La importancia de la educación en la niñez

niños_estudiando

Para nadie es un misterio que la educación es la salida a la pobreza y para conseguir metas en la vida. De hecho, hasta hace poco tiempo, el mundo entero miraba a la educación preescolar y básica como un factor para conseguir la equidad social, hoy se consolida la visión de que la calidad de la educación en los primeros años permite aumentar la productividad país en el largo plazo. Y es que la neurociencia ha demostrado que el período en que el cerebro es más eficiente para el aprendizaje comienza antes de los 3 años por lo que una educación temprana posibilita la generación de capital humano y el aumento de la competitividad.

Invertir en la educación a temprana edad de acuerdo a esta premisa es más rentable que hacerlo a mayores edades, con el añadido de que contribuye al mismo tiempo a igualar oportunidades y a disminuir desventajas iniciales de los niños provenientes de familia de más bajos recursos, posibilitando la incorporación de la mujer al mercado laboral.

Especialistas han determinado que la educación en la infancia es decisiva para desarrollar habilidades cognitivas del lenguaje, interpersonales, socioemocionales y para lograr un adecuado desarrollo físico (nutrición, sensorial-motor). La inversión en educación temprana cumple una doble función: promueve equidad y justicia social y a la vez incrementa la productividad en la economía.

La gestación y los primeros 2 a 3 años de vida constituyen una ventana de vulnerabilidad para el desarrollo humano, y es que en esta etapa los niños están más expuestos a infecciones y su acelerado crecimiento y desarrollo se pueden ver amenazados si la nutrición es deficiente, generando efectos a largo plazo. Tanto la educación preescolar como básica presentan una serie de beneficios que si son bien aprovechados pueden traer mucha riqueza al país para su desarrollo.

Comments are closed.