¿Cómo enseñar a un niño a contar?

nino-abaco3Muchos niños a los tres años son capaces de contar hasta el número 10. Sin embargo, no es tan sencillo para todos los menores, esta capacidad se debe más que nada a un avance en el lenguaje.

Es habitual que desde muy pequeño los niños  escuchen a los mayores usar constantemente los números ,  así es como van aprendiendo.  Es cierto, que a partir de los cuatro años, un pequeño va adquiriendo una comprensión más profunda de los números, pero también es de mucha ayuda que los padres los incentiven de alguna manera a conocer y comprender los números.

  • Cantando:  esta es una de las técnicas utilizadas por los padres para enseñar a los niños a contar. Lo habitual es que vaya acompañada de los dedos, con los que comprenden mejor los menores como identificar cada número.

  • Con tarjetas: Muchos padres y educadores utilizan esta medida para enseñar a los niños a identificar los números, esta técnica ayuda a reconocer el número y además a identificar cuántos objetos se deben colocar por número.

  • Con las manos: con esta técnica el niño va asociando el concepto de cantidad del número.

  • Un ábaco:  un niño desde los tres años puede empezar a manipularlo y entender el concepto de contar. Cuando el pequeño ya reconoce los números este objeto es útil para explicar la decena.

Finalmente el buen resultado se dará con un trabajo constante, tanto del pequeño como de su familia y sus educadores. Lo ideal es que lo enseñado en el colegio por las educadoras se refuerce en el hogar, sólo con este trabajo se podrá conseguir que un niño sepa contar.

 

La kinesiología para enfermedades respiratorias en niños

fisioterapia-respiratoriaDurante el invierno el frío, los cambios de temperatura y la humedad influyen en la propagación de enfermedades respiratorias, afectando principalmente a los niños de la casa.  Una enfermedad que compromete las vías respiratorias es molesta y peligrosa para cualquier niño e incluso para los padres, para muchos significan largas horas de espera en Urgencia, del hospital de su comuna.

Para las enfermedades respiratorias existe la Kinesiterapia,  que corresponde a una serie de maniobras destinadas  a eliminar las secreciones en la parte por donde fluye el aire en dirección a los pulmones y así aumentar la capacidad pulmonar del niño.

¿En qué consiste la Kinesiterapia?

Se comienza con maniobras con las manos, como vibraciones y presiones hechas sobre el tórax, lo que se busca es hacer un drenaje bronquial.Para esto, se necesita que el niño haga unos ejercicios voluntarios, como respirar por la boca y toser.  En los menores de un año es más difícil recibir respuestas voluntarias, por lo que en estos casos se deben hacer otros tipos de ejercicios, como el cambio de posición del bebé.

Dentro de las enfermedades más comunes que derivan a esta terapia son, la Bronquitis Obstructiva, Neumonías y Atelectacias (estado de colapso y falta de aire en una zona o todo el pulmón). También se debe recurrir  a esta terapia cuando una persona no es capaz de ventilar el pulmón de forma adecuada por sí solo.

Duración de la terapia

El tiempo dependerá principalmente del paciente, una terapia de kinesiterapia puede durar en promedio entre 3 a 15 sesiones , con un tiempo de 15 a 20 minutos cada una.

Por lo general, los niños son los que utilizan esta terapia, por lo que la mayoría de los menores asocian este método con una agresión , debido a que varios de ellos terminan llorando luego de las sesiones. Pero tranquilos, el llanto es parte de la terapia, por lo que no es peor o mejor que lo haga.

¿Cómo detectar problemas de aprendizaje en tu hijo?

problemas de aprendizajePara las madres no es fácil detectar cuando los hijos tienen problemas para aprender alguna materia en el colegio, pero para descubrir si el niño presenta dificultades de aprendizaje es necesario saber que hay factores que coexisten entre sí.

  • Cognitivo: pensamiento, razonamiento, concentración, atención y memoria.

  • Afectivo-social: actitud, motivación, voluntad y habilidades sociales.

  • Ambientales: lugar, estado mental, tiempo.

  • Factores madurativos:  se refiere a las posibilidades propias del desarrollo y del medio.

  • Factores emocionales: se observan con inhibición , es una represión de la operación de aprender.

Si el niño presenta estos factores es lo más probable que tenga conflictos con el aprendizaje. Si es así la etapa escolar se verá entorpecida, y lo más preocupante es que muchos de estos problemas no son detectados a tiempo o simplemente no son descubiertos.

Debemos entender que nos encontramos ante un problema de aprendizaje, cuando el niño presenta varias dificultades en las áreas de audición, habla, lectura, escritura, cálculo, razonamiento, y la atención.

Se debe saber que hay casos en los que ser prematuros al nacer afecta al aprendizaje en el futuro, debido a su bajo peso al nacer, la incompatibilidad sanguínea, o una lesión física que se gestó durante el embarazo.

Dentro de las señales más visibles que muestran el problema de aprendizaje de un niño están:

  • La inquietud

  • No puede concentrarse

  • No sigue instrucciones

  • Es impulsivo

  • Es lento para trabajar o desarrollar una actividad

  • Escribe y lee mal

  • Posee un déficit motriz y en el lenguaje

  • Se cansa con mayor facilidad que el resto.

De presentar estas señales tu hijo, es necesario que acuda con un especialista, en este caso con una psicopedagoga, es la única que sabe que método emplear con el niño para facilitar que aprenda las materias escolares.

Algunos de los problemas de aprendizaje más frecuentes son:

-La dislexia que corresponde a los que tienen dificultad para leer, que se manifiesta con problemas para distinguir la letra “b” con la “d”, los números “6” y “9”, así como también que confundan algunas palabras símiles entre sí. Esto no es un problema de visión, más bien es el cerebro el que invierte la secuencia de la información que recibe de los ojos.

Existe otro tipo de dislexia que es cuando la mente identifica correctamente la palabra que ve, sin embargo la persona tarda en relacionarla con su significado.

-Disgrafía es la dificultad para escribir como resultado de la dislexia que se manifiesta con problemas para entender el espacio o de una coordinación motora deficiente.

-Discapacidades en la memoria y en el procesamiento auditivo: que son las dificultades de comprender y recordar las palabras y los sonidos.

-Discalculia corresponde a la dificultad para realizar problemas matemáticos, que incluso llega al punto de no poder comprender los conceptos matemáticos básicos.

La importancia de la etapa preescolar

parvulariaLa Educación Parvularia es el primer nivel de la vida escolar, es donde se desarrollan los hábitos, habilidades y  actitudes que le permiten desarrollar una personalidad equilibrada  y asumir responsablemente con éxito los diferentes roles en la adultez.

La educadora de párvulos debe ser una profesional con vocación, que sea proactiva e innovadora.  Debe ser capaz de asumir roles de planificadora, realizadora y evaluadora del niño y su entorno.

La educación preescolar busca que el niño desarrolle un sentido positivo de sí mismo, conozca y respete su cuerpo y sea capaz de expresar sus sentimientos. El menor debe ser capaz de asumir roles distintos en actividades que realicen las parvularias dentro de un aula, deben aprender a trabajar en equipo y resolver conflictos a través, del diálogo.

Este nivel de educación, es el primero del sistema educacional chileno y favorece en forma sistemática y pertinente, aprendizajes de calidad para todos los párvulos, a través de diversos organismos e instituciones.

  • Sala Cuna Menor: niño/as de 84 días y un año de edad.

  • Sala Cuna Mayor: niño/as entre 1 y 2 años de edad.

  • Nivel Medio Menor: niños/as entre 2 y 3 años.

  • Nivel Medio Mayor: niños /as de 3 y 4 años.

  • Primer Nivel de Transición: niños/as de 4 y 5 años.

  • Segundo Nivel de Transición: niños/as de 5 y 6 años.

Es importante saber que ningún niño debe saltarse la etapa de la preescolaridad, ya que es fundamental para su desarrollo intelectual y social en el futuro. Por lo tanto, la responsabilidad de que el niño asista al jardín y al colegio en los primeros años de vida, es rol fundamental de los padres.

¿Qué hacer si le teme al preescolar?

En primer lugar se deben aliviar los temores del niño sentándose a hablar con él antes de que comience, específicamente introduciéndolo gradualmente a las actividades que se desarrollarán en la sala de clases. Esto se puede realizar realizando visitas previas al establecimiento educacional para que el infante facilite la entrada a un territorio desconocido, además esto permitirá que el niño conozca al profesor, que usted le pregunte sobre cuáles serán las rutinas diarias y por sobre todo informarle al educador sobre las debilidades de su hijo, como por ejemplo que sea demasiado tímido o hiperactivo. Todo esto permitirá que su hijo se familiarice con el lugar, con las personas y que se pueda sentir a gusto cuando llegue el momento de comenzar con las clases.

Es muy importante que usted no se sienta culpable por dejar al niño llorando el día que comiencen las clases, pues los educadores están entrenados para lidiar con estas emociones y serán capaces de calmarlo, sobre todo si usted previamente  le contó sobre su personalidad.

 

La importancia del espacio de estudio para los niños

Sala-de-estudio-para-los-ninos_consejoConseguir que los hijos se esfuercen, concentren y aprendan, no es para nada tarea fácil. Si queremos que los niños sean exitosos en los estudios es necesario que ellos dispongan de un lugar en la casa para poder estudiar y realizar sus tareas.

Tener un espacio en la casa o la habitación del niño, donde se concentre y no tenga distracciones, es fundamental. Y pasa por la distribución del espacio de su pieza, siempre es recomendable que un niño estudie o haga sus tareas en una zona neutra, para que se pueda concentrar mejor.

Una buena organización en función al tiempo y el ritmo de estudio, también es importante para que el estudiante haga las tareas de forma correcta.

Si lo que quieres es que tu hijo rinda correctamente en el colegio, es fundamental que le tengan su espacio de estudio, y no haga las tareas encima de mucha gente,  con la televisión prendida o esté en un ambiente de muchas distracciones. Por esto, algunas recomendaciones de los expertos para conseguir un buen ambiente de estudio son:

  • Habitación: El lugar de estudio debe ser siempre el mismo, para que no existan elementos distractores. Lo recomendable es que la pieza, cuente con un escritorio de tareas,  en un espacio amplio y con suficiente luz.

  • Muebles: El sector de estudio debe contar con algunos elementos básicos, como una mesa y silla. Idealmente ubicados en un sector con suficiente luz.

  • Serenidad: el lugar escogido debe ser de un ambiente silencioso, para permitir la concentración.

En cuanto, a las sesiones de estudio no deben ser muy extensas, es por esto, que es necesario que los padres planifiquen el tiempo de estudio, asignando uno determinado por cada asignatura.

Importante es dejar pausas de descansos de 15 a 20 minutos, dentro de la planificación se debe tomar en cuenta la dificultad de cada asignatura y ponerle tiempo en base a estos datos.

De seguir estos consejos,  serán notorios los cambios en el rendimiento del niño, siempre que cuente con su sector de estudio dentro de la casa.

El divorcio y los hijos

hijosMuchas parejas deciden poner fin a una relación de años por diferentes motivos. El divorcio es una situación muy dolorosa para la pareja que debe tomar la decisión, pero es mucho peor para los hijos.

Cuando una pareja se separa, se pierde una relación, sus sueños en común, su identidad como familia y pareja, sus amigos y su mundo en común. Por lo general, cuando se da esta situación ambos se sienten atrapados por el caos emocional.

Sin embargo, por más que los padres intentan divorciarse de forma civilizada y sin incluir a los hijos en estos temas, son los niños los que más padecen la decisión.

¿Qué pasa con los niños frente a un divorcio?

Los niños son incapaces de esconder sus emociones, por lo que al enterarse de la separación de sus padres, reaccionan de forma inmediata a la situación.

Dentro de las consecuencias que trae para un niño el divorcio de sus padres, está la pérdida de la cercanía física o emocional con ambos padres.

Además, dejan de percibir la identidad de familia, su estabilidad y su seguridad. También afecta de forma considerable su vida diaria, sus rutinas y la forma de relacionarse con las personas, en palabras simples, los niños entran en un estado emocional fuera de control.

¿Cuánto afecta a los niños?

La decisión de los padres de separarse tiene consecuencias negativas en los hijos, tanto temporales y permanentes. Sin embargo, hay que aclarar que los padres son una pieza clave para que los hijos tomen de mejor manera la decisión.

Aunque los costos a largo plazo que trae la separación de los padres para los hijos es un tema, ya que en un futuro les puede afectar considerablemente en su manera de relacionarse con el sexo opuesto, la forma en cómo resuelven sus conflictos y en algunos casos dejan de manejar sus emociones puede afectar su autoestima.

Es por eso que los padres deben tener en cuenta que es necesario satisfacer las necesidades físicas y emocionales del niño, aunque eso signifique una carga más a la difícil situación que están viviendo.