Maternidad: cómo evitar desesperarse por la perfección

Cuando las madres comparten experiencias e ideas, la maternidad tiende a ser más simple. Por eso, actualmente ya hacen el mayor éxito grupos en Facebook y otras redes sociales, dirigidos a las madres y a la maternidad.  madre

Sin embargo, este tipo de acercamiento entre las mujeres puede traer algo muy perjudicial también: las críticas sobre la forma de educar a sus hijos y lo que es ser una buena madre.

Lo importante ante esto es tener algo en mente: no hay una receta lista para convertirse en la mejor madre del mundo y más: ninguna madre es perfecta. No tienes que abrir su casa, dormitorio y mente para todas las personas que tienen opiniones acerca de la correcta forma de ser madre.

Ser madre no es una competencia

El anhelo por el perfeccionismo materno es muy grande, y al divulgar sólo el lado positivo, las madres aumentan el grado de exigencia para otras mujeres. Lo que además de irreal, puede ser muy frustrante, haciendo que muchas se desesperen por la perfección.

Conoce algunos consejos sobre cómo mantener un pensamiento saludable siendo madres:

1. Al escuchar una historia absurda de error de otra madre, no critique. Piense en las experiencias que nunca compartiste con nadie. Lo que es un error para usted puede no ser tan mal para otra persona. O, lo que es correcto para usted, puede ser un error muy grande para otra madre.

2.Siempre que escuchar o leer opiniones de otras madres sobre asuntos de la maternidad, pare y piense si eso es importante  o si tienes convicciones parecidas a la persona que opina. Recuerde que cada uno tiene el derecho de criar a los hijos de la forma que pueda y desea.

3. Voluntad de salir corriendo, cerrar la puerta del dormitorio y dejar al hijo que no para de llorar es una sensación que muchas madres comparten. No se culpe tanto por eso, pero aproveche para conversar con otras mujeres, de forma abierta, sobre situaciones parecidas.

4. Errar es parte del camino y, créeme, siempre vendrá, incluso cuando quieras acertar. No se culpe demasiado por eso y aprenda a superar cada error.

5. Al final, no importa si amamantas de una manera y las otras madres de otra, las dos son madres que buscan la mejor forma de educar y amar a sus hijos.

Comments are closed.