Disfluencia: Tartamudez en la infancia

La tartamudez o disfluencia es un trastorno de la comunicación que se inicia en la infancia durante la adquisición del lenguaje y altera el ritmo del habla.

En ese caso, el niño sabe lo que quiere hablar, pero tiene dificultad en el habla debido a las frecuentes repeticiones, bloqueos, prolongaciones, vacilaciones  o pausas.

Se manifiesta de forma involuntaria y es intermitente, con momentos de mejora y empeoramiento.

¿Cuál es la causa de la tartamudez?

http://enfamilia.aeped.es/sites/enfamilia.aeped.es/files/styles/large/public/images/articulos/tartamudez.shutterstock_75757024.jpg?itok=QKwGPkIQ

En las últimas décadas, la ciencia descubrió que la disfluencia o tartamudez tienen una base neurobiológica con fuerte influencia genética.

Cómo puedo ayudar a un niño con tartamudez:

  1. Sea un buen modelo de habla para su hijo: hable de forma suave, tranquila y en un ritmo más lento, pero sin perder la naturalidad del habla.
  2. Espera a que el niño termine de hablar y evite responder inmediatamente. Espere 1 a 2 segundos antes de responder.
  3. Hable con el niño respetando los cambios de turno. Si usted tiene otros hijos les enseña a hablar cada uno a su vez, sin interrumpir el habla del otro.
  4. Promueva un ambiente familiar cooperativo, sin incentivo a las disputas y competiciones.
  5. Cantar canciones infantiles, recitar poesías, o contar historias para el niño, articulando bien los sonidos y con una buena entonación, siempre de forma suave y despacio.
  6. Haga que el ambiente de la casa y la rutina del niño más tranquilo.

Cuando se debe buscar un especialista para tratar la tartamudez

Lo ideal es buscar un fonoaudiólogo especializado en disfluencia si la tartamudez persiste por más de 2 meses.

En los casos en que los síntomas son intermitentes, es decir, pasan después de unas semanas, pero vuelven a aparecer, también se debe buscar orientación.

Cuando la disfluencia viene acompañada por esfuerzo y tensión para hablar, por movimientos como golpear los pies o parpadeando los ojos, es una señal de que el niño está necesitando ayuda, aunque tenga poca edad y los síntomas hayan surgido hace apenas unas semanas.

Trastorno de asperger: Los 10 principales síntomas en niños

El trastorno de asperger se considera como una variante de autismo, que afecta más a menudo a los niños que las niñas, entre los 7 y los 16 años de edad.

Los niños que poseen esta condición, generalmente poseen baja capacidad de interacción social, falta de coordinación motora y comportamientos diferenciados.

Las causas de la síndrome de asperger habitualmente son genéticas. Normalmente, el padre padece de esta patología o hay casos de autismo en familiares cercanos.

Algunos síntomas del trastorno de asperger en niños:

http://muysaludable.sanitas.es/wp-content/uploads/2018/01/17_-Qu%C3%A9-es-el-S%C3%ADndrome-de-Asperger-2.jpg

  1. Tienen que alejarse de los otros niños, prefiriendo jugar solos o con adultos.
  2. Preferen interactuar con adultos o solamente con personas con quienes tienen un mayor vínculo afectivo.
  1. Generalmente no les gustan las fiestas o los acontecimientos sociales, y tienden a evitar situaciones que la mayoría de los niños consideran agradables, como los juegos colectivos, vigorosos o con agitación excesiva.
  2. Desarrollan muchos rituales, que recuerdan el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), presentando una fuerte reacción emocional cuando no les es posible completarlos.
  3. Representan hablar, bromas y comportamiento repetitivo. Pueden siempre querer usar la misma ropa, comer las mismas cosas, ir a los mismos lugares o jugar los mismos juegos o con los mismos juguetes.
  4. Pueden presentar interés en otras cosas inusuales para un niño, por ejemplo: postes de iluminación, exprimidores de frutas, etiquetas de ropa, tipos de perfumes, cinta adhesiva.
  5. No preguntan cosas sobre las personas y sus opiniones.
  6. Memoria a largo plazo para hechos asombrosos; (generalmente aprenden rápido y muy temprano el alfabeto, los colores, formas geométricas y una cantidad mucho mayor que la esperada para la edad de nombres de objetos, personajes y otras cosas, siendo común observar un vocabulario bastante desarrollado, cuando no sofisticado, en niños con Asperger).
  7. Tienen una excelente percepción visual.
  8. Son críticas, rígidamente perfeccionistas y tienen dificultad en dividir juguetes.

Por presentar patrones de comportamiento y problemas que difieren mucho de niño a niño, no existe un régimen de tratamiento único para el trastorno de asperger, que puede ser tratado con medicamentos y terapias educativas o psicológicas.

Pie bot bilateral o unilateral: diagnóstico y tratamientos

El pie bot o pie varo es una mala formación congénita en la que el bebé ya nace con un pie orientado hacia adentro, teniendo el nombre de pie bot unilateral, o con los dos pies orientados hacia dentro, y en este caso, si es un pie bot bilateral.

Causas del pie bot o pie varo

Las causas de esa condición todavía se desconocen, pero algunos investigadores afirman que esta es una alteración genética, mientras que otros dicen que esto puede ocurrir cuando los ligamentos del pie y de los huesos de la cadera del bebé, por algún motivo, son más flojos que el normal.

El pie bot tiene cura, pudiendo el niño caminar normalmente cuando el tratamiento es hecho correctamente y poco después del nacimiento, de acuerdo con el método de Ponseti, en que se utiliza yeso y botas ortopédicas propias.

A pesar de este método, el tratamiento quirúrgico para pie bot bilateral y unilateral también es una opción, pero sólo cuando el método de Ponseti no funcione.

Sin embargo, la cirugía puede tener secuelas, como dolores en las piernas, rigidez y pérdida de fuerza en los músculos de las piernas y de los pies durante toda la vida, aunque la fisioterapia pueda ayudar.

Tratamiento para pie bot bilateral y unilateral

El tratamiento para pie varo por el método de Ponseti engloba la manipulación de las piernas del niño por el médico ortopedista y la colocación de yeso cada semana durante cerca de 5 meses. Después de este período, el niño debe usar unas botas ortopédicas 23 horas al día, durante 3 meses, y por la noche hasta completar los 3 o 4 años de edad.

Si el tratamiento por el método de Ponseti se realiza de forma correcta, se espera que el niño ande y se desarrolle normalmente.

Si este método no funciona, se aconseja la cirugía antes de que el bebé cumpla 1 año de edad. La cirugía mejora la apariencia del pie y el niño puede caminar, pero el niño va perdiendo fuerza en los músculos de las piernas y de los pies, que con el tiempo pueden causar dolor y quedar rígidos.

Sin embargo, la fisioterapia para pie torcido congénito puede ayudar, en este caso, mejorando la posición correcta de los pies y fortaleciendo los músculos de las piernas y de los pies del niño.

El pie bot bilateral y unilateral puede ser considerado deficiencia física cuando hay limitaciones, dificultades o deformidades que comprometen algunas actividades del día a día o la actividad profesional. En este caso, el laudo médico es necesario para atestiguar y comprobar la deficiencia.