Fiebre amarilla: Conoce sus síntomas

La fiebre amarilla es una enfermedad infecciosa febril aguda, causada por un virus transmitido por mosquitos vectores, y posee dos ciclos de transmisión: silvestre (cuando hay transmisión en área rural o de bosque) y urbano.

El virus es transmitido por la picadura de los mosquitos transmisores infectados y no existe posibilidad de transmisión directa de persona a persona.

La fiebre amarilla tiene importancia epidemiológica por su gravedad clínica y potencial de diseminación en áreas urbanas infestadas por el mosquito Aedes aegypti.

Los síntomas iniciales de la fiebre amarilla incluyen el inicio repentino de fiebre, escalofríos, dolor de cabeza intenso, dolor de espalda, dolor en el cuerpo en general, náuseas y vómitos, fatiga y debilidad.

La mayoría de la gente mejora después de estos síntomas iniciales, sin embargo, alrededor del 15% presentan un breve período de horas a un día sin síntomas y, entonces, desarrollan una forma más grave de la enfermedad.

En casos graves de fiebre amarilla, la persona puede desarrollar fiebre alta, ictericia (coloración amarillenta de la piel y del blanco de los ojos), hemorragia (especialmente a partir del tracto gastrointestinal) y, eventualmente insuficiencia de múltiples órganos.

Alrededor del 20% al 50% de las personas que desarrollan la enfermedad grave pueden morir.

Después de identificar algunos de estos síntomas, busque un médico en la unidad de salud más cercana e informe sobre cualquier viaje a áreas de riesgo en los 15 días anteriores al inicio de los síntomas.

Actualmente no existe un tratamiento para esta enfermedad siendo la vacunación la manera más eficaz de prevención,  otras formas de evitar la adquisición de esta enfermedad es el uso de repelentes recomendados. Así como el uso de vestimentas protectoras y de color claro.

Vacunas

La vacunación para la prevención de la fiebre amarilla es imprescindible para todos aquellos viajeros que se dirigen a países en donde existe un alto riesgo de contraer la enfermedad.

Puede ser administrada en los vacunatorios internacionales autorizados o en centros particulares como la Clínica Alemana Vitacura.

Es preciso mencionar que la vacuna contra la fiebre amarilla  es segura, asequible, eficaz y se requiere una sola dosis para garantizar la inmunidad durante toda la vida.

Comments are closed.