Los niños y el uso de aire acondicionado

aire_acondicionadoMantener grata la temperatura de un lugar puede ser fundamental para sentirse cómodo en éste, sin embargo los equipos que se utilizan para ello, como el aire acondicionado, muchas veces pueden tener efectos adversos sobre todo en los más pequeños.

En invierno por ejemplo, el cambio brusco de temperaturas puede traer graves consecuencias. Es por eso que no se recomienda el uso excesivo de los equipos de aire acondicionado cuando hay un bebé o niño pequeño en casa.

Saliendo de la casa, es probable que a muchos de los lugares a donde se traslade con el bebé, se use este tipo de aparatos. La precaución debe ser el no mantener demasiado abrigado al pequeño al interior de estos lugares, si a un ambiente sofocante se suman kilos de ropa, la situación no mejora.

Debe considerar que si para un adulto las temperaturas sobre 30 ºC no son agradables, menos lo serán para un pequeño. De hecho la temperatura ideal para mantener a los pequeños es alrededor de los 25 grados ambiente.

Aire acondicionado en la habitación

Si cuenta con un equipo de aire acondicionado en la habitación del bebé la principal recomendación es que éste se encienda una hora antes de que lo acueste, y durante unos 20 minutos. Nunca debe dejarlo funcionando mientras el pequeño duerme.

Además, si un aparato de estos estará en permanente contacto con su hijo, la principal recomendación es que se realice la debida mantención, en el tiempo corrector y con los profesionales idóneos. Se deben mantener los filtros limpios pues es en estas partes donde se acumulan residuos que pueden derivar en enfermedades respiratorias.

Durante el día la habitación debe ventilarse con aire natural, de esta forma se favorece el cambio de aire y no se encierran virus que puedan afectar al menor.

Temperaturas altas

No sólo en invierno es necesario acondicionar el ambiente para que los pequeños se sientan cómodos y seguros. Después de todo, el frío se puede paliar usando más ropa, sin embargo en épocas de verano se invierten los papeles y, cuando se trata de niños, el calor puede ser aún más difícil de sobrellevar.

El uso de aire acondicionado es incluso más necesario en estas épocas del año. Ya que la exposición a los rayos del sol puede ser perjudicial, es necesario mantener el interior de la casa con una temperatura agradable.

En temporadas como esta tampoco se debe exponer directamente a los niños ante un equipo de este tipo. Lo mejor es acondicionar el lugar antes de mantener al tiempo en el por un periodo prolongado, además hay que mantener la hidratación del pequeño para evitar los golpes de calor.

Comments are closed.