Formas de convertir el baño en un espacio de diversión para los niños

bano_ninosLa imaginación vive en cada uno de los niños, es algo que tienen a flor de piel, y en su crecimiento y aprendizaje los pequeños aprehenden e interactúan con el mundo absorbiendo un cúmulo de estímulos desde todos los sentidos.
Es por ello que el mundo de la decoración tiene especial dedicación a la hora de pensar en los más pequeños, pues todo tiene que estar pensado desde lo lúdico y lo atractivo para captar su atención.
La hora del baño a veces puede ser un dolor de cabeza para los padres, quienes deben preocuparse de inculcar en los niños sus primeros hábitos de higiene. El contacto con el agua puede ser un tipo de contacto que genere ruido o inquietud, y por ello se hace necesario que los padres transformen el espacio del baño en un lugar de relajo, que por sobre todo transmita seguridad en los pequeños.

Colores y formas llenas de imaginación
Una forma de pensar la remodelación del baño es pensar en una propuesta divertida, que conviva con tonalidades fuertes y vibrantes, que llene de imaginación la mente de los niños y que pueda establecer conexión con accesorios infantiles para baño que sigan esta línea lúdica.
Los azulejos y cerámicas de colores son una buena forma de entregar color y generar a la vez divertidas combinaciones, o incluso figuras como caras o animales a través de mosaicos de color.
La aplicación de vinilos decorativos también es una buena herramienta para ambientar el baño. Las facilidades que entrega este material es que se pueden lograr un sinfín de figuras, siluetas y motivos para alegrar la estancia de los niños en la tina.
La decoración complementaria es otro acierto que puede lograr un gran cambio para estos ambientes. Instalar mobiliarios, sanitarios, vanitorios o espejos con formas divertidas de inmediato permite a los pequeños trasladarse hasta un mundo de fantasía.