Los primeros paseos del bebé

Desde muy joven, el bebé se beneficia de pequeños paseos y actividades en parques y campos. Sólo es necesario tener criterio en la elección y duración del programa para no perturbar la pequeña rutina.http://cdn5.mamaeonline.com.br/wp-content/uploads/2014/01/passeio-com-bebe-620x413.jpg

Echa un vistazo a los consejos y pasea con tu pequeño:

Principales destinos

Al tercer mes, no todos las salidas son seguras. En esta etapa, el bebé aún no ha tomado las principales vacunas y lo mejor es evitar las aglomeraciones y espacios cerrados, tales como supermercados, centros comerciales, restaurantes e iglesias.

Las enfermedades respiratorias son las mayores amenazas de la época. En un recién nacido, cualquier gripe transmitida por un adulto se complica con facilidad y puede progresar rápidamente a la neumonía, por ejemplo.

Parques y casas de familiares cercanos terminan siendo buenas opciones para estos primeros recorridos. Poco a poco, a partir del tercer mes, se puede ampliar la gama de opciones, incluyendo una caminata a un centro cultural o en la casa de un amigo y así sucesivamente. En el sexto mes, su bebé puede prepararse para programas y viajes cortos.

Cómo deben ser los primeros recorridos de los bebés

Tenga en cuenta el clima y el coche que llevas. El coche paragua es práctico y además de proteger de la lluvia, también protege del sol. Acuerdese que el coche paragua es recomendable para bebés que ya pueden sentar.

Los padres también siempre deben llevar una bolsa con botellas de agua, mamadera pañales y cosas que encuentren esenciales.A menos que vaya a la pequeña plaza en la esquina de su casa, en todos los tours es importante llevar un kit con los elementos esenciales para alimentar al bebé y hacer su higiene. No inesperadamente, asegúrese de que la bolsa de viaje contiene:

- Cambiador portátil;

- Pañales desechables;

- Toallas para bebés;

- Ungüento o crema para la dermatitis del pañal;

- Un cambio completo de ropa;

- Mamadera (si no está amamantando);

- Babero;

- Pañales de algodón;

- Uno o dos de los juguetes favoritos del niño.

Garantice la comodidad del niño

Siempre que sea posible, optar por dejar la casa en períodos del día cuando la temperatura es fresca y asegúrese de que el niño no pase frío niño. La orientación es usar una pieza a más de que los adultos están usando.

Pero si las manos o los pies del bebé son fríos, es necesario reforzar la protección.En los días de baja temperatura, por ejemplo, se debe cubrir el coche con una manta o una sábana.

En los paseos al aire libre, evitar la luz del sol llege directamente al niño. Cuando el niño tiene entre 4 y 7 meses, lo ideal es alternar las posiciones, lo que le permite explorar el entorno y al mismo tiempo tranquilizar a la proximidad de los padres. A partir del octavo mes, prefieren dejar reposar mirando hacia fuera para que su pequeño explorador observe mejor el paisaje circundante.

Comments are closed.