¿Qué colores usar en la habitación del bebé?

habitacion_infantilLa llegada de un nuevo integrante al grupo familiar sin duda es motivo de muchos cambios. Toda la familia debe adaptarse y ser parte de los cambios que una nueva responsabilidad genera y con ello se deben tomar decisiones importantes como por ejemplo, la decoración de la habitación del bebé.

En la habitación del bebé se debe tener en cuenta que será el primer espacio propio para tu hijo, un lugar en el que se encontrará a diario. Por eso hay que poner especial atención en los muebles que se usan, la combinación de colores y todos los elementos educativos que se pueden incluir.

Cuando se trata de escoger los colores de la pieza del bebé, hay temas clásicos, como la decisión por sexo, donde las opciones son celeste y rosado, combinado con blanco. Pero si bien estos clásicos siguen siendo una excelente alternativa, no hay que desechar otras opciones como la combinación de amarillos, verdes e incluso el rojo.

El juego de colores en la habitación queda al gusto de cada uno, lo importante es que siempre de mantenga una visión general de un espacio agradable, que de la sensación de tranquilidad y eso es algo que se logra con armonía de colores, no necesariamente con sólo dos tonos.

Muebles definitivamente blancos

En cuestión de muebles, aquí ninguna regla de colores vale. El blanco es el tono ideal para los muebles de una habitación infantil, este tipo de objetos permite aprovechar mejor y por más tiempo la luz natural.

Los muebles blancos además son una muestra de clase y estilo que permite lucir habitaciones más espaciosas y cálidas. Esto es muy importante cuando se trata de idear el espacio ideal para los más pequeños del hogar.

Por eso, el uso de muebles blancos es tan importante en la habitación del bebé, son una muestra de pulcritud y además son favorables para aprovechar mejor el espacio disponible, sin perder el estilo moderno.

Cuando de decore la habitación del bebé hay que hacerlo conscientes de que este lugar puede lucir completamente diferente al resto de la casa, no tiene porqué seguir los patrones de color y de estilo, se trata de crear un mundo completamente adaptado a las necesidades y a la comodidad del pequeño.

Comments are closed.