¿Es tan necesario respetar la edad recomendada de los juguetes?

Si vamos a una juguetería podemos encontrar un sinfín de juguetes: desde los más baratos que no siempre cumplen con las normas mínimas de seguridad, hasta otros que son un poco más caros pero que generalmente son adecuados para un niño y cumplen algún fin pedagógico específico.

Sea como sea, todos los juguetes traen una edad mínima recomendada para su uso, sin embargo, no siempre se respetan están normativas. De hecho, es muy común ir a un cumpleaños infantil donde la mitad de los regalos no debiesen haber llegado a manos del cumpleañero, simplemente por una razón: el juguete no es adecuado para su edad. Pero… ¿es tan estricta esta indicación?juguetes

La verdad es que sí, porque cada juguete está pensado para el desarrollo de cada pequeño en el momento que corresponde. Muchos papás en Navidad cometen el error de no saber interpretar lo que los pequeños quisieron solicitar en su carta al Viejito Pascuero o simplemente dan por hecho que su hijo es mucho “más hábil” para su edad.

Lo que no debes dejar pasar

Dentro de las principales recomendaciones, por ejemplo, es no comprar juguetes que contengan piezas pequeñas a los menores de 3 años porque se corre el riesgo de ahogamiento. A esa edad, la mayoría de los pequeños descubren el mundo metiéndose todo a la boca y es por eso que hay que estar muy atentos.

De igual manera, hay que procurar que los materiales de los juguetes no sean tóxicos, por la misma razón anterior, y es que los pequeños suelen morder y chupar todo lo que encuentran.

Lo mismo sucede con los juguetes que contienen pilas. La mayoría de ellos las tienen dentro de un contenedor con tornillos por seguridad, sin embargo, no se recomienda que un niño menor de 3 años manipule algún elemento de entretención con estas características, ya que son muy curiosos y tragar alguna batería podría ser fatal.