La importancia de la etapa preescolar

parvulariaLa Educación Parvularia es el primer nivel de la vida escolar, es donde se desarrollan los hábitos, habilidades y  actitudes que le permiten desarrollar una personalidad equilibrada  y asumir responsablemente con éxito los diferentes roles en la adultez.

La educadora de párvulos debe ser una profesional con vocación, que sea proactiva e innovadora.  Debe ser capaz de asumir roles de planificadora, realizadora y evaluadora del niño y su entorno.

La educación preescolar busca que el niño desarrolle un sentido positivo de sí mismo, conozca y respete su cuerpo y sea capaz de expresar sus sentimientos. El menor debe ser capaz de asumir roles distintos en actividades que realicen las parvularias dentro de un aula, deben aprender a trabajar en equipo y resolver conflictos a través, del diálogo.

Este nivel de educación, es el primero del sistema educacional chileno y favorece en forma sistemática y pertinente, aprendizajes de calidad para todos los párvulos, a través de diversos organismos e instituciones.

  • Sala Cuna Menor: niño/as de 84 días y un año de edad.

  • Sala Cuna Mayor: niño/as entre 1 y 2 años de edad.

  • Nivel Medio Menor: niños/as entre 2 y 3 años.

  • Nivel Medio Mayor: niños /as de 3 y 4 años.

  • Primer Nivel de Transición: niños/as de 4 y 5 años.

  • Segundo Nivel de Transición: niños/as de 5 y 6 años.

Es importante saber que ningún niño debe saltarse la etapa de la preescolaridad, ya que es fundamental para su desarrollo intelectual y social en el futuro. Por lo tanto, la responsabilidad de que el niño asista al jardín y al colegio en los primeros años de vida, es rol fundamental de los padres.

¿Qué hacer si le teme al preescolar?

En primer lugar se deben aliviar los temores del niño sentándose a hablar con él antes de que comience, específicamente introduciéndolo gradualmente a las actividades que se desarrollarán en la sala de clases. Esto se puede realizar realizando visitas previas al establecimiento educacional para que el infante facilite la entrada a un territorio desconocido, además esto permitirá que el niño conozca al profesor, que usted le pregunte sobre cuáles serán las rutinas diarias y por sobre todo informarle al educador sobre las debilidades de su hijo, como por ejemplo que sea demasiado tímido o hiperactivo. Todo esto permitirá que su hijo se familiarice con el lugar, con las personas y que se pueda sentir a gusto cuando llegue el momento de comenzar con las clases.

Es muy importante que usted no se sienta culpable por dejar al niño llorando el día que comiencen las clases, pues los educadores están entrenados para lidiar con estas emociones y serán capaces de calmarlo, sobre todo si usted previamente  le contó sobre su personalidad.

 

Comments are closed.