Importancia de que los niños tengan habitación propia

muebles_habitacionNo es un secreto que el vínculo madre/hijo es fundamental y éste se debe fortalecer durante los primeros meses de vida del bebé. Es por ello que muchos padres prefieren que el pequeño duerma en la misma habitación que ellos, al menos durante los tres primeros meses.

Conforme pasan los años, el que cada niño cuente con su propia habitación resulta fundamental para fomentar en él la independencia y responsabilidad. Pero para que se acostumbre a tener su espacio es necesario situarlo en él lo más pronto posible, de esta forma no será un cambio brusco para el pequeño.

La habitación de un niño es un lugar para expresar su creatividad, explorar y sentirse libre de ordenar cada cosa donde él lo quiera. Debe servir tanto para sus momentos de creatividad como para los de estudio y de reuniones, es su centro de juegos y el lugar en que puede compartir con sus amigos y hermanos.

Un espacio para cada personalidad

habitaciones_niñosEn lo que respecta a la decoración del espacio, los padres tienen gran responsabilidad, primero que todo deben considerar que éste mismo lugar pasará por etapas, muy similares a las propias de cada niño, por lo tanto, muebles como la cama y el escritorio deben ser funcionales.

Si bien será él o ella quien vaya dando su propio toque personas a medida que crezca, la decisión en primera instancia es de los padres, ellos pueden optar por pintar la habitación de un color neutral, que quizá siga la línea decorativa del resto de la casa, o por algo más personalizado, con colores y/o tapices de temática infantil.

Como se ha dicho; la habitación no sólo es para dormir, también debe servir para estudiar y jugar. Es por ello que en cuanto a colores no es buena idea optar por muchos y muy fuertes. Por ejemplo poner en una misma habitación el rojo, fucsia, naranja.

Para los muebles lo mejor es considerar tonos delicados y poco invasivos, como el blanco. Por ejemplo, una cama que además posea cajones en la base para guardar su ropa, le permite optimizar el espacio y evitar una sobrecarga de muebles en la habitación.