Fracturas de huesos en los niños

fracturas-en-nic3b1osEs normal que los niños no paren de correr, saltar, brincar y dar vueltas, por todos lados. Por lo mismo, es habitual que los niños se caigan y sufran fracturas de huesos en diferentes partes de su cuerpo siendo las más habituales en los brazos y piernas.

Al ser demasiado inquietos los niños, todos tienen la posibilidad de sufrir un accidente que termine con una extremidad fracturada. Sin embargo, son menos los casos de niñas que se fracturen todo dependerá del tipo de juegos que desarrollen o si participan de algún deporte de alto riesgo.

Al ser los huesos de los niños diferentes al del adulto, los que son más elásticos y más porosos, las fracturas también son distintas. Para los niños los ejercicios de recuperación suelen ser más sencillo debido a la alta capacidad de regeneración y remodelación del esqueleto, por su constante crecimiento.

Fracturas más frecuentes

  • De antebrazo y codo: es la más habitual en la infancia y se presenta por caídas sobre la mano.
  • Tobillo y tibia: se presenta al torcerse o doblarse el pie hacia arriba. Ocurre principalmente por un golpe, caída o la práctica de un deporte, como el fútbol.
  • De húmero: se puede producir en recién nacidos debido a un parto dificultoso. En los niños se puede presentar por un fuerte golpe.
  • De Clavícula: se puede dar durante un parto, en especial con los niños de gran tamaño. En los niños más grandes, se debe a una caída sobre el hombro o un fuerte golpe.

¿Cómo actuar en casa frente a una fractura?

Si su hijo llega quejándose o llorando con una evidente fractura de alguna extremidad lo más importante es que actúe rápido en auxilio del menor mientras que pueda ser atendido por un médico. Ante esto debe seguir los siguientes consejos:

-Use un cabestrillo o pañuelo que apoye e inmovilice la parte lesionada para que ayude a proteger del movimiento innecesario.

-En el caso de que se haya lastimado la pierna, no intente moverlo usted mismo y llame inmediatamente a emergencias para que los paramédicos supervisen el traslado y hagan que su hijo esté lo más cómodo posible.

-Evite darle algo de beber o cualquier medicamento para aliviar el dolor antes de consultar al médico.

-Si su hijo es mayor puede usar una compresa o toalla fría sobre la lesión para reducir el dolor, sin embargo esto no es recomendable si se trata de un niño pequeño pues el frío extremo de un hielo puede producir lesiones en pieles tan jóvenes y delicadas

En cuanto a los tratamientos dependerá del nivel de la fractura, si es leve o severa. No se debe dejar de saber que una fractura ya sea su nivel , siempre debe ser vista por un médico de manera inmediata, no se debe dejar pasar mucho tiempo.

En el caso de las leves, solo se necesitará de una férula o yeso, por un período de 3 o 4 semanas. Mientras que para las severas, es necesario de una intervención quirúrgica, ya que el doctor necesitará de manipular los huesos para alinearlos y la inmovilización será de mucho tiempo.

 

Comments are closed.