Porqué someter a tu hijo a terapia ocupacional

niños_2Los niños, mientras más pequeños, más atención requieren de sus padres y cualquier conducta que signifique algún riesgo para su desarrollo educacional, necesita ser atendida a la brevedad por un especialista de la terapia infantil.

Las terapias ocupacionales infantiles se encargan de velar por el bienestar del menor combinando varios aspectos como los juegos, el aprendizaje y sus relaciones interpersonales.

Este tipo de terapias se recomienda para niños con problemas en el desarrollo psicomotor: motricidad gruesa (correr, saltar, jugar) o fina (escribir, colorear, recortar); hiperactivos, con dificultades de aprendizaje o atencionales. Estos niños tienden a no seguir instrucciones, les cuesta permanecer sentados y presentan conductas conflictivas con los demás.

El sitio ABC del Bebé señala dos de las principales razones por las que a un niño se le somete a una psicoterapia infantil; falta de maducación o estimulación y los trastornos genéticamente determinados, como la dispasia.

Quién determina si el niño requiere terapia

A la hora de determinar si un menor requiere someterse a algún tipo de terapia educacional, se necesita de un acuerdo entre los maestros, padres y psicólogos del establecimiento.

Esto también puede surgir por sugerencia directa del pediatra, quien además deberá ser consultado si esta medida es propuesta por alguna de las partes. De esta forma se puede llevar un control más acabado de la evolución del niño y de paso proporcionarle un tratamiento más completo.

Entre las pruebas de habilidades que se hacen a los niños durante estas terapias destacan las de Taca-taca, desarrollo de habilidades sensomotoras, sociales y de interacción, de autocuidado y relación con su entorno.