Coches versus portabebés: ¿Qué es lo más recomendable?

Estás muy entusiasmado con la llegada del nuevo bebé a la familia y uno de los primeros accesorios que se vienen a la mente para el pequeño integrante son los coches. Sin embargo, luego descubres que existen los portabebés, ese accesorio de tela que permite acarrear al bebé de manera cómoda. ¿Cuál elegir? ¿En qué hay que fijarse?

El coche es una buena alternativa para quien cuenta con problemas de espalda y no coches_portabebespuede usar un portabebé por mucho tiempo. Mantiene al bebé tranquilo y además permite al adulto guardar cosas sobre él, porque generalmente trae compartimientos para ello. Sin embargo, uno de los aspectos negativos es que suelen ser muy complicados para llevar en el transporte público. Y si bien para eso existen los llamados coches paragua, de igual modo suele ser engorroso subirse al microbús con ellos.

Otro aspecto negativo del coche es que si lo usas, por ejemplo, para ir a dejar a tu bebé al jardín o guardería, no tienes cómo compactarlo para que ocupe menos espacio, cuestión que no sucede con un portabebé.

Conociendo los portabebés

Un portabebé, en tanto, es un aparato que nos permite llevar a las guaguas como si fueran en brazos, aunque con las manos libres. Es cómodo para usar en el transporte público y en lugares muy concurridos. El pequeño siempre va pegado al corazón de su porteador y eso lo deja mucho más tranquilo que en un coche, donde va alejado de su mamá o papá.

Existen variados modelos y estilos de portabebé. Los fulares y meitai que, gracias al doblez de una tela, permite llevar al niño desde que es recién nacido con toda comodidad. Y las bandoleras y mochilas ergonómicas que son ideales desde que los pequeños se sientan solos. Eso sí, se debe cuidar de usar un portabebé ergonómico, es decir, donde la guagua vaya sentada como una ranita –piernas en forma de M- sin que cuelgue de su mamá o papá.

 

 

Comments are closed.