niños y jóvenes

Una de las misiones más importantes de los padres es la de cuidar de la salud del niño y del adolescente. Para eso, es necesario preocuparse fomentar estilos de vida, que van desde la comida saludable, hasta cuidados con la prevención de enfermedades.

A continuación le daremos una serie de sencillos consejos que te ayudarán a tener hijos más saludables:

1- Mantenga las vacunas y los chequeos médicos al día: Todos debemos mantener las vacunas siempre al día y eso empieza en la infancia. Ellas son nos protegen de diversas enfermedades y deben ser aplicadas desde los primeros años de vida, hasta la adolescencia.

Los chequeos médicos también deben ser incentivados, una vez que ya es comprobado que muchas enfermedades son fatales debido a su diagnóstico tardío.

2- Comida saludable para jóvenes y niños: Es importante ofrecer a esas personas que están en constante desarrollo una alimentación y comida saludable adecuada a su grupo de edad.

La comida saludable para niños debe contener variedades desde la primera infancia. De esa forma, ellos se acostumbran con legumbres, verduras, frutas y pueden llegar a la adolescencia con mayor aceptación y curiosidad de probar nuevos sabores.

3- Incentive la práctica de actividades físicas: Los hábitos aprendidos en la infancia son internalizados con mayor facilidad por los pequeños. Por eso, es tan importante que los niños tengan contacto con ejercicios.

Para cuidar de la salud del niño y del adolescente, es interesante que los padres incentiven desde temprano la práctica de actividades físicas, sea por deporte u otros medios.

Es importante que el niño haga actividades que le gusta, como: natación, fútbol o danza. El interesante es probar y, por qué no, acompañar el menor en esas nuevas experiencias.

Este contacto inicial disminuye las posibilidades de que el niño se convierta en un adolescente o adulto sedentario en el futuro.

Con tres consejos simples  – cuidado médico, comida saludable y ejercicios – es posible formar niños saludables, que probablemente pasarán estos importantes consejos a las próximas generaciones.

Cómo lidiar con niños hiperactivos

Los principales síntomas percibidos en niños hiperactivos, son la condición de inquietud, dificultad de concentración y foco, impulsividad y problemas con disciplina y organización.

Aprende cinco formas de lidiar con niños hiperactivos y mantener la salud infantil:

  1. Imposición de límites

Debido a la gran inquietud de los niños hiperactivos, hay una tendencia a que sean intolerantes a las reglas. Por lo tanto, corresponde a los padres imponer límites desde temprano y, a partir de recompensas y castigos, demostrar la importancia del respeto a las reglas.

  1. Fomento de la organización

Como ya citado, uno de los grandes problemas de niños con TDAH es el mantenimiento de disciplina, principalmente en las actividades escolares. Así, es esencial que haya un estímulo a la organización de todas las tareas.

Es posible obtener grandes ganancias a partir de la utilización de cronogramas y agendas – todo lo que estimule el mantenimiento de una rutina productiva en la vida del niño.

  1. Paciencia y comprensión

Aunque a menudo es fácil perder la cabeza ante las actitudes de un niño hiperactivo, la reprensión no siempre es el mejor camino. Es necesario comprender e intentar tratar de la manera más humorística posible, pues no siempre el niño es consciente de que está haciendo algo mal.

  1. Evite las comparaciones

Es común que muchos padres utilicen comparaciones para despertar cambios de comportamiento en los hijos.

Sin embargo, en el caso de niños hiperactivos, esta comparación puede no ser nada saludable, ya que algunas actividades presentan mayor grado de dificultad para individuos con hiperactividad que para los que no tienen el trastorno.

Por lo tanto, es conveniente no utilizar este artificio debido al riesgo del desarrollo de serios problemas de autoestima en el niño.

  1. Estimule la práctica de actividades físicas

La práctica de ejercicios físicos es muy beneficiosa para los niños hiperactivos. Además del gasto energético de actividades intensas contribuir a amenizar síntomas como la inquietud, algunas de esas actividades pueden estimular bastante el desarrollo de disciplina, como en el caso de las artes marciales, por ejemplo.

Es necesario recordar que los niños hiperactivos generalmente tratan con los síntomas de esta condición durante toda la vida, pero éstos pueden ser atenuados con la debida orientación profesional y tratamiento.

Niños que no comen: cómo solucionar este problema

Los niños que no comen no son una raridad, especialmente durante los cuatro primeros años. Sin embargo, es válido que los padres se esfuercen por mantener una alimentación completa y saludable de los más pequeños.

Reglas para convencer a comer y preservar la salud infantil:

niño

  • Hay algunas reglas que deben ser seguidas para no llevar a su hijo a encarar la comida como algo repugnante. Son ellas:
  • Nunca insista para que coma. Si no quiere más es porque no tiene ganas. Más tarde será ella a pedirle algo.
  • Decir siempre sí es incorrecto, porque no va a tener límites y siempre va a abusar de las golosinas fuera de las comidas. El ideal son seis comidas diarias: desayuno, una merienda, el almuerzo, la merienda de la tarde y la cena.
  • Amenazar con castigos y obligar al niño a comer sólo va a aumentar su repulsa en relación a la comida.
  • Jugar a la mesa haciendo aviones y carritos sólo sirve para los bebés. Los más viejos deben aprender que la hora de las comidas es algo serio y sobre todo donde deben respetar algunas reglas de buena educación.
  • No ceda si él dice que no le gusta algo sin probar, ni sustituir la comida cuando no le gusta. Es esencial comer un poco de todo.
  • Tenga atención a la variedad para ofrecer todos los nutrientes que el niño necesita.
  • Dé el ejemplo. Coma los mismos alimentos que él y prefiera las opciones saludables y coloridas.

Importante

Hay ciertos períodos durante la vida del niño en el que el apetito tiende a disminuir, ya sea a la hora del nacimiento de los dientes, debido a problemas emocionales con el nacimiento de otro hermano, la adaptación en la escuela o incluso períodos de desaceleración del crecimiento.

¡Todavía esté atento! Los niños que no comen pueden tener problemas de peso y dentición. Por eso, intente al máximo estimular la alimentación sana en la infancia y, si la dificultad persiste, busque ayuda profesional.

3 señales de que el niño está desarrollando obesidad infantil

La obesidad infantil es un problema recurrente actualmente y algunas prácticas de los padres o apoderados pueden contribuir para el crecimiento de esa tasa.

Descubra tres comportamientos que pueden estimular la obesidad infantil:

Lactancia materna insuficiente

Cada período de 3 a 7 meses en el tiempo total de lactancia materna reduce en un 6% el riesgo de desarrollo de obesidad. Por lo tanto, los bebés que dejan de mamar temprano tienen mayor propensión a la diabetes

La práctica de la lactancia materna es uno de los factores más importantes para la protección contra la obesidad futura.

La leche materna tiene una serie de sustancias que controlan la saciedad, tiene una composición ideal y variable ajustada a las necesidades nutricionales del niño en cada fase.

Introducción incorrecta de alimentos en la dieta del niño

El niño debe comenzar a recibir nuevos alimentos complementarios a la leche materna a partir de los 6 meses de vida.

Estas comidas deben ser preparados para el niño con variación de alimentos. El niño puede comer la misma alimentación de la familia, pero con el cuidado de garantizar que tenga una alimentación sana.

Cuando se introducen alimentos inadecuados – grasosos y con azúcar – para el niño de 1 año, el tendrá dificultades para aceptar los alimentos saludables.

Hábito familiar de alimentarse mal

El adulto tiene que dar el ejemplo. Es prácticamente imposible que un niño huya de la obesidad o del sobrepeso cuando tiene padres que ingieren alimentos grasos, jugos artificiales y olvidan la existencia de frutas y verduras.

Además de vivir sano con alimentación y hábitos saludables, es importante no tener golosinas de fácil acceso para los niños y estipular algunas reglas en cuanto a las comidas grasosas y dulces, además de alimentos y bebidas artificiales.

Incentive el placer de su hijo por la vida sana

La actividad física es importante en todas las edades, en especial para los niños, ya que es en esa fase que despertará el interés por algún ejercicio.

Es importante exponer al niño a diversas actividades, sólo así tendrá la oportunidad de escoger algo que le guste.

Además de alejar el niño de la obesidad infantil debido a la quema de calorías y energía, las actividades hacen con que el niño también tenga interés en actividades importantes para su desarrollo como un todo.

La varicela: ¿Cómo detectarla?

La varicela es una enfermedad infecciosa, altamente contagiosa, causada por el Virus Varicela Zoster, perteneciente a la familia del virus Herpes.

Es una enfermedad de la infancia, alcanzando preferentemente niños entre los 2 y los 10 años, pudiendo, sin embargo, surgir en personas susceptibles (que nunca tuvieron la enfermedad) de cualquier edad.

La transmisión de la varicela puede hacerse de dos formas: por contacto directo con las lesiones cutáneas o indirectamente, a través del aire contaminado con secreciones respiratorias de individuos infectados.

El tiempo entre el contacto con la persona infectada y la aparición de la enfermedad, puede ir de 10 a 21 días.

Se produce predominantemente al final del invierno o inicio de la primavera, siendo frecuente la aparición de brotes en ambientes como colegios y salas cunas.

Principales síntomas

La fiebre baja es a menudo el primer síntoma de varicela, pudiendo asociarse el dolor de cabeza, dolor de garganta, dolor de vientre, cansancio y disminución del apetito.

Cerca de dos días después aparecen pequeñas manchas rojas, normalmente en la cara, tronco y cuero cabelludo, que pueden extenderse al resto del cuerpo.

Provocan mucha picazón y se transforman rápidamente en ampollas llenas de líquido. Estas burbujas se rompen y se secan, formando costras. Habitualmente sólo dejan de aparecer nuevas lesiones al cabo de 5 días.

¿Cómo se trata?

En general, el tratamiento de la varicela es sintomático para minimizar los síntomas y la incomodidad que se derivan de ella.

Un baño de agua tibia, con aceite emoliente, puede proporcionar algún alivio, pero siempre tenga cuidado de secarse y no rascarse. No aplique pomadas o talco y limpie las lesiones infectadas.

Hay una duda que todos tienen ¿Es preferible tener la enfermedad en la infancia o en la fase adulta?

Los padres pueden apartar a sus hijos del contacto con otros niños con varicela. La verdad es que, tratándose de niños sanos, lo mejor es permitir el contagio ya que siempre es preferible que tengan la enfermedad en la infancia.

Sin embargo, si su hijo presenta el sistema inmune comprometido o defensas disminuidas (SIDA u otras enfermedades) o tiene menos de 3 meses, se debe evitar el contacto con la varicela.

Cómo funciona la vacuna sarampión para niños

La vacuna sarampión es la forma más eficaz de proteger a los niños de esta enfermedad altamente contagiosa que puede incluso mortal en casos más graves. El virus ataca el sistema respiratorio y genera erupción cutánea y fiebre. Su transmisión se realiza cuando una persona contagiada tos o estornuda. Sin embargo, una visita en el vacuntorio puede evitar la contaminación.

Entiende porque los niños necesitan tomar la vacuna sarampión

Cuando un niño no toma la vacuna sarampión, se expone al virus que, como se mencionó, es altamente contagioso. Este virus puede causar fiebres muy altas, tos, coriza, ojos rojos, diarrea, infección en el oído y pequeños puntos rojos por el cuerpo.

En bebés y niños estos síntomas pueden ser peligrosos y pueden llevar a los pequeños a la hospitalización. Esto es porque pueden terminar desarrollando neumonía, sordera, daño cerebral permanente e incluso muerte.

Vacuna sarampión en Chile

En nuestro país, la transmisión del sarampión fue eliminada en 1992. Sin embargo, el riesgo de contaminación todavía está presente en otros países. Por eso, los niños que van a viajar necesitan tomar la vacuna para que no corran el riesgo de ser infectados y también de importar a Chile la enfermedad.

La vacuntorio está disponible en todos los consultorios médicos públicos y privados y forma parte del programa nacional de inmunización del Ministerio de Salud. Está indicada para niños de 12 meses.

Sin embargo, hay niños que aún no han sido inmunizados. En este caso, los responsables deben buscar consultorios médicos para realizar la vacunación. Esto es aún más importante si el niño es viajar al extranjero.

En este caso, la vacuna sarampión es indicada para niños entre 6 a 11 meses 29 días que van a viajar al exterior y para niños de 1 y 6 años de edad que ya poseen una dosis administrada.

Cómo distinguir los tipos de peste en niños

Hay varias tipos de peste que provocan, entre sus manifestaciones características y como principal fenómeno, un exantema, es decir, la erupción de puntos o manchas y otras lesiones en la piel.

Aunque algunas de estas enfermedades se manifiestan en otras edades, afectan esencialmente a los niños, como el sarampión, la rubéola, la varicela y la escarlatina.

Descubre cómo distinguir los tipos de peste en niños:

  • Sarampión

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa de origen viral, cuya incidencia ha disminuido drásticamente en los países desarrollados desde que se realiza la vacunación infantil sistemática.

La enfermedad se manifiesta a través de fiebre, congestión ocular y catarros. La erupción cutánea es formada por pequeñas manchas rojas que se inicia en la cara y detrás de las orejas, para irradiarse a lo largo de dos o tres días al tronco ya los miembros.

La erupción desaparece en el mismo orden de aparición, a medida que los demás signos y síntomas desaparecen. Aunque la enfermedad tiene una evolución benigna, puede originar ciertas complicaciones.

  • Rubéola

La enfermedad comienza a manifestarse a través de fiebre ligera, catarro y congestión ocular, a la que sigue la erupción de numerosas pequeñas manchas rosadas.

De inicio, las manchas aparecen sólo en la cabeza, pero que después se ha se extiende a todo el cuerpo a lo largo de uno o dos días, acabando por desaparecer en el mismo orden al cabo de uno o dos días, a medida que los demás signos y síntomas van desapareciendo.

  • Varicela o peste cristal

La varicela o peste cristal es una enfermedad contagiosa que se manifiesta  a través de fiebre, malestar general y pérdida de apetito.

Al cabo de uno a tres días, la erupción de pequeñas manchas rojas muy pruriginosas que cubren toda la superficie del cuerpo y adquieren, al cabo de unas horas, un cierto volumen, convirtiéndose en vesículas repletas de un líquido amarillento.

Algunos días después, el líquido de las vesículas seca, formando costras que acaban por caer. Tanto la erupción cutánea como los demás signos y síntomas desaparecen al cabo de siete a diez días, normalmente sin causar complicaciones.

  • Escarlatina

Esta enfermedad infecciosa se manifiesta a través de la aparición de fiebre alta (alrededor de 40°C), de faringitis que provoca dolor de garganta, tumefacción de los ganglios del cuello y, sobre todo en los bebés pequeños, dolor abdominal, náuseas e incluso vómitos.

Al cabo de uno o dos días, proporciona la erupción de numerosos pequeños puntos ligeramente salientes, de inicio rosados, pero que luego adoptan un color rojo vivo.

Al cabo de una semana, la erupción comienza a desaparecer progresivamente, en el orden inverso a su aparición, hasta desaparecer totalmente, aunque puede provocar una descamación de la piel.

Los padres pueden identificar los tipos de peste en sus hijos, sin embargo, el diagnóstico y tratamiento solo puede ser indicado por un médico pediatra.

Hipotonía: definición, causas y síntomas

La definición de hipotonía es una condición que causa la disminución del tono muscular y de la fuerza, resultando en  flacidez y dificultad para mantener los músculos rígidos.

El síntoma es comúnmente relacionado con la parálisis infantil u otros desórdenes neuromusculares y,  si no se trata, puede generar diversos problemas, principalmente en la región de la cadera.

Normalmente la hipotonía es notada y diagnosticada en el nacimiento o durante la infancia. Al nacer, el bebé puede parecer flácido, o no tener la capacidad de mantener rodillas y codos flexionados.

A pesar de que los signos de hipotonía son fácilmente notados y diagnosticados debido a los efectos en la fuerza muscular, los nervios motores y el cerebro, descubrir qué enfermedad está causando puede ser más difícil. Esto es porque son varias las enfermedades que causan hipotonía.

Hipotonía muscular: Síntomas en adultos o niños

La hipotonía puede ocurrir por un problema en los sistemas nervioso o muscular. Puede ser resultado de enfermedades hereditarias o no, lesiones o, aún, puede no tener una causa específica como daños cerebrales, parálisis cerebral, entre otros.

La hipotonía, a pesar de ser más común en los niños, puede surgir a cualquier edad, dependiendo de la causa.

Los síntomas para los niños con hipotonía incluyen:

  • Falta de control parcial o total de la cabeza.
  • Retraso en el desarrollo motor, tanto para caminar como para cosas más finas, como sujetar un lápiz.

En las personas de cualquier edad, las señales son:

  • Disminución del tono muscular.
  • Disminución de la fuerza.
  • Reflejos débil.
  • Hiperflexibilidad.
  • Dificultades de habla.
  • Disminución de la resistencia a las actividades.
  • Postura debilitada.

¿La hipotonía muscular tiene cura?

Tener hipotonía muscular, a pesar de ser desafiante y una condición permanente, no es una condición que demanda tratamientos para el resto de la vida – excepto si es causada por disfunciones neuromotoras o en el cerebelo.

La definición de hipotonía es un cuadro que algunas dificultades motoras, pero la persona diagnosticada puede aprender nuevas formas de desarrollar actividades del día a día y hacer terapias que le ayuden con ello.