Aspectos a tener en cuenta luego de vacunar a mi hijo

vacunar_hijoUna vacuna es algo necesario para todo bebé, pues le ayuda a prevenir enfermedades y a enfrentar la vida de manera más segura. Luego cumplir dos meses de vida normalmente son vacunados contra algunas enfermedades, porque hacerlo al momento del nacimiento sería inútil debido a que el bebé no haría las defensas necesarias como consecuencia a la vacuna.

Luego de que los niños reciben las vacunas, los padres tienen pocos conocimientos sobre la forma de cuidarlos, es por eso que a continuación le daremos una serie de consejos para que los puedan cuidar apropiadamente:

Algunas consideraciones

-No debes modificar su dieta, ni tampoco los horarios de alimentación, ya sea leche materna o artificial como de costumbre porque el efecto que hace la vacuna es hacer que el sistema inmunológico aprenda a defenderse por si un día llega el virus real, y esto es parte de la vida diaria, aunque en menor intensidad como por ejemplo cuando respira o se mete cosas a la boca.

-Si el bebé tiene hinchada la zona del pinchazo o le duele, debes aplicarle frío local para que disminuya el calor y la hinchazón.

-En el caso de que el niño presente fiebre que sobrepase los 37°, lo mejor es darle un paracetamol, y por ningún motivo un ibuprofeno pues está completamente contraindicado para los bebés.

-Si el niño no reacciona con fiebre, es recomendable mantenerlo cómodo, como por ejemplo bañarlo por un tiempo prolongado y mantenerlo con poca ropa.

-Si el niño está irritable se recomienda estar muy pendiente de él, tomarlo en brazos y hacerle mucho cariño.

Ahora bien, usted se estará preguntando sobre la efectividad de las vacunas, pues debe saber que su efectividad de cobertura es del 90% , por lo que es muy poco probable que contraiga la enfermedad por la que fue vacunado. Y en el caso extremo que sea contagiado, es muy difícil que lo transmita porque la mayoría de los niños también han sido vacunados.

Cómo cuidar a un bebé prematuro

cuidar_bebéprematuroEl bebé que nació prematuramente se ve más indefenso que los demás, y eso es porque nació antes de la semana 37 de embarazo. Es importante que luego de salir de la clínica se trate al bebé de manera normal sin obsesionarse con su estado, pero aun así debe estar consciente de que deberá tener cuidados especiales durante sus dos primeros años de vida, pues su desarrollo será distinto que los otros bebés. Es por ello que debe vigilar su crecimiento muy de cerca, y no olvidar que el pediatra será su mejor aliado en este proceso.

Debido a las sondas que tuvo el bebé durante su estancia en el hospital, podría tener ciertas cicatrices durante los primeros días; no obstante irán desapareciendo con el tiempo a medida que su piel madure.

Atenciones especiales

Cuando llegue a casa debe procurar tener ciertos cuidados, como por ejemplo:

-Al momento de llegar el bebé estará muy cansado, y podrá notarlo porque pasará el día llorando, dormido, o ambas. Además puede tener movimientos bruscos o parecer que está sobresaltado, pero no debe asustarse mucho pues es un efecto que irá desapareciendo con el tiempo conforme va madurando.

-Debe mantenerlo en un ambiente tranquilo, sin ruido, y alejándolo de la luz directa.

-Es probable que no llore cuando tenga hambre, debido a que su sistema nervioso es inmaduro aún y no podrá reaccionar, es por ello que tardará más tiempo en alimentarse. Asimismo le costará mantener la cabeza firme al mamar, por lo que la madre debe ayudarle a sujetar porque tendrá muy pocas fuerzas para hacerlo.

Conforme pase el tiempo puede que aún le cueste alimentarse, por lo que al comenzar con la mamadera deberá comprar una especial que cuente con un chupón más blando para que tenga que hacer un menor esfuerzo al succionar.

 

Conozca los 4 tipos de cáncer más frecuentes en los niños

40349_1Los niños son muy propensos a las enfermedades debido a que su fisiología es diferente y un poco más débil que los adultos. Existen muchas enfermedades que los atacan, algunas comunes y fáciles de combatir, como los resfríos y pestes; y otras muy difíciles como el cáncer.

El cáncer ataca a los niños por alguna predisposición genética, además de las causas asociadas a las infecciones de virus. Pero por fortuna, la incidencia de esta enfermedad en la niñez es menor, así como también el índice de recuperación es mayor que en los adultos.

Cánceres más frecuentes

A continuación les contaremos cuáles son los tipos de cáncer que más atacan a los niños.

1-Leucemia: Es el tipo de cáncer que ataca a los leucocitos, o los también llamados glóbulos blancos, que son los encargados de las defensas del organismo. Afectan a la médula ósea, interfiriendo en su funcionamiento normal, y por ende afectando en la producción de células sanguíneas normales. Además provoca problemas como hemorragias, anemia y deja el cuerpo indefenso frente a las infecciones.

2-El tumor del sistema nervioso central o de la médula espinal, provoca  síntomas que dependen de la ubicación del problema, y de su tamaño, pero que por lo general causa vómitos y fuertes dolores de cabeza, debido a que obstruye el flujo del líquido al cerebro, además de causar aumento de la presión intracraneal.

3- Neuroblastoma: Este tipo de cáncer ataca a los niños menores de 5 años, y afecta el sistema nervioso periférico. Algunos de sus síntomas suelen ser malestar general, fiebre, diarrea, inapetencia y diarrea.

4-Linfoma: es el cáncer que ataca al sistema linfático, el que consiste en una red de órganos y tejidos que son responsables de las defensas del organismo y de transportar uno de los componentes del sistema sanguíneo “linfa” que es el encargado de la nutrición celular.