Cómo sacar los hijos del internet

Algunas generaciones sufrieron con las reclamaciones de salir para jugar en la calle y volver todo sucio a casa. Un poco más adelante en la infancia de mucho de nosotros, la queja de los padres era que vivíamos frente a la TV. nina 3

En estos días actuales, nuestros hijos han encontrado un nuevo vicio para pasar el tiempo: smartphones, notebook, tablet y cualquier dispositivo que tenga acceso a internet.

Todo ese entretenimiento tecnológico viene compitiendo con la vida real de una forma injusta. Después de todo, sabemos que es difícil sacar a los pequeños del frente de esos aparatos y estimularlos a vivir la vida real.

Echa un vistazo a estos consejos que te ayudarán a sacar los pequeños del internet: 

Sugiera juegos sin conexión

Regala a su hijo un juego de mesa o un rompecabezas, ayuda el pequeño a crear un nuevo juego y juega con él. Todo eso además de ser entretenido, hará con que ustedes pasen tiempo de calidad juntos.

Si no funciona, también puedes optar por actividades al aire libre y deportes como un juego de baloncesto, por ejemplo.

Tenga libros físicos

De acuerdo con un reciente estudio de la Universidad de Harvard, gadgets para leer cómo el Kindle o las tabletas pueden afectar el sueño, incluso de adultos. Siempre es bueno tener varias opciones de libros para leer con los pequeños.

Es muy importante estimular la lectura desde temprana edad y percibir los gustos literarios del pequeño también es una manera de conocer su personalidad.

Distracciones

Si usted ve que su hijo se está más ansioso sin la tecnología, estimule conversaciones sobre música, deportes o películas educativas sobre temas que los interesan, alejados del notebook, por supuesto.

Si todo sale mal, desconecta el WiFi

Sí, la medida es extrema. Pero ver por el lado bueno, con el WiFi desconectado ellos mismos van a encontrar otra manera de distraerse usando la creatividad.

Bebés: sepa más sobre la intensidad de luz recomendada

La intensidad de luz recomendada para la habitación del bebé es un tema que causa mucha dudas en las mamas.

Actualmente, investigaciones demuestran que la exposición a la luz artificial por la noche no es buena para la salud, sea directa por medio de aparatos LED, entre otras. bebé

La presencia de luz en la noche perjudica la calidad del sueño y afecta el funcionamiento de nuestro reloj biológico interno.

La presencia o no de luz señala a nuestro cuerpo que es hora de dormir o de despertar.

Dormir bien

Para descansar y tener buenas horas de sueño, el ambiente debe estar oscuro, tan oscuro que no se pueda ver la mano en el frente. Cuando pensamos en la habitación del bebé, sabemos que s una luz para cambiar el pañal en medio de la noche es necesaria.

La recomendación es que esa luz debe ser bajita, o sea, nada de un LED potente. Además, el ideal es apagar esa luz siempre cuando los padres no estén presentes en la habitación del bebé.

Según una publicación de la Harvard Medical School, de mayo de 2012, la luz de cualquier color afecta la producción de melatonina y obstaculizará nuestro sueño. El estudio también comparó 6.5 horas de exposición a la luz azul y la luz verde de las mismas intensidades y concluyó que la luz azul es capaz de suprimir dos veces más la producción de melatonina que la luz verde.

La conclusión de estas investigaciones mostró que el mejor color, la que menos afecta nuestro reloj biológico y la que menos interfiere en la producción de nuestra hormona de sueño, es el color rojo.

Ahora, aprovecha que sabes un poco más sobre la luminosidad recomendada para nuestra salud y haz del ambiente de sueño de tu hijo un rincón acogedor para que tenga noches de sueños mejores y más tranquilas.

Cómo mejorar el sueño de niños autistas

Es sabido por la ciencia que la persona autista duerme menos que las demás. Lo que es relativamente normal en la vida de los adultos, también es habitual en la rutina de los niños.

Los motivos

sueno 3

1.Exceso de estímulos

Esto sucede por algunos factores, responsables de una noche completamente agitada y un cotidiano con total irritación a los pequeños. Una de las razones para ello es la dificultad que el niño autista tiene en la concentración a un solo estímulo. A menudo, la propia decoración de una cama americana o de la habitación puede contribuir a este cuadro.

Pero no es sólo eso, ya que los ruidos venidos de fuera e incluso de dentro de casa sirven como inducción para esa situación. La información sensorial les proporciona una enorme cantidad de estímulos, lo que lleva a los pequeños a tener dificultades para procesar todo y agitarse.

2. Dificultad para diferenciar lo claro y lo oscuro

Otro factor que influye en el sueño de los niños autistas es justamente el hecho de que parte de ellos presentan dificultad para diferenciar lo claro y lo oscuro. Esta condición ocurre debido a la falta de percepción de la luz por el propio organismo, que a su vez tiende a producir menos melatonina, un neurotransmisor cerebral que ejerce influencia sobre el sueño.

¿Qué hacer para mejor el sueño del niño autista?

En primer lugar, se debe buscar ayuda profesional para que haya la intervención necesaria en la vida del niño. Sin embargo, hay algunas sugerencias que harán esa tarea más simple para los padres de niños autistas.

  • Trate de dejar la habitación del niño menos decorada posible. Una cama americana simple, un ambiente más neutro en colores y objetos, tiende a no estimular tanto el pequeño durante la noche;
  • Evite los ruidos internos y externos;
  • Deje el lugar más oscuro posible, para que su hijo pueda descansar;
  • Alimentos como café, chocolate y té son estimulantes y deben evitarse para que el niño tenga un sueño más tranquilo;
  • Los ejercicios que estimulan la actividad física son excelentes, sobre todo durante la tarde. Así, el niño puede incluso dormir mejor durante la noche;
  • Uso de una medicación que realmente funcione para el caso presentado por el niño (sólo bajo orientación médica);
  • Evite dormir en la misma habitación que el niño, recuerde que cuanto menos estímulos haya, mejor será.

Es aconsejable que los padres observen atentos algunos síntomas y comportamientos presentados durante la noche (que dejan los pequeños agitados). La convulsión y la epilepsia también pueden se manifiestan por la noche, por eso, todo cuidado debe ser tomado.