¿Qué aprende el niño en la etapa preescolar?

niños preescolarDurante el periodo de la preescolaridad el niño adquiere nuevos conocimientos , aprende a adaptarse y a desarrollar habilidades sociales , a formar parte de un grupo, a trabajar en equipo y hacer amigos.

Además, te da experiencias y oportunidades que no se pueden entregar en casa, es por eso, que es tan importante que el niño vaya al colegio.

Un niño que comienza su etapa preescolar adquiere hábitos que facilitan su aprendizaje, además asistir al colegio ayuda a que el niño tenga un orden físico de un espacio en común con otras personas. Aprenden a administrar su tiempo, a trabajar  y aprender mejor.  Aquí al niño se le exige a que se concentren , sigan instrucciones, respeten horarios y tengan disciplina, lo que siempre es má difícil de adquirir en casa.

Lo beneficioso de ser parte de una escuela es que el niño aprende a ser miembro de un grupo, le entrega las herramientas para que sepan cómo desenvolverse en un grupo. Lo que ofrece un colegio al asistir diariamente a clases, es aprendizajes básicos de lenguaje, lectura y escritura, historia, matemáticas y de la convivencia.  Durante la etapa preescolar un niño comienza a formar su identidad.

Durante este proceso el niño aprende a desarrollar sus capacidades.

  • Destreza física: los juegos y ejercicios que involucran movimientos corporales, lo preparan para que pueda desarrollar cualquier deporte.

  • Expresión creativa: adquiere personalidad y confianza para dar a conocer sus ideas y se muestra de manera espontáneo.

  • Estimula el uso del lenguaje: el niño comienza a hablar y escuchar más. Su vocabulario se enriquece al jugar con otros niños, al escuchar a su profesora.

  • Entiende su entorno: la escuela lo ayuda a que entienda lo que pasa a su alrededor y comience a desarrollar valores, conocimientos y habilidades útiles para observar y participar de proyectos grupales.

Finalmente, son más los beneficios el mandar al colegio a un niño. los padres deben entender que le hacen un daño al dejarlo en la casa, sin compartir con otros niños y sin adquirir conocimientos que le ayudarán en la vida.